Real Decreto de prescripción enfermera

Un mal regalo navideño ha tenido el sector sanitario. Seguramente os suene de leerlo en algún periódico, el día 23 se publicó en el BOE (haciéndose efectivo el 24 de diciembre) el Real Decreto 954/2015 por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, más conocido como “Prescripción enfermera“. Os conté hace meses lo que se venía buscando con este RD: desde hace décadas el personal de enfermería venía ejerciendo de forma habitual tareas sin respaldo legal, por lo que la petición era simple: no queremos hacer más de lo que hacemos, queremos que lo que ya hacemos esté respaldado por la ley. Se había llegado a un acuerdo general, el RD estaba ya redactado y… el escándalo surgió al publicarse el RD con un artículo (el artículo 3) modificado en el último momento sin notificación alguna a las instituciones enfermeras, el Consejo de Estado y de las Comunidades Autónomas, que son quienes realmente gestionan la sanidad y que habían aprobado por unanimidad el RD original. No sólo no hemos obtenido el respaldo legal, sino que ahora por las mismas prácticas para las que solicitábamos respaldo nos pueden condenar por intrusismo laboral.


Por poneros ejemplos, ya no podeis llevar a vuestros niños a que la enfermera de pediatría les vacune como se ha hecho siempre. Ahora (que seguro que os sobran las ganas y el tiempo para pasarlo en el centro de salud en salas de espera con vuestros niños sanos rodeados de gente enferma) debeis pedir cita primero con el médico, que el médico prescriba la vacuna de vuestro hijo (aunque lleve años aprobada en el calendario vacunal, si la enfermera no tiene pautado “vacuna tal, por tal vía a Menganito”, Menganito se quedará sin su vacuna) y luego pedir cita con la enfermera para que le pinche la vacuna.

Si estais de parto con epidural y comenzais a sentir dolor, aseguraos de que el anestesista os ha dejado a mano la “pera” para administraros vosotras una dosis extra de anestesia. Legalmente podeis hacerlo, sin embargo la matrona si aplica una dosis extra estará incurriendo en un delito de intrusismo profesional. Si no teneis la pera a mano, os tocará avisar a la matrona, que la matrona llame al anestesista, que el anestesista pueda ir a vuestra historia a pautar esa dosis extra por escrito (porque es ilegal que de la orden por teléfono, ha de ir escrita en la historia clínica), que lo lea la matrona y que os la administre.

A quienes ingresen de parto muy probablemente se les pautará por rutina el inicio de la oxitocina para que ya quede reflejado en la historia, se requiera o no (lo que supondrá una mayor medicalización de los partos, como si la que hay ya fuera poca).

Si llegais con la bolsa rota al hospital y vuestro cultivo vagino rectal ha salido positivo, no recibireis antibiótico hasta que un médico os lo paute (en muchos hospitales los ingresos son gestionados por la matrona de forma autónoma). La OMS aconseja que los partos de bajo riesgo sean atendidos por matronas de forma autónoma porque se obtienen así mejores resultados de salud. Ahora será necesario en todo caso un médico prescribiendo y supervisando su desarrollo.

Si habeis tenido un parto sin epidural y habeis sufrido un desgarro debereis esperar con el desgarro abierto a que un médico le paute a la matrona anestésico local… eso o recibir los puntos a pelo (quienes habeis parido sin epidural sabeis lo molesto que resulta esto).

Aunque el parto haya sido normal y el bebé esté tranquilamente haciendo piel con piel con su madre, ha de acudir un pediatra al paritorio únicamente para escribir en la historia clínica que se paute la pomada oftálmica al recién nacido (que es un antibiótico que se pone sistemáticamente a los recién nacidos para prevenir una conjuntivitis que puede causar ceguera). Y no, no pienses que qué bien, que así el pediatra valorará antes a tu bebé… porque sólo acudirá a pautar la pomada. Sin esa prescripción, tu niño se quedará sin su pomada, ya que que si la matrona se la administra estará cometiendo un delito.

Sin título

Como veis, aunque se habla de la repercusión para el personal de enfermería de este RD, quienes tienen que duplicar las citas para que sus hijos sea vacunados, quienes van a estar más rato aguantando un dolor que no desean, quienes van a tener que esperar para recibir un antibiótico que necesitan, quienes van a exponerse a una mayor medicalización de los partos, etcétera, sois vosotras. A nosotras nos están quitando autonomía, pero quienes van a ver mermada la atención sanitaria enormemente son las pacientes.

¿Qué sentido tiene que un podólogo o un odontólogo (ambos con 4 años de formación) tengan capacidad legal para prescribir y una matrona (con 6 años de formación con los mismos créditos teóricos en farmacología y un manejo práctico más amplio) no? Además de lo ridículo que parece esto, hay más: en el RD indican que las matronas tenemos 5 años de plazo para realizar un curso de 360 horas sobre prescripción para poder administrar los medicamentos pautados por el médico. Es decir, las que en 5 años no realicen ese curso, ni si quiera tendrán respaldo legal para poner ese antibiótico, aunque el médico lo haya pautado. ¿Pero qué se piensan que aprendemos en la carrera? ¿encaje de bolillo? Si un médico pauta una medicación o dosis incorrecta y la administramos, la ley recae sobre nosotras. Estamos obligadas (y sobradamente preparadas para ello) a conocer a la perfección todos los tratamientos que administramos porque si ocurre algo por un fallo en la prescripción del médico (por un error de él), vamos a la cárcel los 2. ¿Para eso sí tenemos conocimientos sobre farmacología pero para poner un enema o dar un paracetamol no?

Esto es una muestra más de la obsesión de determinado sector médico (por supuesto nunca se debe generalizar, ya que afortunadamente la mayoría de los médicos anteponen el bienestar del paciente a su propio ego) por despreciar la labor del equipo de enfermería, “cuanto más bajo estés tú, más alto me siento yo”. Luego intentamos hablar de los derechos del paciente, del paternalismo, de infantilizar a la mujer… ¿qué creeis que opinarán de esto?, ¿pensais que este tipo de mentalidad acepta por ejemplo un plan de parto?


A quienes estais de acuerdo con este nuevo RD, sobre todo del equipo médico;

Esta modificación inesperada no proviene del sector enfermero, sino del médico. No buscamos “fastidiaros” haciendo que os levanteis de la cama a las 3 de la mañana para pautarnos un poco de anestésico local para dar unos puntos, buscamos no cometer un delito. Precisamente el sector enfermero lo que solicitaba era no fastidiaros a las 3 de la mañana para que nos pautarais algo que llevamos años usando de forma autónoma, pero se nos ha negado. Vuestra comodidad vs nuestra seguridad legal. Ninguna matrona tiene que exponerse a incumplir la ley por hacer un favor a nadie. El centro de las críticas no somos nosotras y, pese a que vuestro trabajo va a verse muy perjudicado, no os olvideis jamás de que el más afectado siempre será el paciente que debe esperar (aún más). A nosotras esta ley nos ha venido totalmente por sorpresa.

Antes de decir en voz alta con desprecio “¿pues entonces las matronas para qué están?“, suplid vuestra ignorancia leyendo en el BOE la Orden SAS/1349/2009, de 6 de mayo, por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona). Descubrireis que la matrona tiene competencias para aburrir, sin necesidad de recurrir a prescribir ninguna medicación. No buscamos quitarle el trabajo a nadie, antes de intentar adquirir competencias de otros, tenemos mucho que luchar por que se nos concedan las nuestras que nos tienen arrebatadas en determinados servicios (enfermeras generalistas en plantas de puerperio, ginecólogos haciendo el control de un embarazo normal en la privada, auxiliares poniendo monitores, etcétera), simplemente se había solicitado respaldo legal a algo que se viene realizando desde hace décadas y que todos aceptabais gustosos por comodidad y mejor funcionamiento del servicio. Si se cumplieran en este país todas las competencias de la matrona habría tortas por contratar a una. No buscamos competencias “de más”, buscamos legalidad.

Antes de ordenar poner medicación de forma verbal seguido de un “luego te lo escribo en la historia“, sabed que estais pidiendo a la matrona que cometa un delito, así que ella está en todo su derecho (y obligación) de negarse. No lo hace por fastidiaros, lo hace por cumplir la ley. En lugar de enfrentaros a ella, reclamad a vuestro colegio profesional dejando patente que la situación cumpliendo la ley es insostenible.

Antes de sugerir que “lo que ocurre es que hay matronas con pocas ganas de trabajar“, recordad que han estado décadas realizando unas tareas sin respaldo legal y que por lo que han luchado no ha sido por dejar de realizarlas, sino por conseguir respaldo legal para continuar ejerciendo esa labor. Recordad también que todas las idas y venidas al teléfono para reclamaros prescripciones también nos consumen tiempo (y recordad que no es nuestra labor indicaros cuándo y qué prescribir). Por supuesto no olvideis que es la enfermera/matrona quien está a pie de cama con el paciente, quien se enfrenta a las quejas por el retraso de todo y por la sobrecarga de tareas, que es quien debe explicar una y otra vez cada día la nueva situación legal a quien, con dolor, espera por un analgésico. Haciendo las cosas según indica este RD todos nos vemos sobrecargados de trabajo.

Antes de bromear ofendido con un “pues que me den parte de tu sueldo” recuerda que probablemente jamás hayas oído esa frase de boca de una matrona al decirle durante décadas “ponle la penicilina, que luego te la firmo en la historia” o al no ser despertado por la noche para pautar un poco de lidocaína para suturar un desgarro sin dolor.

Por supuesto las pautas son del médico, es el médico quien decide qué medicamento administrar, por qué vía hacerlo y en qué dosis. Nosotras por desgracia ya somos meras ejecutoras, así que no es nuestra tarea deciros qué se suele poner en cada caso, cómo hacerlo o a qué dosis. Tendréis que repasaros los protocolos de algunos tratamientos si teneis dudas, prescribir “según pauta habitual” no tiene ninguna validez legal, por lo que estamos en nuestro derecho (ups! obligación) de no administrarlo.

Desconozco cuál será el proceder en determinados hospitales, sobre todo privados, donde no hay médico de manera presencial, sino de guardia localizada (en su casa, pendiente del móvil por si debe acudir al hospital). Me extraña muchísimo que los centros hospitalarios estén dispuestos a pagar miles de guardias presenciales a nivel nacional, por lo que me temo que presionarán a muchas compañeras para ejercer ese intrusismo. ¡Negaos a cometer un delito! Si sucede cualquier cosa y no habeis actuado según dictamina la ley, vuestro seguro de responsabilidad civil no os dará respaldo alguno.

Recuerdo por aquí, para quien le interese, que la atención one to one (una matrona por mujer) ha demostrado aumentar la tasa de partos eutócicos, reducir las complicaciones, la necesidad de oxitocina, la necesidad de epidural y el bienestar percibido por la mujer. Se prescribiría menos y se obtendrían mejores resultados de salud para madre y recién nacido ¿¿Eso le interesa a alguien?? Porque veo que no…

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

10 comments

  1. Arantxa Nannymoon says:

    ¡Que interesante todo lo que cuentas! Desde luego, si no estás en el mundo matrona o enfermera, es muy difícil poder opinar sin tener toda la información. Creo que has hecho un resumen muy bueno y lo siento mucho por nosotros, los que utilizamos vuestro servicio y ahora tendremos que esperar más y con dolor… ¡Felices fiestas!

  2. correolacajitademusica says:

    Me parece increíble lo que nos cuentas!!! Había oído algo pero no sabía realmente las implicaciones que tenía. Una vez más se redactan las leyes de espaldas a la realidad, qué triste…

    • Matronaonline says:

      Pues ya ves… creo que lo mejor es hacer una huelga a la japonesa. ¿Quieren personal de enfermería meramente ejecutor tal y como propone la ley? perfecto. En un sólo día se colapsaría el sistema sanitario.

  3. Mamá y la tribu says:

    Hola! Me encanta tu blog, das información clara y veraz. Desde luego que es indignante lo que cuentas. Se debería reconocer el papel de las matronas y enfermeros y no limitar sus funciones. El problema es que las personas que redactan los decretos desconocen por completo la práctica hospitalaria. Creo que sólo queda hacer presión y luchar porque las cosas cambien.

    Un abrazo y Feliz Año

    • Matronaonline says:

      Gracias!! Desde luego que desconocen el funcionamiento… Los propios médicos están sorprendidos de que haya salido adelante una ley así que dificulta tantísimo el ejercicio diario en sanidad. La única explicación que hay es que quienes la han promulgado no tengan ni pajolera idea de cómo se trabaja en un hospital, sólo así sabrían que es inviable sacar adelante todo el trabajo de manera aceptable cumpliendo la legalidad. Gracias por pasarte y feliz año a ti también!!

    • Matronaonline says:

      Parece que está costando en algunos sitios que se cumpla la ley… porque es insostenible el trabajo así. Así que en algunos sitios siguen trabajando como antes, facilitando las cosas al usuario pero incurriendo en un delito varias veces al día… esto es desastroso!

  4. Julia says:

    Esto me lleva a una pregunta… ¿Qué pasa entonces con la asistencia a partos en casa por parte de matronas? ¿No podrían actuar en caso necesario por no haber un médico delante?

    • Matronaonline says:

      Pueden, pero si esa medicación no está pautada por escrito por un médico indicando nombre de la paciente, del medicamento, dosis, vía de administración y motivo de la indicación, estarían cometiendo un delito de intrusismo laboral… Como ves, pone las cosas muy feas para las compañeras que asisten partos en casa de manera autónoma como se venía haciendo hasta ahora. Y, como siempre, la más perjudicada, la mujer.

No te vayas sin comentar :)