Usar o no usar epidural en el parto

 ¿Epidural sí o epidural no? si esperáis encontrar aquí la respuesta, no sigáis leyendo, porque sencillamente, epidural para quien la quiera y no para quien no la quiera. Es así de sencillo… ¿o no?

 Últimamente veo muchos frentes abiertos sobre si es mejor para el proceso del parto parir sin epidural, que si los avances están para algo, que si la epidural no te hacer ser la protagonista de tu parto, que si no hay necesidad de sufrir, que si vivir el dolor hará que ames más a tu hijo, etcétera. Y pienso ¿pero a quién quieren convencer? va a ser que eso que consideraba que era tan sencillo de “la epidural, para quien la quiera”, resulta que no lo es tanto. A algunas mujeres no les vale con tener sus motivos para tomar una u otra decisión, pretenden además que todas las de alrededor comulguen con sus ideas, además de que necesitan justificarse constantemente por su decisión, sea epidural sí o epidural no.

 Lo ideal sería no interferir en el proceso del parto excepto cuando sea necesario (volveremos luego a esta frase). Toda intervención conlleva alteraciones del proceso fisiológico normal. Por eso precisamente es legalmente obligatorio firmar un documento dando el consentimiento para que se administre la analgesia epidural.

8252017168_4996a48a13

 Y digo analgesia, porque es lo que debe ser, no una anestesia. La diferencia es clara, con la analgesia desaparece el dolor (o se disminuye enormemente) y se conserva la movilidad y cierta sensación táctil. Con la anestesia desaparecen la sensación táctil y la movilidad. En los partos se usa analgesia epidural, no anestesia epidural. ¿Que a alguna se os han quedado las piernas inmóviles tras la epidural? sí, es posible y frecuente, ¿qué tal habéis empujado así? porque muchas son incapaces de hacerlo al no tener ninguna sensibilidad, no notar la cabecita del bebé, no saber hacia dónde empujar (por cierto, de nada sirve que hayáis practicado pujos en preparación al parto, todas sabemos comer sin mordernos la lengua, es algo que tenemos más que practicado, pero cuando el dentista te anestesia, e fácil morderla al masticar… pues con el parto, la epidural y los pujos, ocurre igual).

 Generalmente la epidural trae consigo más intervenciones, con lo cual “lo malo” no viene sólo de la epidural en sí, sino del conjunto de intervenciones que conlleva. En la mayoría de los hospitales se usa una epidural que imposibilita levantarse de la cama y la ausencia de movimiento es una de las peores cosas que puede haber para la progresión del parto. En el pack de la epidural suelen incluirse una vía con suero, un aumento de controles de constantes vitales (puede provocar hipotensiones importantes y fiebre) que suponen un mayor número de interrupciones, es infrecuente que un parto con epidural no requiera oxitocina, que tiene sus propios efectos secundarios como medicación que es. Además, por la dificultad para empujar que he mencionado antes, aumenta la probabilidad de requerir instrumental para el expulsivo (ventosa, espátulas o fórceps), que suelen requerir en casi el 100% de las veces episiotomías que afectarán en menor o mayor medida al suelo pélvico (con posteriores posibles problemas de prolapsos, incontinencia y dolores en las relaciones sexuales). Hay también estudios que relacionan el uso de epidural en el parto con dificultades en el establecimiento de la lactancia materna.

220926690_23e7978ae7

 Además de las intervenciones, conlleva un cambio en la producción de endorfinas. Las endorfinas son esa sustancia que relacionamos con el placer (hacer ejercicio, comer chocolate…) y cuando el cuerpo siente dolor, desde el cerebro se manda la señal de segregar endorfinas, que proporcionan analgesia y euforia (son una sustancia opioide). Tras cada contracción, hay un pico de producción de endorfinas para contrarrestar. Con las contracciones el bebé no siente dolor, pero a veces tras muchas horas de parto, puede empezar a sentirse incómodo de tanto “apretón” uterino. Las endorfinas maternas atraviesan la placenta y le dan al pequeño un “chute” de bienestar. Como con la epidural no se siente el dolor, ya no son necesarias las endorfinas para la madre, así que desaparecen esos picos de producción y… tampoco le llegan al bebé. Os recuerdo que no las generan las contracciones, sino el dolor (contracciones seguirá habiendo con la epidural, pero no dolor). No significa que esto provoque sufrimiento en el bebé, sólo que deja de recibir esos “chutes” de bienestar tras cada contracción.

 Algunas madres recuerdan como muy desagradable la sensación de no sentir su cuerpo de cintura para abajo, quieren tener libertad de movimientos y poder sentir la salida de su hijo. No están dispuestas a exponerse a los riesgos de las intervenciones que acompañan a la epidural ni a los posibles efectos secundarios de esta. Y tampoco quieren privar a sus bebés de esas endorfinas.

2123769940_f1836789d3

 Vuelvo a la frase que dije antes: “Lo ideal sería no interferir en el proceso del parto excepto cuando sea necesario” ¿Y quién decide que es necesaria? la mujer, que no firma el consentimiento informado sin leerlo, sino que lo lee detenidamente y consulta con el anestesista todas las dudas que le surjan. La mujer para la que compensa asumir ese riesgo que pueden conllevar las intervenciones que se asocian a la epidural porque considera que aún con eso, el dolor del parto le va a hacer vivir una experiencia menos satisfactoria. La mujer no es dueña de su parto cuando no usa epidural, como muchas veces se dice, la mujer es dueña de su parto siempre, así como de sus decisiones.

 A menudo escucho “quería haber parido sin epidural, pero no fui capaz” o “¿pariste sin epidural? ¡qué valiente!” y esto no va de capacidades ni valentías, sino de deseos y decisiones. Capaces y valientes somos todas, igual que dar el pecho o leche artificial no te hace mejor o peor madre, ponerse la epidural o no, no define tus capacidades y tus aptitudes. Somos capaces de informarnos en profundidad y valientes de tomar nuestras propias decisiones, ¡eso sí que somos! Una misma decisión puede ser tan buena para una mujer, como mala para otra y todas son respetables.

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

 

65 comments

  1. mamablogger1 says:

    Des de mi experiencia personal creo que lo mejor es parto natural por que te recuperas mucho más rápido, pero si que es verdad que contra el dolor toda ayuda es poca!!!
    Mis dos partos fueron naturales y sin epidural, que ahora lo pienso y no se como tuve el valor de hacerlo, pero tengo que admitir que me siento muy orgullosa de haberlo conseguido!!!

    • Matronaonline says:

      Hay muchos métodos de alivio del dolor, pero evidentemente no son tan potentes como la epidural. Lo que hay que tener claro es que esto no funciona como un “todo o nada”, ¿no quieres epidural? pues busca beneficios en otras alternativas, que lo aliviarán bastante. Hay que considerar que, a más alivio, más efectos secundarios y si se quieren menos efectos secundarios, se obtendrá menos alivio. En el abanico de posibilidades, cada una debe quedarse con la que más le convenza ;)

  2. Lectora, profe y mamá says:

    A mí lo que me deja alucinada es que solo existan esos extremos: o epidural o dolor. Sé que hay otros métodos, pero en la mayoría de los hospitales no disponen de ellos. He leído mucho sobre los efectos de la epidural y no me siento partidaria, y a priori no me asusta la idea del dolor, pero me preocupa que si este es demasiado intenso no haya a mi disposición métodos paliativos diferentes a la epidural. Lejos de un avance, lo que me parece es un atraso, debería haber alternativas.

    • Matronaonline says:

      Depende de los hospitales, de las instalaciones y material del que dispongan, de los conocimientos de la persona que asista el parto sobre métodos alternativos del dolor… y, sobre todo, de la preparación de una misma. Es lo único que podemos asegurar y garantizar, porque hasta el día del parto no sabremos si la persona que nos asistirá se implicará en paliar el dolor de manera no farmacológica, si habrá mucho volumen de trabajo y ese material estará disponible o no… pero la preparación personal la lleva cada una ya desde su casa, y sirve de muchísimo ;)

  3. Marta says:

    Creo que es genial este tipo de posts, para informarse a las futuras mamás. Yo tenía una idea preconcebida con la epidural, no quería que me la pusieran, porque pensaba que así el padre no podría estar conmigo.
    Hasta que la matrona no me lo explicó, nada de nada. Eso sí, yo noté todo, y el goteo que habían puesto, me lo quitaron para poder hacer el trabajo expulsivo, con lo que muy bien.
    Y con la segunda, fue todo natural, la petite salió por si sola en menos de lo que canta un gallo.

    • Matronaonline says:

      Qué gusto así! jejeje

      A veces se hace eso de quitarla antes del expulsivo, siempre de acuerdo con lo que desee la mujer, por supuesto, o bajar un poco la dosis. Puede venir bien para recuperar cierta sensibilidad que permita empujar más efectivamente, aunque conlleve algo de dolor.

  4. Lectora, profe y mamá says:

    Por cierto, no estaría mal que nos ayudaras a repasar posibles ayudas contra el dolor para las que parimos en uno de esos hospitales de “o epidural o nada”. Tengo apuntada la pelota de pilates, cambios de postura, masajes lumbares, calor local (manta eléctrica), respiración y vocalización. Por desgracia, bañera solo tendré la de casa antes de ir al hospital (con lo que a mí me interesa esa opción).

    • Matronaonline says:

      Sabes si hay ducha al menos en la dilatación? lo que más alivia el dolor es la inmersión en agua caliente, aunque la ducha vale si no se dispone de esa opción. Os hablaré de varias alternativas y, muy en concreto, de una por la que he apostado fuertemente ;) pero esta es un trabajo de fondo, requiere preparación y trabajo durante el embarazo, no sólo el día del parto.

      • Lectora, profe y mamá says:

        Tengo entendido duchaspor una amiga que no hay duchas, pero el viernes que viene tengo cita con la matrona y quiero preguntarle con detalle… Me interesa mucho ese método que dices, si requiere preparación me pongo en cuanto nos lo cuentes… ;)

  5. Irene says:

    ¡Qué interesante! Como siempre decimos, lo fundamental es tener la información para poder tomar decisiones (no decisiones correctas, porque muchas veces no hay una opción correcta y otra equivocada, pero decisiones tomadas con libertad). Y que esas decisiones se respeten…

    Justo ayer estuve en una charla en el hospital al que me gustaría ir a parir, me gusta que ofrecen alternativas a la epidural (bañera, bandas elásticas suspendidas para “colgarse”, un arco a los pies de la cama, entonox…) y también la posibilidad de administrarla en diferentes dosis. Pero sobre todo que las alternativas no son excluyentes, porque creo que es difícil saber qué es lo que te va a funcionar.

    • Matronaonline says:

      Por supuesto! se pueden combinar entre sí y si pruebas una y no te convence… pues pasas a otra. El arco es fantástico para realizar los pujos y las bandas liberan mucho la zona lumbar cuando duele en las contracciones. Es fantástico que un centro ofrezca todos esos medios.

      Es muy difícil saber a posteriori si la decisión tomada ha sido correcta o no, porque jamás se puede volver atrás y escoger la otra opción para comprobar si hubiera sido mejor… por eso hay que informarse bien antes de elegir, para saber todas las situaciones a las que puede derivar nuestra elección. Y si se decide algo bien convencida de ello… seguro que será la opción correcta ;)

  6. El rincón de Mixka says:

    Bueno… Yo por “medio alusiones”… (Por mi reciente experiencia) Jajajajajajaja La verdad no entiendo (y me la trae bastante al pairo) si hay debate respecto a este tema. No le veo sentido. Igual que no le veo sentido a la guerra bibe vs teta. Cada cual que haga lo que quiera, tan simple como eso. No soporto a quiened quieren sentar cátedra sin conocer las particularidades de cada persona. No es justo y además es irrespetuoso. Pero ese es otro tema, jeje

    Yo sí que es cierto que tenía deseo de parir en este segundo parto sin epidural. Tengo tan claro que este sería el último parto, que me apetecía sentir y vivir cada momento. También es cierto que la experiencia del parto anterior me condicionó muchísimo. Pero cuando llegó el momento dije… ¡Jodo, que esto duele un huevo! Y cuando me preguntaron si quería epidural, vamos, es que ni lo dudé. No creo que fuera ni mejor ni peor. Fue mi decisión, fue mi parto, respetado, porque así lo decidí yo. Y no me creo ni más ni menos mujer, ni más ni menos valiente que una madre que haya parido a pelo. No me siento frustrada, ni cobarde ni nada. Parí a mi hijo igual que cualquier otra mujer en este mundo. Le di la vida igual. Cualquier debate al respecto yo creo que sobra.

    Me encanta que hables tan claramente y desmitifiques este tipo de cosas. :)

    • Matronaonline says:

      Es que estos bandos ridículos que se crean a veces son lo más absurdo que hay, más que nada porque suelen rodearse de cierto grado de intolerancia a otras opiniones que no sean las propias y eso no es nada respetuoso.

      Además estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, esto no es decir “¿qué color te gusta más, el amarillo o el azul?”, es una opinión bastante más transcendente y por ello depende muchísimo del contexto de cada persona y… ¿¡qué sabrá la gente de la vida de cada una!?

      Cuando se meten términos de capacidades, valentía, amor, poder… al hablar de la epidural, se mezclan churras con merinas. Es simple (o debería serlo), los riesgos son estos, el dolor es este, tú te informas, decides y nadie te tiene que decir ni pío!

  7. mamitanita says:

    Mola. Me mola leer sobre la epidural de forma objetiva. Yo me la puse. No estaba preparada para tener un parto “traumático” aunq si hubiera sabido más sobre ella igual habría conseguido una preparación. Siempre había oído contar a mi madre lo mal q pasó y la de horas de dolores q tuvo. He estado leyendo sobre un tipo de analgesia q te permite caminar.. veremos como se planea el próximo parto!

    • Matronaonline says:

      A mi la walking epidural me tenía maravillada hasta que una matrona me comentó que de “walking” nada, que permite cierta libertad de movimiento, como pasar de la cama a la pelota y mover la pelvis en la pelota (que desde luego no es poco), pero que no permite sostener bien el peso como para caminar. Aquí la verdad es que no puedo orientar, porque jamás he trabajado con ese tipo de epidural, así que no tengo mucha información fiable…

  8. yademasmama says:

    En mi caso la epidural me dejó sentir perfectamente la cabecita y pude empujar bien, y eso que me pusieron varias inyecciones “de refuerzo” durante la dilatación y el expulsivo. Creo que sin epidural no lo habría podido conseguir, me hizo el parto más llevadero y pude tener un rato de “descanso”. Pero mi parto, como te he contado mil veces, fue especial por lo doloroso, la oxitocina, las complicaciones… En mi caso, no puedo estar más que agradecida al inventor de la epidural.
    Quizá en estos casos en los que el parto se provoca con oxitocina a chorro sea bastante aconsejable. ¿Cómo lo ves?

    • Matronaonline says:

      Lo veo que si hizo que tuvieras un parto más satisfactorio, desde luego fue la mejor decisión que pudiste tomar. No hay 2 partos iguales, ni 2 mujeres iguales. Sólo una misma sabe lo que necesita ;)

  9. María (La cajita de música) says:

    Ya sabes que estaba deseando leer esta entrada, me ha parecido muy interesante. Creo que es fundamental que la mujer elija… Opino como Mika, ¿por qué tiene que haber debate? Que cada persona haga lo que la dé la gana. Sin embargo no sabes cuánta gente se mete conmigo cuando digo que, en principio, me gustaría parto sin epidural (y digo en principio porque me reservo poder cambiar de opinión en el momento del parto).

    Muchísimas gracias por toda esta valiosa información.. Es una pena que ya no pueda hacer uso de la preparación para parir sin epidural! Me temo que ya no tengo tiempo para ello… jeje.

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • Matronaonline says:

      Muchas mujeres dan a luz sin epidural y sin ninguna preparación previa, aunque claro que todos los apoyos “extra” suman probabilidad de lograrlo con éxito.
      Siento que se metan contigo por decir que no quieres epidural, cada uno que haga lo que quiera, pero igual que nos gusta que respeten nuestras decisiones, no hay que criticar las que no coincidan con las nuestras.

  10. Eva says:

    No creo que esto de epidural si, o no, sea para debatir. Cada cual que haga lo que crea más conveniente.
    Mi parto, fue sin epidural. Cuando mi ginecólogo, durante el embarazo, me pregunto lo que quería, le dije que no lo tenia claro, ya que ponerme la epidural, me daba pánico, por mis problemas de espalda y eso de que me pincharan en ella……..
    Deje la opción abierta, por si llegado el día la pedía a gritos.
    Al final, no me hizo falta, ya que cuando llegue al hospital, estaba dilata de siete centímetros. La matrona me pregunto si la quería, y en lo que me lo pensaba, porque estaba teniendo un parto de riñones, me volvió a mirar, y estaba dilatada de nueve centímetros…… Osea que al paritorio.
    Yo no estoy más orgullosa ni soy más madre que, otra que haya elegido ponerse la epidural. Simplemente una mujer y madre como todas las demás.
    Mil besos

    • Matronaonline says:

      Qué bonita esa última frase Eva! Totalmente de acuerdo, no hay malas o buenas opciones, simplemente para cada una y en un contexto determinado, unas opciones son mejores y otras peores (pero siempre “para una misma”) ;)

  11. Una mamá muy feliz says:

    Me ha sorprendido lo de epidural como analgésico!!! y es lógico que así sea, aunque creo que la realidad es distinta…En mi caso también me pusieron epidural pero como anestésia para la cesarea. Yo siempre había pensado en un parto sin epidural porque tenía la idea de que no se sentía nada con ella.

    Superinteresante este post!! Gracias

    • Matronaonline says:

      Gracias! parece una tontería llamar a la epidural de una u otra forma, pero no es lo mismo. Una correcta analgesia epidural debe permitir mover las piernas, aunque los movimientos sean más torpes que sin ella, y debe permitir sentir todas las contracciones, que no el dolor. Si una siente cuándo la tripa se pone dura, sabrá diferenciar mejor el momento óptimo para empujar ;)

  12. Una sonrisa para mamá says:

    Muy interesante! Lo ideal es que la mujer tenga toda la información y que pueda decidir. Que cada una haga lo que crea mejor, para mí todas las opciones son respetables. En mi cesarea me pusieron epidural y me dejaron las piernas dormidas un buen rato, y yo pensaba que con la epidural de un parto notabas las piernas, pero ya veo que no siempre.

    • Matronaonline says:

      Se deberían notar y poder mover, pero todo depende de la altura a la que esté colocado el extremo del catéter, del tipo de anestésicos usados, la dosis… cuanto más movimiento y sensación quede, mejor control a la hora de empujar. Aunque quede movimiento y cierta sensación táctil (como acorchado), no queda dolor.

  13. diasde48horas says:

    En mi caso no tenía nada decidido, firmé el consentimiento pero tenía pensado esperar a ver qué pasaba, si aguantaba bien el dolor o no. Al final tuvo que ser sí o sí por la cesárea. En el próximo asalto a ver si consigo librarme de que me abran en canal y volver al plan original :)
    De todas formas, no entiendo ese enfrentamiento entre el sí y el no… con lo fácil que sería que todo el mundo tome la decisión que le parezca correcta sin que nadie lo critique por ello…

    • Matronaonline says:

      No criticar? en este país? suena a utopía :( pero sí, sería lo ideal. Si uno mismo quiere que se respeten sus decisiones, debería empezar respetando las de los demás, la teoría es sencilla, pero… lo que les cuesta a unos llevarlo a la práctica oye! nadie como una misma para saber si conviene más ponerse la epidural o no!

    • Matronaonline says:

      Yo soy mucho de poner ejemplos jiji pero es cierto, a veces las embarazadas lo único que buscan en la preparación al parto es que les enseñes a respirar y a empujar. Respirar, ya saben, si no, estarían muertas!! si en el momento de el parto de manera puntual la matrona pide que respires rápido, lo haces, no tiene mayor dificultad. Y si vas acelerada y te dicen que respires más despacio, más de lo mismo.
      Con los pujos siempre pongo el ejemplo del dentista, comer sin masticarnos la lengua es algo que tenemos más que aprendido (más nos vale!), pero el dentista te anestesia… y ni control de babas, ni hablar sin parecer que llevas media botella de tequila encima… ni controlar dónde anda la lengua. Es lo que tiene el uso de anestésicos! por eso enseñar a empujar no sirve cuando se usa la epidural. Y cuando no se usa? lo difícil es no empujar, lo pide el cuerpo (y además los pujos alivian enormemente el dolor), es como si tienes ganas de estornudar y pretendes evitarlo!

  14. belix84 says:

    Yo lo tengo clarísimo, epidural sí. Siento pánico ante el dolor, y eso que mi umbral del dolor no es pequeño… Pero como tenga muchos dolores me bloquearé y si lo hago va a ser peor, instrumentación o cesárea :-(

    Aunque nunca se sabe, lo mismo soy de esas afortunadas que llegan casi dilatadas del todo y en nada está el bebe fuera ;-)

    Gente opinando habrá siempre. Generaciones más mayores que aproveches la epidural que ellas no pudieron. Otras mujeres jóvenes que no la uses, que todo tiene que ser muy natural, nada de nada o es que no estas dispuesta a sufrir por tu bebe…
    PEro yo me quedo con la gente que me quiere, que no dirá su opinión si no se la pregunto.

    • Matronaonline says:

      Pues eso es lo que hay que hacer, no dar opiniones si no se piden! si tienes claro que la quieres, desde luego es la mejor opción para ti. Aunque… te la pongas o no, tu parto va a ser absolutamente maravilloso si estoy yo contigo y lo sabes XD

  15. nosoyunadramamama says:

    Yo reconozco abiertamente que soy fan de la epidural, disfruté de mi primer parto porque no sentí dolor y eso a mí me hizo vivirlo de una forma más bonita. Con el segundo, llegué de 8 cm al hospital y no hubo tiempo de epidural, y durante media hora sentí el dolor más fuerte que nunca pude ni imaginar, cuando nació Rafa, sentí un alivio enorme pero a la vez estaba tan agotada que el cuerpo no me pedía ni estar con el peque, así que prefiero vivirlo sin dolor. Aún así, estoy mentalizada porque creo que para el tercero será imposible llegar a tiempo para la epidural teniendo en cuenta la rapidez de mis partos…

    • Matronaonline says:

      Eso te iba a decir, que con este ya puedes darte prisa!! jaja
      Tú que has vivido las 2 opciones, hablas con conocimiento y desde luego te convence más la epidural. A ver si en el tercero tienes suerte y llegas a tiempo para ponértela ;)

  16. Rural Baby Project says:

    Genial post! Gracias :-) Yo tampoco entiendo el debate, pero lo hay. Me encanta eso que has dicho de que es una decisión y no hay más. Estoy harta de que cada vez que sale a relucir el tema de lo que quiero hacer (porque lo intento evitar, pero a veces sale), la gente me diga: uy, no serás capaz, la pedirás a gritos. Y habían llegado a convencerme… A ver, creo que lo mejor es ir abierta a todo lo que pueda pasar, pero después de todo lo que he leído, me he informado, etc. tengo claro que, dentro de las posibilidades, me gustaría hacerlo sin. Por muchas razones y la mayoría personales. No pretendo que me den la razón o palmaditas en la espalda, pero tampoco que me pre-juzguen diciendo si seré capaz o no, como los que te dicen si tienes barriga de niño o niña por la forma de la barriga. Muchas gracias de nuevo por el post!

    • Matronaonline says:

      De nada! me alegro de que te gustara. Eso de “ya la pedirás a gritos” lo he escuchado decir hasta a alguna matrona! bueno pues… si la acabas pidiendo a gritos, te la tendrán que poner y punto, no sé qué problema hay.

      Es una pena eso que dices de que quieres evitar el tema… y te entiendo eh? te entiendo perfectamente, porque una acaba harta de consejos no pedidos y críticas, pero es una pena que la gente no tenga un poquito más de respeto y piense las cosas antes de hablar. Ponerse o no la epidural es una decisión meditada, no es un “de qué color me pongo hoy la blusa?”, así que todos y cada uno de los argumentos que da la gente, están más que pensados y requetepensados.

  17. planeandoserpadres says:

    Yo soy de las que quería parir sin epidural y tras la primera hora de parto inducido me dejé convencer por el papá de la bichilla para usarla. Como no me hizo efecto yo lo seguía sintiendo todo, pero no me dejaban moverme de la cama por los aparatejos de la inducción. Tras 2 intentos acabaron poniéndome la anestesia raquídea y me quedé descansando durante una hora ¡cuando ya había dilatado 9 centímetros sin enterarme de la epidural! Eso sí, yo sentía las piernas, la llegada de las contracciones, la cabeza de la bichilla presionando. Y sin embargo, cuando el parto acabó, la pierna izquierda se me quedó muerta por completo ¿sería que por fin la anestesia empezó a hacerme efecto y se me fue toda al mismo sitio?

    • Matronaonline says:

      Ufff… es que una inducción sin epidural es de lo más cañero que hay. No es infrecuente que a la primera no haga efecto o que quede alguna zona con dolor. Lo de la pierna completamente muerta no debería pasar, ni tras el parto ni antes (sería una anestesia, no una analgesia). A veces es complicado dar con el punto exacto del extremo del catéter, no donde pinchan, sino donde queda la puntita del tubito fino que meten. Cuando queda un poco lateralizado, suele dormirse más ese lado que el otro.

  18. ¡Y yo con estas barbas! says:

    ¡Qué post tan genial, querida… como siempre!

    Por un lado (y es lo maravilloso de tu blog: un blog enfocado hacia la “información”, hacia el post “útil”, frente a otros planteamientos más personales, de “relatos”, “experiencias”, etc… -tal y como yo lo veo-), siempre hay que leerlo y disfrutarlo hasta la última coma del último comentario… No solamente el post en sí, y ya está, porque muchas veces incluso es más completo o interesante lo que añades por los comentarios… Son el complemento perfecto para el escrito principal, precisamente por la diversidad de casos y opiniones de los que se asoman por aquí a comentar, y no creo faltar a la verdad si digo que a muchos nos encanta leer tus añadidos.

    Por otro lado, iba leyendo, y me parecía que te explayabas demasiado (que me parece genial, ojo… porque es información) en los “contras” a la epi… Como que me faltaba un poco el: -”Bueno… ahora es cuando hablará de los “pros”, supongo…”-, ¿sabes? Simplemente algo como lo que nos comenta Nosoyunadramamamá… Y que tardaba en llegar… Pero al final veo en el penúltimo párrafo que en cierta forma equilibras la balanza. (Aunque tampoco hay razón para equilibrar nada, en cualquier caso… que es tu post personal)

    Y por último, y para mí lo mejor… ¡chica, que me has emocionado! Al escribir sobre este tema, me has hecho recordar “mi” parto… el nacimiento de mi niña. Y bueno… metidos en la vorágine del día a día, muchas veces te cuesta mirar aunque sea unos meses atrás, y revivir ciertas cosas. Y gracias a ti llevo un rato recordando cómo fue aquel día, ¡y emocionadillo me pongo, oye…!

    Para añadir el toque personal al tema… yo he de contaros que íbamos informados, pero a la expectativa que cómo fuera evolucionando la cosa, como mucha gente: si no hay necesidad, no se pone (lo natural, siempre por delante…) Pero chica, reconozco que la cosa se tornó dura con el dolor, y es ahí cuando uno agradece vivir en el siglo XXI de los avances científicos… Y fue poner la epi, y te juro que como la noche y el día: a partir de ahí, como la seda. Tengo recuerdos “nublados” de si había movimiento de piernas o no -creo que no-, pero el caso es que el dolor remitió del todo. Y sí… hubo episiotomía y forceps -la cosa debió complicarse, porque por allí empezó a pasar gente, que parecía el camarote de los Hermanos Marx-, pero la niña salió bien y la mamá se recuperó bien también.

    Creo que siempre es preferible un parto natural, en la medida en que se pueda… ¡¡pero doy gracias a Todo-lo-agradecible-de-este-mundo, porque hoy día exista algo como la analgesia-anestesia, por si necesitamos una alternativa!!

    ¡¡Un millón de gracias por escribir lo que escribes, y disculpadme el ladrillazo que he soltado!! ¡¡¡Besazos de un padre emocionado, guapísima!!!

    • Matronaonline says:

      Ayyyy jooo, que me has emocionado y todo tú a mí! muchísimas gracias, de verdad, como bien dices, creo que es importante dar un punto de vista profesional, más que nada porque se está desvirtuando la atención a la maternidad en muchos casos con personas que cobran cuya formación no es más que su propia experiencia (que por cierto, suele ser siempre negativa “ya que a mí me pasó esto tan horrible, contrátame, que te lo cuento y así no te va a pasar a ti”).

      Es cierto que me he explayado con los contras de la epidural, porque como proceso fisiológico del parto, la epidural casi siempre es lo peorcito que hay. Pero en los paritorios no hay partos, hay personas pariendo. Puede parecer lo mismo, pero no lo es, el contexto personal puede darle mil vueltas al proceso fisiológico. Una no es un parto, una es una persona que está pariendo y siente dolor, muchísimo dolor, y si una quiere dejar de sentir ese dolor, se ha informado y quiere la epidural, bendito sea que no vivimos en el siglo XIII!!! Las personas estamos por encima de la fisiología, eso es algo que jamás se debe olvidar.

      Los comentarios me encantan! siempre me aportáis muchísimo y me encanta responderlos y añadir cosillas que no se hayan dicho en el post. Creo que los respondo todos… (si el señor WordPress no me la juega, como le he pillado alguna vez! ainsss)

      Besos!!

  19. pequeboom says:

    Parí con epidural y volvería a hacerlo, lo tuve claro desde el principio y no me arrepiento.
    Disfruté del parto, notaba las contracciones para poder empujar pero no tenía dolor, con el cansancia de tantas horas sin dormir ya tenía bastante.
    Tengo claro que repetiría.
    Es genial que lo expliques así de bien porque es verdad que en esto también hay bandos, es triste.

    • Matronaonline says:

      Así debería ser siempre, qué bien! es absurdo lo de los bandos, en esto y en todo, parece que a cada decisión le tiene que seguir la coletilla del “pues porque…” que la justifique, qué poco tolerantes somos a veces! ;)

  20. Ana says:

    Hablo desde la total ignorancia de quien no es madre, pero desde la esperanza de serlo algún día. No es posible empezar sin epidural y si no aguantas cambiar de idea? Hay algún “punto de no retorno”?

  21. Mukali says:

    Yo puesto que no he parido anteriormente y aún sabiendo algunos de los pros y contras creo que lo tomaría como decisión abierta, osea una vez allí, in situ. Es decir, no se como soportaré el dolor, pero tampoco me quiero cerrar ninguna puerta. Si dilato bien y veo que voy avanzando lo haría sin epidural, por supuesto, porque siempre creo en las cosas naturales, tal cual… pero decir de primeras no quiero epidural, no se si sería capaz, la verdad.

    Gracias por informarnos tan bien, eres un solete!!!

    • Matronaonline says:

      Uyyy jejeje muchas gracias!! :) me parece muy bien t postura, como no sabes exactamente cómo va a ser… pues ya lo irás viendo. A muchas les sorprende para mejor y a otras para peor, así que sólo ese mismo día podrás saber realmente lo que sientes y lo que deseas!

  22. Un Papá en Prácticas says:

    En nuestro caso, entre matronas y anestesistas, entraron como 10 veces ofreciéndonos la epidural. Dijimos que no en todas. Hasta que al final caímos. ¿Por qué no respetan más esta decisión? ¿Por qué te lo tienen que preguntar mil veces? Encima a la mamá jefa le dieron todos los efectos secundarios de golpe (temblores, bajada de tensión, mareos…). Un desastre.

    • Matronaonline says:

      Madre mía! Pues debería respetarse que sí se quiere la epidural al igual que si no se quiere. Muchas veces se insiste por paternalismo puro “es por tu bien, que así no te duele”, otras por aprovechar que está allí el anestesista y no hacerle volver después (que si está allí trabajando, tendrá que ir las veces que haga falta…), otras porque “molesta” escuchar a la mujer gritar… pero yo creo que, casi siempre, es porque realmente hay personal sanitario que no comprende qué necesidad hay de “sufrir”, hay personas que sólo ven válidas las opciones de los demás si coinciden con las decisiones que ellos mismos tomarían…

  23. BuggyMama says:

    Voy tardísmo como siempre, pero es un post genial y no quería dejarlo pasar.
    En mi caso me mentalice para no emplear la epidural y en casa iba sobrellevando bien el tema, pero te juro que cuando llegue y me tumbaron y me pusieron el monitor interno, no soportaba el dolor. Entraron a preguntarme si quería epidural y dije que quería intentar no ponérmela, pero como me dijeron que si no me la ponía en ese momento luego no podría y que si me tenían que hacer una cesárea de emergencia y no la tenía puesta me tendrían que dormir entera. Con eso me asusté y me la puse, aunque por fortuna me pusieron poca y tarde y pude notar las ganas de pujar.

    Lo comparto porque es genial

    Un beso guapa y gracias por escribir estas cosas!

    • Matronaonline says:

      Bueno si haces un viaje en coche tal vez tengas un accidente y tengan que operarte de urgencia, mejor entonces conducir en ayunas y quitarte todos los objetos metálicos por si acabas en quirófano… no? Y a lo mejor tienes un hijo con una enfermedad gravísima, para sufrir así, mejor no ser madre… es absurdo, la 9epidural puede ponerse en cualquier momento y no me parece ético que se meta miedo a las mujeres para coaccionarlas a tomar decisiones, cosa que por cierto, se hace a menudo en temas de maternidad…

      Me alegro de que te haya gustado el post ;)

  24. Mercè says:

    Estoy totalmente deacuerdo, que cada uno decide parir como quiere, y no por parir con epidural se es menos madre ni se quiere menos, CHORRADAS!!!, yo puedo hablar de mis partos y lo que yo he sentido y decidido. Tengo 6 hij@s, cinco partos naturales y un parto provocado y con epidural ( mi cuarto parto), en mi caso la epidural no me gustó nada, no se si era porque ya había parido tres veces de parto natural o que, sentia las contracciones y hasta avisé al gine que el bb estaba a punto de nacer dos pujos y nació, pero no podía moverme estaba monitorizada todo el tiempo, y allí dentro en el paritorio había un cachondeo impresionante, todos hablando contando chistes etc… En mis otros partos he conectado con mi hij@, vivido intensamente cada contracción, hablado susurrado con mi bb, he bailado con las contracciones disfrutado de ellas, he controlado mis pujos y dejar nacer con suavidad a mis hij@s, en fin, en mi caso parir de parto natural, la mejor deciaión de mi vida, volviese a parir seguro seria l más ntural e intimo posible

    • Matronaonline says:

      Guau Mercè qué gran familia la tuya! :) muchas gracias por compartir tu experiencia, me apena cuando contáis partos menos satisfactorios, queda mucho por mejorar, sobre todo en respeto. Pero me alegro de que vivieras de una forma tan positiva los otros 5, cuando se logra esa conexión, es una sensación insuperable!

  25. Punts Vius says:

    Una vez más, un post claro y profesional que presenta los pros y contras, y cada cual que elija lo que crea que le va a ir mejor. Mi cuñada no pudo escoger con la primera, porque donde parió no había opción de poner epidural, y con la segunda llegó dilatada de 7cm, así que no llegó a tiempo… Yo, si algún día llego, no sé qué haré, pero si puedo aliviar el dolor con métodos alternativos, mejor que mejor.
    Por cierto, ¿no se usa el óxido nitroso, como en el Reino Unido? Es algo que me sorprendió de los documentales de “Un bebé por minuto”, les enchufan la mascarita y a cada contracción, inspiración y a aliviar el dolor… A mi parecer se obtiene lo que toda madre desea: aliviar el dolor intenso de la contracción pero sin dejar de sentir lo que está ocurriendo.

    • Matronaonline says:

      Lo ideal es poder contar con todas las olciones posibles y que cualquier decisión sea respetada.
      En España se usa el óxido nitroso, pero no está tan extendido como en Inglaterra. Algunos hospitales no disponen de él. Es un método barato, sencillo y que no interfiere en el proceso del parto, por lo que es muy buena opción analgésica. Ojalá pronto esté presente en todos los hospitales.

  26. 1vin says:

    Gran entrada; ya he visto que comentastes también en “somos la leche”. Lo iba a enlazar justo XD a modo de deja vu

    Un abrazo matrona, veo que esto sigue viento en popa. Cuánto me alegro!

    • Matronaonline says:

      Jejeje sí!! Muchas gracias! Por cierto he soñado esta noche que leía un post tuyo curradísimo sobre cómo se elaboran los productos lácteos. Jaja, no me preguntes más, porque sólo recuerdo eso XD

  27. Carmen says:

    Buenas tardes:

    Soy anestesista. He tenido 3 partos con epidural. Conozco bien de lo que hablo, como profesional y como paciente. Este tipo de entradas no me parecen correctas; pq se exagera y se asusta a la gente ante una técnica muy segura y muy utilizada; y si es así es pq funciona fenomenal. Es cierto que tiene sus riesgos, pero casi no hablas de sus grandes beneficios, y de la sonrisa q tiene la mujer en la cara cuando es capaz de disfrutar de su propio parto, y de vivirlo como una experiancia positiva. La relajación de la musculatura que se produce cuando deja de estar agarrotada y contraída por tanto dolor.
    Creo que no hay que asustar a la gente, si no informarles y orientarles.
    A veces no siempre debe decidir la mujer, ella no sabe de partos (ni tiene por qué saber), no conozce cada fase del parto , ni está en condiciones de valorar determinadas situaciones en ese momento, sometida a estrés y dolor. Cada técnica tiene unas indicaciones, unas contraindicaciones y unos momentos en los q si es correcto ponerlo y otros no. Se debe tener siempre en cuenta el deseo materno, pero ahí estamos los profesionales para orientarlas en ese momento tan importante, sobre los q les vendría bien o no.
    Hay partos muy sencillos en los q no se necesita practicamente nada y los hay muy, muy complicados y dolorosísimos, por lo q no se puede decir SI ó NO de entrada a algo, si no ver como evoluciona y actuar en el momento.
    Sólo decir por último, que una mujer, por ponerse la epidural no es ni más ni menos valiente, ni su parto es menos natural que pariendo con dolor.

    Un saludo y disfrutad de vuestros peques.

    • Matronaonline says:

      Ufff estaba leyendo detenidamente tu comentario hasta el “a veces no siempre debe decidir la mujer, ella no sabe de partos (ni tiene por qué saber)” y ahí he perdido todo el interés. No sólo siempre debe decidir la mujer (y así lo determina nuestra legislación con la ley de autonomía del paciente), sino que sí tiene que saber sobre su parto. No me cabe duda de que sabrás muchísimo sobre la epidural, para eso eres anestesista, pero de la fisiología del parto parece que te falta información. No te parecerá correcta esta entrada, pero ambas sabemos que la advertencia de los consentimientos informados de que usando anestesia epidural es necesario con más frecuencia el uso de instrumentales en el expulsivo… no es ninguna mentira.
      Mi trabajo no es orientar a nadie. Mi trabajo es informar a las mujeres de las ventajas e inconvenientes de las distintas opciones que tienen las mujeres. Mi trabajo consiste en que las mujeres sepan sobre el proceso de sus partos para lograr que ellas puedan tomar sus propias decisiones con toda la información posible. Y te aseguro que apoyo cualquiera, sea la que sea, tanto si deciden parir sin epidural y pasar horas y horas de durísimo dolor, como si desean asumir los riesgos de la epidural y disfrutar de un parto tranquilo e indoloro. La única mala decisión es la tomada sin información. Para la fisiología del parto es mejor prescindir de epidural (de hecho si conoces la estrategia de atención al parto normal del Ministerio de Sanidad verás que las recomendaciones van encaminadas a intentar que desciendan las tasas de epidural en los partos en nuestro país. No lo digo yo, lo dice el Ministerio de Sanidad). De todas formas yo no trabajo con fisiologías de nada, trabajo con mujeres, así que tienen mucho más peso las decisiones que ellas tomen que el proceso fisiológico.
      No meto miedo con la epidural (porque no creo tampoco que sea algo como para asustarse, hasta un simple paracetamol tiene riesgos definidos en su prospecto, pero tampoco voy a decir que pese a ser un procedimiento seguro sea inocuo y esté exento de riesgos, porque no es cierto.

No te vayas sin comentar :)