¿Te trata mal el personal sanitario? quéjate por escrito

 ¿Aceptarías en un restaurante que el camarero te echara la bronca por pedir una hamburguesa con doble de queso y beicon, llena de grasas saturadas, en lugar de unas saludables verduras a la plancha? Si un día vas a la panadería a comprar unas magdalenas caseras a las que en lugar de echar azúcar, les han echado sal, ¿te lo callarías por si el siguiente día que vayas a comprar te tratan mal?, ¿y si vas a la peluquería y el peluquero te habla constantemente sin educación faltándote al respeto, te quedarías callada?

 Imagino que las 3 respuestas serán un rotundo no y si con un camarero, un panadero y un peluquero no permitís que se produzcan estas situaciones, ¿por qué lo hacéis algunas con el personal sanitario?

4682478111_cbaebb5351_z

 Es habitual escuchar a las embarazadas hablar sobre la bronca que va a echarles su ginecólogo o matrona con el aumento de peso, he de deciros que echar la bronca o hacer juicios de valor no son competencia de ningún profesional sanitario, si lo hacen, se están extralimitando de sus funciones. Ganar mucho peso en el embarazo tiene numerosos riesgos, se tarda más en explicarlos y proporcionar pautas de alimentación y ejercicio saludables que en echar la bronca, por eso algunos regañan, pero ese no es su papel, es el otro, el de promover la salud. No son padres ni madres de nadie, ni las embarazadas son crías rebeldes e ignorantes que no saben lo que hacen porque no entienden lo que pasa, así que no aceptéis que nadie os trate así.

 Muchas veces se producen situaciones desagradables en el parto por culpa de malas palabras o malas prácticas del personal sanitario y las mujeres no expresan su descontento por miedo a que las hagan menos caso a partir de entonces o las traten peor aún. No dicen nada y con ello no sólo no ven cumplidos algunos de sus deseos, sino que el recuerdo de aquel día nunca será como debiera haber sido.

 Y en ocasiones el personal sanitario habla verdaderamente mal a una mujer y, por ver a esa persona como alguien de autoridad, la mujer no dice ni pío, porque cree que ante esa persona hay que callarse y acatar cada palabra, aunque se acompañe de falta de respeto. Si una mujer presenta un plan de parto (más info aquí, aquí y aquí), la ley obliga al personal sanitario a respetarlo, si una mujer desea la epidural, ninguna matrona puede decir que qué clase de madre va a ser si no es capaz de vivir su parto de forma natural, si no desea una exploración vaginal y se la hacen, con una queja expedientarán a ese profesional y lo más probable es que ese episodio no se vuelva a repetir con otra mujer.

2208418133_c264c47e62_z

 He vivido, he leído y me han contado situaciones verdaderamente denunciables. Desde el típico “no te quejabas tanto cuando tu marido te lo hacía” en el momento del parto al “¿tú la píldora? con las pintas que tienes de tirarte a uno cada fin de semana, mejor usa preservativo si no quieres contagiarte de cualquier cosa”. Esto es INADMISIBLE.

 Es 99% culpa del personal sanitario que protagoniza estos actos, pero un 1% tengo que dárselo a todas aquellas mujeres que previamente pasaron por esa situación y se mantuvieron calladas. Si tú te has visto en una situación así, seguramente no hayas sido la primera a la que esa persona haya atendido mal. Si todas las mujeres mal atendidas antes que tú hubieran puesto una queja por escrito, seguramente te hubieran atendido bien. Es así de simple. A mí como mujer me dolería verme así tratada y que otras antes que yo no hubieran querido quejarse de ese trato, porque eso seguramente me hubiera evitado pasar por el mal trago.

3293117576_05f43d8305_z

 De nada sirve enfadarse con el mundo y decir las cosas al resto del personal sanitario ni en foros de internet, lo que no quede por escrito en el hospital, como si no hubiera existido. Y os aseguro que las quejas escritas son mínimas frente a las verbales, que no sirven prácticamente de nada, sobre todo cuando las quejas van dirigidas a quien no ha protagonizado el suceso desagradable.

 Sólo en vuestra mano está evitar que a otras mujeres las traten mal cuando sean atendidas. Si pasáis por una situación irregular, quejaos por escrito. Todas las mujeres que nos podamos ver en una situación así tenemos parte de responsabilidad y capacidad de evitar que otras pasen por este mal trago. Si nos callamos, alimentamos esas malas prácticas y ese mal trato.

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

 

 

 

 

 

 

 

42 comments

  1. másqueelprimerdía says:

    Aplausos para ti!! Toda la razón!!
    Cuando mi madre tuvo un aborto (entre yo y mi bro) y comentó con el anestesista que tenía miedo a que el legrado le doliera, éste le respondió: seguro que al hacerlo te dolió y no te quejaste tanto. Justo antes de practicarle un legrado!!!! Con lo mal que estás en esos momentos!!!!! Cómo puede tener alguien tan poco corazón y tanta mala educación? Ella no dijo nada, solo se puso a llorar…
    Esto lo supe ya de mayor y ya no se podía volver atrás, pero siempre me dice que estas cosas no hay que admitirlas, por muy triste que estés por haber perdido a tu bebé y por muy pocas ganas que tengas de discutir….
    un besito!

    • Matronaonline says:

      Jolin qué mal! qué injusto y qué innecesario es hacer esos comentarios. Que para el profesional un legrado sea algo habitual jamás debe justificar un trato distante y, muchísimo menos irrespetuoso, con la mujer. Es sorprendente cómo la gente se calla algunas cosas. Cierto que a veces una no está como para reclamar nada, hay momentos en los que toda la atención está centrada en otras cuestiones, como en los temas de salud. Pero cuando todo pasa, hay que dejar una queja por escrito. Estos tratos son inadmisibles. Si trabajas en un lugar donde hay mujeres que sufren y no te gusta, lo más adecuado sería que te dedicaras a otra cosa… así de fácil!
      Si pillara yo a ese anestesista… con el amor de mami que tienes!! :(

  2. Un Papá en Prácticas says:

    ¡Olé! ¡Cuánto nos quejamos de palabra y que poco por escrito! Nosotros la verdad es que estamos bastante enfadados con algunas cosas del parto (pero luego nace el bebé y ya no les prestas atención). Por suerte estuvimos rápido, porque a la mamá jefa ya le iba a hacer la episiotomía sin miramientos. Y menos mal que ella dijo que no. Luego Maramoto nació sin necesidad de practicarla. Y si no llega a ser porque reaccionó rápido, ya la estaban rajando… En fin.

    • Matronaonline says:

      Las palabras se las lleva el viento! incluso aunque se las digas al jefazo más jefazo de todos y te de la razón… eso dónde queda luego? todo por escrito, que quede constancia.

      Es muy triste que haya que estar pendiente de que se respeten los deseos, sobre todo en el parto, que ocurre lo que comentas, como ya está aquí el bebé y está bien… lo demás pasa a un 2º plano. Pero son prácticas que, como no reciben las quejas que debieran, se continúan realizando. No me refiero a la episiotomía en sí, sino a la falta de respeto a las decisiones. Es que no respetarlas es incumplir la ley, cuesta creerlo, pero es así!

  3. planeandoserpadres says:

    Yo soy de poco quejarme (incluso en los restaurantes). Luego lo arreglo todo no volviendo al lugar donde me lo han hecho pasar mal, pero claro en el tema de la asistencia sanitaria la cosa cambia. Yo sólo guardo recuerdo de las malas palabras del anestesista, porque la epidural no me hizo ningún efecto (las contracciones me dolían igual antes que después de ponérmela). La matrona lo hizo llamar otra vez, y me inyectó un refuerzo de la dosis a través del catéter, que tampoco me hizo ningún efecto. Así llegué a los 9 centímetros de dilatación en un parto inducido cuando volvió para ponerme esa anestesia raquídea mientras me decía que era una quejica y que en tiempo de mi abuela yo no habría sido capaz de aguantar un parto natural. La matrona fue la que se enfrentó a él diciéndole que no me estaba quejando apenas nada para ser una inducción, que lo estaba llevando todo perfectamente y que si le decía que me dolía que por favor me creyese. La última anestesia sí me hizo efecto desde el primer momento ¡pero para entonces el parto ya estaba casi acabado! Y fui tonta y no me quejé, pero es que en esos momentos estás pensando en tener a tu bichilla contigo, y ponerla al pecho y que te trasladen a la habitación, que de estas cosas te acuerdas cuando ya estás en casa.

    • Matronaonline says:

      Ya… pero si otras en tu misma situación se hubieran quejado, seguramente no hubieras tenido que pasar por eso :(

      No entiendo esa fijación que tienen algunos de pensar que las personas se quejan por gusto. Un anestesista no está en el paritorio para creer o dejar de creer a la gente, sino para poner la epidural a quien la solicite. Los juicios de valor, que los deje para cuando esté fuera del trabajo!

  4. María (La cajita de música) says:

    Estoy completamente de acuerdo!!! Y no solo en la asistencia sanitaria, en este país pecamos mucho de quejarnos a viva voz pero cuando hay que poner una queja formal… Todo el mundo escurre el bulto!! Situaciones como las que describes me parecen horribles, no creo que nadie tenga derecho a juzgar a ninguna persona!

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • Matronaonline says:

      Es cierto, hay numerosas quejas en foros de internet, en cartas al periódico, entre conocidos… pero esas cosas no valen de nada. Lo único que produce cambios es dejar una queja por escrito en Atención al Paciente. Hay mucho que mejorar y es responsabilidad de todos evitar situaciones desagradables.

  5. 1vin says:

    El problema es, el que se refleja en los comentarios; que siempre espermos a llegar a nuestra casa o a donde el familiar de turno para poner a parir a quien le toque o nos haya fastidiado el día. Lo que sucede en este país es que criticar, es deporte nacional; pero “hacen falta huevos” para algo tan simple como pedir una hoja de reclamaciones o poner una queja en atención al cliente; algo que debería realizarse con mucha más naturalidad. Somos así, que le vamos ha hacer!

    Para eso están esos servicios y esos formularios que tenemos derecho (todo usuario) a solicitar. Pero si no se ejerce el derecho, no vale llorar tras las esquinas haciéndonos los martires. En mi opinión, ni tanto ni tan calvo.

      • Matronaonline says:

        Uy no no no, que ahora en muchos sitios se habla de clientes, no de pacientes… cada vez más! aunque la verdad es que me suena fatal, es como admitir que la salud es un negocio y eso a veces puede dar miedo!

    • Matronaonline says:

      Claro, leo a veces en foros y escucho quejas de episodios bastante lamentables, de gente muy indignada, ¿han dejado queja escrita?… no… ¿entonces?

      Creo que todos tenemos parte de responsabilidad. Lo más probable es que, como usuarios, no seamos los primeros a los que atienden mal. Si todas esas personas que han sido atendidas con mala educación previamente se hubieran quejado, no viviríamos la mayoría de situaciones desagradables que vivimos. Si seguimos con la dinámica del “bueno, ya se quejará otro”, que no quepa duda de que la atención jamás mejorará.

  6. Pepa J.Calero says:

    Coincido absolutamente contigo. Si las mujeres supieran el poder que tienen y el que pueden ejercer con sus quejas por escrito, lo que no está escrito no existe, reza una máxima legal, la atención sanitaria sería totalmente distinta, mejor.
    Las palabras se las lleva el viento y lo escrito, escrito está. Llevas toda la razón compañera.

    • Matronaonline says:

      Eso es lo que falta, que se lo crean. Que sus derechos como usuarias en cuanto al respeto son exactamente los mismos les atienda un médico o un panadero.
      Si no se ponen quejas ante acontecimientos así, estas situaciones se perpetúan.
      Gracias por comentar :)

  7. Marta says:

    Señora matrona, tiene usted toda la razón. Somos muy dados a hablar por los codos del mal trato que pensamos haber recibido por personal profesional en cualquier ámbito de nuestra vida. No nos damos cuenta de que también pueden tener su propio mal día.
    En cualquier caso, está claro que el primer paso para que no vuelva a ocurrir algo así con ningún profesional, es hablarlo directamente con esa persona. Si aún así, vemos que tenemos razón, y que esa persona contesta mal, hace las cosas mal, etc… el siguiente paso es el que comentas. Porque además de poner la queja por escrito, y que hagan caso, puede servir para que esa persona no vuelva a hacerlo, y mejorar su praxis.
    Yo he puesto dos reclamaciones a personal sanitario. Bueno, realmente una, ya que la otra, hablamos con el director del CS, y nos comentó que la médico tenía problemas, y por no seguir… (luego me enteré, que esa misma persona tenía ya un montón de quejas, así era de agria…) Y la otra al jefe de departamento de gine. Recibimos contestación, indicándonos que estábamos en lo cierto, y que sobre el tema que protestábamos, era una regla que había puesto él en su servicio, no en el del departamento. Así que… Nos fastidiamos igualmente, pero la reclamación ha servido para que esa “regla” estúpida (no dejar entrar al padre cuando te exploran y te dicen si el bebé está bien, o tiene algún problema y el sexo) la hayan quitado.

    • Matronaonline says:

      Hiciste muy bien.

      Si esa médico tenía problemas que entorpecieran su correcta asistencia como profesional… blanco y en botella. Cuando tú trabajas en una tienda de ropa y tienes problemas que canalizas con faltas de educación con los clientes, te vas a la calle. Siendo trabajador público esto no es tan fácil, pero precisamente por eso son tan importantes las quejas.

      Y respecto a esa norma, absurda e injusta a más no poder, me alegro mucho de que las quejas hayan servido para eliminarla. A veces, el único camino para la mejora es la queja.

  8. Marmes says:

    Yo lo hice una vez, mi matrona no me dio la información correcta y no nos trató de forma adecuada y nos quejamos por escrito. Luego me enteré que no es la primera queja que ella recibía y a pesar de eso ella seguía realizando su trabajo, así que no sé hasta que punto realmente son válidas las quejas que se ponen y si realmente pueden cambiar algo.
    Espero no volverme a ver en esa situación, pero si lo hago no dudaré en volverme a quejar por escrito.

    • Matronaonline says:

      En la sanidad pública hace falta mucho para que tomen cartas en el asunto. Me parece que eso está fatal, porque la calidad asistencial debería ser la misma que en la privada, pero echar a un trabajador público no es tan fácil. De todas formas y, precisamente por esto, es muy importante lo que hiciste. Una queja a lo mejor no hace mucho, varias van haciendo más y muchas, consiguen mejoras ;)

  9. Ensancha los pulmones says:

    Muchísimas gracias por compartir estos conocimientos!
    Sobre todo me llamó la atención cuando hablas de echar bronca a la embarazada, a mí no me la echaron pero a una amiga sí, y el día del parto le dijeron “¿Cómo se te ocurre quedarte embarazada con tu obesidad mórbida, podrías matar a tu hija?”
    Es terrible escuchar esta clase de cosas en un momento tan especial en el que tanto apoyo se necesita

    • Matronaonline says:

      Pues eso es intolerable… sólo faltaba que nos dijeran cuándo podemos y cuándo no podemos embarazarnos! La labor del personal sanitario no es regañar, es explicar desde un inicio los riesgos que pudiera tener un embarazo en su situación, las formas de bajar de peso de manera saludable, el apoyo para que se produzca esa bajada de peso, si hay mayor riesgo, controlar más exhaustivamente la gestación… No decir esa frase acusadora y culpabilizadora!

  10. Sonia Martín says:

    Tienes toda la razón,no hacemos ninguna queja por escrito y así no se puede cambiar nada,mi cuñada tuvo un aborto espontaneo y la tuvieron que hacer un legrado,ella tiene 40 años y el ginecólogo que se lo hizo la dijo: es que has esperado mucho para tener hijos,que has estado haciendo todo ese tiempo? La pobre se quedo blanca entre lo que tenía y aguantar eso,buff; a ese señor menos profesional se le puede decir de todo. A ver sí cambiamos las cosas,me ha gustado el post.
    Besos

    • Matronaonline says:

      ¿A él qué c.. le importa? ¿o es que ahora hay que dar cuentas de todo lo que una hace en su vida? Yo comentarios sobre la edad he escuchado muchísimos, casi siempre haciendo alusión al egoísmo que tienen algunas mujeres por no querer renunciar a nada (trabajo, viajes, etc) y por ello, retrasan la maternidad, exponiéndose a más riesgos.
      ¿Que habrá mujeres que hagan eso? por supuesto, pero es una decisión libre, ellas saben que pueden tener más riesgos, pero les compensa esa decisión y nadie tiene por qué criticarla.
      Y no podemos olvidarnos de las mujeres que tienen su primer hijo tarde porque llevan a sus espaldas años y años de intentos fallidos. Es cruel etiquetar a todas de egoístas, cuando detrás de los embarazos tardíos hay tantísimo sufrimiento en muchas ocasiones.

  11. newlymami says:

    Más claro imposible. Muchas veces como bien dices nos quejamos con el mundo pero nada en papel, y de esta manera no cambian las cosas. Debemos reflejarlo para empezar a ver los cambios o por lo menos hacer eco de nuestro descontento dirigiéndonos a la persona indicada. Un abrazo y sigamos intentando cambiar las cosas :)

    • Matronaonline says:

      Si toda la gente que se queja de palabra lo dejara por escrito… otro gallo cantaría! todos podemos poner nuestro granito de arena para conseguir que la asistencia sanitaria sea inmejorable ;)

  12. mamá puede says:

    Pues tienes toda la razón, pero claro también entiendo que la gente se calle por sí acaso luego el trato es peor…
    Aunque claro una vez que empiezas a quejarte si te tratan peor luego ya si que no puedes dejarlo pasar y te quejas a quién haga falta!

    Yo no tengo queja del personal sanitario, la verdad

    • Matronaonline says:

      Espero que jamás me pongan una queja por mi atención, porque es algo que yo me tomo muy en serio, pero si se diera el caso, muy tonta tendría que ser si por ello tratara aún peor en la mujer. ¿Qué buscaría? ¿más quejas?
      De todas formas entiendo el miedo, las quejas pueden ponerse perfectamente cuando una se va de alta del hospital ;)

  13. BuggyMama says:

    Estoy de acuerdo totalmente! Aunque si que hay como un acuerdo tácito en que los sanitarios siempre te dicen las cosas por tu bien y por eso no te puedes quejar…

    En mi caso, no me trataron mal en el sentido de faltarme al respeto ni cosas por el estilo, pero dulcemente me llevaron a su terreno (y yo no quería ir…)

    Excelente post de concienciación! Genial como siempre!

    Un beso guapa!

    • Matronaonline says:

      Muchas gracias!

      Lo de “es por tu bien” dejémoslo a los padres y madres con sus niños pequeños… la labor del personal sanitario es informar y actuar en consecuencia con la decisión de la mujer (excepto casos de emergencia vital). Esto es lo que dice la ley, que está por encima de lo que denominas “acuerdo tácito” que yo llamo… trabajar fatal!

      A veces con buenas palabras (y dulces sonrisas) se acaba convenciendo a las mujeres de cosas que no desean. Si te convencen y aceptas, está claro que después no puede ponerse una queja por algo que hayan hecho en contra de tu consentimiento… aunque mal está eso de convencer igualmente.

      Cuesta mucho que el personal sanitario se de cuenta de que es la mujer la que decide en la mayoría de las ocasiones y… les cuesta aún más a las mujeres creerselo!

    • Matronaonline says:

      Jajaja bueno, nadie es perfecto, eh? pero desde luego a mí jamás se me ocurriría faltarle el respeto a nadie, es algo con lo que no puedo. Ni en el trabajo ni en ningún sitio, con lo poco que cuesta ser amable y educado…

  14. nosoyunadramamama says:

    Algunas de las frases que tú mencionas son tremendas!!! es cierto que no somos de poner por escrito quejas aunque yo soy más de dar una contestación, por lo menos para que sepan dónde no tienen que meterse. En cualquier caso, nunca me han dicho cosas de ese estilo y tampoco en general me he sentido tratada de forma inadecuada, aunque sí creo que a veces se tiene poco tacto a la hora de decir o hacer algunas cosas. En cualquier caso, si alguna vez considero que algo es lo suficientemente desagradable, no dudes que me quejaré donde corresponda…y mucho!

  15. yademasmama says:

    Madre mía, esos ejemplos que pones ¡son terribles! ¡Cómo se ha podido decir eso! Supongo que si esto no se ha denunciado es porque aún pesa la imagen del personal sanitario, o la bata blanca, como un dios que lo que dice, va a misa. Mi suegra habla del médico del pueblo como si fuera el rey, es increíble, y yo nunca lo he entendido.
    Haces muy bien en animarnos a quejarnos si se comete alguna extralimitación de este tipo, yo soy de las que se quedan calladas y no puede ser. Cada vez me indigno y me quejo más.
    Un beso, matrona.

    • Matronaonline says:

      Eso de los pueblos es cierto. Es habitual incluso, en las zonas rurales, darle algún obsequio al médico tras cada visita. Mi abuela me ha contado que incluso en su época era el médico el que decidía qué debías darle… Todos tenemos los mismos derechos y la falta de respeto no va ligada a tener una u otra profesión.

  16. maría says:

    Lo siento, pero es verdad. En la actualidad los médicos y enfermeras (más si se trata de gines y matronas) son tratados como los nuevos dioses, donde su palabra es la última y es impensable que puedan equivocarse.
    Yo me he quejado reiteradamente en mi último embarazo y, lo siento, pero sí es cierto que me trataron peor. Mucho peor, he de decir. Tanto que en este embarazo me estoy planteando callar y tragar.
    Es una realidad, y no vale de nada, ni oral ni por escrito. Las cosas no van a cambiar porque las usuarias nos quejemos, básicamente porque yo lo he hecho y no ha cambiado nada.
    Tienen que cambiar desde la Universidad. A nosotros nos daban ética y deontología de nuestra profesión en la Uni, quizá habría que empezar por ahí, y recordarles, como se le recordaba a Julio César al oído, que todos somos mortales…
    Un saludo!!!
    Podrías hablar de los fórceps? de su utilidad y cuándo es realmente necesario usarlos? Gracias!!!

    • Matronaonline says:

      Hola María! yo desde dentro puedo asegurarte que las quejas sirven (aunque hagan falta muchas, que también es cierto) y los expedientes disciplinarios son una realidad. El problema es que poca gente que se ve en estas situaciones realiza la queja de manera efectiva. Si se sancionaran todas las situaciones en las que se ha obrado mal, la atención mejoraría mucho!

      En la carrera se da ética en una asignatura específica y, en todas las demás, el respeto al paciente está presente en todo momento. El problema de la falta de educación y el egocentrismo me temo que, en la mayoría de los casos, viene de mucho antes. No se puede esperar a llegar a la universidad para darse cuenta de que todas las personas merecen un respeto.

      El problema de “dioses” es problema del personal que se lo crea y así actúe y de las mujeres que así los traten, es la pescadilla que se muerde la cola. Esto es una profesión como cualquier otra. Estudiar para ser médico o matrona no otorga propiedades divinas, igual que tampoco lo otorga estudiar derecho, una ingeniería o montar un bar… pero parece que socialmente estamos más dispuestos a aceptar que ciertos comentarios que provienen del personal sanitario fuera de lugar hay que callárselos.

      Personalmente creo que algo falla cuando, dedicándote a lo que te dediques, olvidas que también perteneces “al otro lado”. Yo soy matrona, pero también soy mujer y usuaria. Me gusta que me traten con respeto, por lo tanto yo hago lo mismo. Cuando esto se olvida, es culpa de esa persona en concreto a nivel individual, no del colectivo (ginecólogos o matronas). Malos y buenos profesionales hay en todos los ámbitos.

      Me parece fatal que te trataran peor por quejarte, eso es precisamente otro motivo de queja. Seguir poniendo reclamaciones o no, es una decisión que sólo tú sabrás si debes tomar, sólo deseo que esta vez, no te haga falta!

      Hablaré de los fórceps, aunque decir cuándo son realmente necesarios depende de muchas cosas, como por ejemplo la destreza de cada ginecólogo, así que no se puede generalizar ;)

  17. belix84 says:

    Soy trabajadora pública y suscribo lo que han expresado aquí varias chicas, muchas personas se quejan de voz pero por escrito no. Sea el servicio que sea.

    En los servicios públicos si la queja no es por escrito no vale para nada. Pero la reiteración de quejas por los tramites adecuados sí. Las pocas cosas que en mi centro se han conseguido mejorar han sido gracias a la reiteración. Así que no dejeis de quejaros, por favor!!

    Estos malos trabajadores son los que dan mala fama a los trabajadores públicos, y al igual que vosotras los sufrís también lo hacen sus compañeros. Y es muy frustrante ver como el de al lado se comporta así y nadie se queja. Y mientras los compañeros o subordinados teniendo que soportarlo.

    Por cierto los empleados públicos estamos obligados a dar nuestro nombre y apellido si se solicita. Así que quejas para aquel que no cumpla.

    • Matronaonline says:

      Es cierto, hacen falta muchas quejas y si a eso sumamos que la mayoría de la gente se queja verbalmente y no por escrito, da la sensación de que no sirve para nada, pero es la única forma de mejorar el servicio. También hay que ver qué tipo de quejas se ponen, me han conado algunas mujeres situaciones que con una sola queja habría sido más que suficiente, por la gravedad de los hechos, pero como no han dicho nada… pues evidentemente, no ha pasado nada.
      Estoy de acuerdo contigo en que malos trabajadores así son los que crean mala fama al resto, además de crear en ocasiones muy mal ambiente de trabajo que repercute en el usuario.
      Hay mucha gente muy válida en paro y es una pena que algunos malos profesionales (del sector que sea) estén ocupando un puesto desde donde se atiende sin respeto a los usuarios.

  18. Mikel says:

    Desgraciadamente mi pareja y yo hemos sufrido una mala experiencia con el nacimiento de nuestro primer hijo. Evidentemente, antes de volver a casa con nuestro hijo, puse la correspondiente hoja de reclamaciones. Aún estoy esperando respuesta, aunque dudo que sirva de mucho.
    Lo que sí os animo es a que os quejéis si recibís un trato vejatorio, como fue nuestro caso. La suma de todos nos dará la razón.
    Si sois usuarios del Hospital Punta de Europa de Algeciras, que sepáis que existe una matrona de muy mala fama (ganada a pulso), la cual no sé que se debería hacer para que no siguiese ejerciendo.
    Por desgracia nos destrozaste el que debería ser el día más feliz de nuestras vidas, espero que cuando K*** deje de ejercer se habrá hecho justicia.

    • Matronaonline says:

      Vaya Mikel, siento muchísimo tu experiencia… pero te felicito por esa reclamación. Es cierto que parece que deba pasar algo gravísimo para que tomen cartas en el asunto, pero un cúmulo de quejas sobre el mismo profesional no se puede pasar por alto… granito a granito de arena, hacemos montañas. Espero que no tengais que veros jamás de nuevo en una situación desagradable en temas de sanidad. Os mando todo mi apoyo!

No te vayas sin comentar :)