¿Profesionales sanitarios o policías?

Me sorprende ver algunas de las recomendaciones que dan los sanitarios a las embarazadas. Vivo en una sorpresa continua, porque panfletos como este son de lo más comunes, tristemente. No sé en qué momento un profesional sanitario pasa a convertirse en policía. En el blog Reloj de madre encontré un folio con recomendaciones dietéticas en el embarazo. ¿He dicho recomendaciones? no, no, no, perdón, normas. No son recomendaciones, son normas.

Sin títulon

Comienza así: “No tomarás el nombre de Dios en vano” uy perdón, qué cabeza la mía, he vuelto a equivocarme, pone “No tomará alimentos entre comidas”, ¿no os da la sensación de que la frase acabaría redonda con un “bajo multa de 300€? Continúa con deberes: “siempre debe desayunar, tomar algo a media mañana, comer, merendar y cenar”, ¿para qué perder el tiempo explicando el por qué de repartir las comidas? y termina con un “y cumplir los horarios de comida”. Sí mamá.

Debe, debe, debe, prohibido, no puede, puede. Más que en una consulta, da la sensación de que se está en un centro de reclutamiento.

“Servirse una vez y no repetir”, “Puede tomar verduras de forma libre”, o sea, que para la barra libre de ensalada ya podéis serviros en un barreño, porque una vez terminado, no se puede repetir.

Sin títulourt

¿Para qué explicar que conviene no abusar de la sal e informar de qué alimentos la contienen en gran medida? bah, maja, no comas tomate frito, mahonesa, sopas de sobre, pastillas de caldo, salsas, alimentos precocinados… ¿que por qué? “porque lo digo yo, que soy el profesional y debes obedecer todo lo que pone en esta hoja”.

Lo siento, pero me parece una atención pésima. Hay que explicar el por qué de las cosas, las embarazadas no son tontitas que no pueden comprender las recomendaciones. Pero no sólo eso, sino que hay que tener en cuenta que son eso, recomendaciones, que nosotros les explicamos el por qué de las cosas y ellas deciden, ¿o les vamos a mandar un vigilante a casa para que les dé un azote si se comen una galleta? sí, las galletas por lo visto están prohibidas en el embarazo. Debe de ser que causan galletismo fetal. Y los helados, los flanes, las magdalenas, patatas chips… No se recomienda consumirlos con moderación, porque las embarazadas, como son tontitas, no van a saber moderarse, así que mejor prohibirlas.

Sin títulogyuio

Todos los alimentos deben cocinarse hervidos, cocidos, al vapor, al horno o la parrilla. Prohibido consumir alimentos fritos y rebozados. Pero prohibido…¿¿¿por quién??? Los profesionales sanitarios no prohibimos ni obligamos a alimentarse de ninguna forma a nadie y el profesional que así lo crea está muy equivocado, si es eso lo que le motiva de su trabajo tal vez sea hora de comenzar a prepararse una oposición a policía. Los profesionales sanitarios informamos y damos recomendaciones saludables, aceptando que es la mujer quien decide sobre su propia salud.

Entre tanta obligación y prohibición se les ha pasado especificar aspectos como la cantidad de mercurio de los grandes pescados, la posible listeriosis de los lácteos no pasteurizados, la posible toxoplasmosis de la verdura sin lavar. ¿Para qué? con el daño que puede hacer una galleta maligna… ¿para qué entrar en tontadas de listeriosis?

Un poquito más de actualización profesional y de respeto a la mujer, que es lo suficientemente lista como para entender las explicaciones y lo suficientemente madura como para decidir por sí misma.

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

53 comments

  1. Marta says:

    Habrá futuras madres que se tomen esta nota como una obligación, también las habrá que pregunten si realmente eso hay que seguirlo, pero en cualquier caso, no es normal que falte tanta información en los especialistas.

    • Matronaonline says:

      Vivir el embarazo como una etapa de obligaciones, prohibiciones y normas debe de ser lo menos satisfactorio que hay. Me preocupa que la matrona que entregó esa hoja realmente crea que en la gestación las galletas están prohibidas… (sí, lo de la galleta… me ha matao!!!)

  2. Beth says:

    Madre mía!! Pues si esas bormas (tal cual) me las han dado a mi en algunas de las dietas de ADELGAZAMIENTO que he hecho durante mi vida… Un poco extremo..

    • Matronaonline says:

      Yo desde luego si como según esa dieta, me subo por las paredes del hambre… en el embarazo la dieta debe ser saludable, como en cualquier otra etapa de la vida, vigilando, eso sí, la transmisión de la toxoplasmosis y la listeriosis

  3. Una sonrisa para mamá says:

    La verdad que la nota se las trae. A mi no me dieron hoja pero el ginecólogo me reñía siempre que iba por lo que había engordado, incluso me daba miedo entrar porque ya esperaba la reprimenda. Un día le dije que me encantaba la Nutella y me dijo que era muy mala para el bebé y aunque no me explicó porqué, dejé de comerla y en el último trimestre no engordé nada, afortunadamente porque ya tenía suficiente con los 18 kilazos que había cogido.

    • Matronaonline says:

      Es malo abusar de grasas saturadas y de azúcares refinados, siempre, no sólo en el embarazo. A tu bebé no le iba a pasar absolutamente nada por que un día te hicieras un bocata de Nutella.
      Lo de regañar por el peso es muy típico, hay que informar de los riesgos del sobrepeso en el embarazo, pero no es nuestra función regañar a nadie, que todos somos ya mayorcitos…

  4. Irene says:

    Ay, que mi hija va a nacer con galletismo severo… ¿Y ahora qué hago? :-O

    Bromas aparte, es lo que dices, para qué explicar nada, mencionar posibles intoxicaciones o enfermedades con las que se deben tener cuidado en el embarazo, o decir qué es una dieta equilibrada… Porque se pueden seguir las normas a raja tabla y comer fatal, por ejemplo, se puede comer filete de ternera en la comida y la cena cada día ( eso sí, “hervido, cocido, al vapor, al horno o a la parrilla”), y olvidarse de otras carnes o del pescado.

  5. Mukali says:

    Jajajaja…me ha hecho gracia el arte con que lo cuentas.
    La verdad es que a las embarazadas se les presiona cada vez más con este tema…y tampoco es para eso.
    Hay que comer saludable, punto, sin obsesionarse.
    Yo comí galletas todos los días de mi embarazo, mis 8 o 10 con el desayuno y creo que si no lo hubiera hecho sería peor es estres psicologico de no comerlas…ajajajaja.

  6. yademasmama says:

    jajaja, si fuera así mi hijo tendría galletismo fetal, bollismo y qué se yo cuántas otras mil cosas más. Supongo que es más rápido y sencillo dar ese papelito que explicar los por qués de las cosas…. en fin. Otra vez ejerciendo un paternalismo excesivo… como si las embarazadas fueran niños de guardería.

  7. Reloj de madre says:

    Me encanta esta entrada, la mala leche que destila.

    El viernes fui a la matrona, pero esta vez a la que me corresponde que antes estaba de baja y me atendía otra. Hablando con ella salió el tema de esta hoja y me pidió que se la diera, al decirle que no la tenía me pidió que al llegar a casa la rompiera. Añadió que ella no es quien de decirme lo que tengo que comer y que si es una dieta sana será mejor para mi y en el futuro para mis hijos, que es muy importante tener hábitos saludables y que los hijos hacen que pongamos más ganas en alcanzarlos.

    Estoy muy contenta con mi matrona, habla muy claro (y mucho jejeje) y explica bien las cosas. Ha sido un gran cambio.

    Un beso!

  8. Merimeri says:

    Madre mía! Eso es peor que una dieta hipo calórica jaja, que ansiedad me ha entrado de tomar todos esos productos prohibidos! Me ha encantado la foto que has puesto, muy al gusto del post!

  9. creciendoconmicachorro says:

    Desde luego hay “profesionales” echados a la antigua que más vale que se quedaran en casa, con perdón. Pero bueno, el problema está el que lo sigue a rajatabla, que también hay que tener dos dedos de frente para saber tomárselo con filosofía, pero la verad que dar este tipo de papelito… vaya tela! un abrazo

    • Matronaonline says:

      Con perdón y sin perdón. Sí, puede que lo lea una embarazada y no lo siga al pie de la letra… pero también puede que al hacerlo le quede cierto cargo de conciencia de no estar haciendo lo mejor para su hijo.

  10. Una mamá muy feliz says:

    Madre míaaaaaaaa!!! nada más que añadir a lo que tu has dicho…Yo cada vez que iba a consulta me daba la sensación que iba a estar esperándome con el látigo,me echaba unas broncas por subir de peso…la verdad es que me pasé, pero en vez de regañarme podía aconsejarme y explicarme no “tu sigue comiendo, que ya verás los últimos días…en que te la vas a ver para parir…ya veráspara perderlos luego”…vergonzoso vamos.

    • Matronaonline says:

      Es que lo verdaderamente malo de subir en exceso de peso no es la dificultad en el parto o la dificultad de recuperar el tipín después, son las enfermedades que puede acarrear (metabólicas como la diabetes gestacional, hipertensión, cardiovasculares…)
      Parece que la consulta de algunas matronas se reduce a eso: tomar la tensión y regañar por el peso, fin.

  11. Mama en Madrid says:

    Jejeje es que las embarazadas somos tontitas xD A mi me parece bien que nos informen sobre la alimentación en el embarazo (que por otro lado tampoco tiene una gran diferencia con la alimentación que deberíamos seguir cuando no estamos embarazadas, simplemente hay que tener en cuenta el tema de la listeria, la toxoplasmosis, los pescados grandes y poco mas) pero desde luego no de esa manera. Eso es convertir el embarazo en una dictadura, no informar. Yo tengo que decir que en mis 16 semanas de embarazo ni médicos ni matronas me han mencionado la listeria ni los pescados con mercurio y la toxoplasmosis la hemos tocado de refilón. Eso si, tengo una hoja parecida (no tan prohibitiva, si puedo comerme una galleta si ese día como menos pan xD)

    • Matronaonline says:

      Si se empieza así con el embarazo, normal que luego el parto sea considerado como algo propio de una enfermedad y no como un proceso fisiológico, que es lo que es.
      Se centran demasiado en prohibir y dejan de lado las cosas verdaderamente importantes…

  12. Mama Blogger says:

    Hay que ver la nota esta… Solo les falta decir a que hora nos tenemos que ir a la cama y a que hora nos tenemos que despertar, jajajaja!!! La verdad es que en mis dos embarazos he tenido mucha suerte con mi matrona y era muy comprensible en todo!

  13. planeandoserpadres says:

    Yo vi la nota y también me asombré. Incluso a mí, que me sobraban muchos kilos cuando me quedé embarazada, me dijeron que debía comer con normalidad, de todo, a ser posible lo más sano y variado posible. Y nada de dietas estrictas. Adelgacé durante el embarazo por la cantidad de paseos que hacía y porque de noche tenía mucho sueño y poca hambre, pero nunca seguí pautas tan estrictas. También debo reconocer que cometí excesos graves con el chocolate, los helados, las pizzas… si encima hubiese tenido unas directrices tan restrictivas ¡me hubiera sentido fatal conmigo misma!

    • Matronaonline says:

      Eso es lo que produce seguir unas normas tan estrictas durante 9 meses, malestar. Es inevitable comer pizza, chocolate o helado si un día te apetece, lo que produce daños es alimentarse sólo a base de pizzas, helados y chocolate… no consumirlos esporádicamente. Y tanto para las embarazadas, como para el resto de la población.

  14. Marmes says:

    No lo podías haber explicado mejor y más claro. No deja de asombrarme todas estas “obligaciones” que tratan, como dices, a las embarazadas como inútiles. Hacen falta muchos más profesionales como tú, que expliquen las cosas claras y ciertas.

    Mi matrona (esa gran profesional, guiño-guiño) ni se molestó en explicarme nada, ni siquiera me preguntó si fumaba o no… Tampoco es una actuacion normal jejeje

  15. nosoyunadramamama says:

    Anonadada estoy!!!!!! pero bueno, qué clase de sanitarios hay por ahí??? mira que yo he oído a algunas embarazadas algunas “prohibiciones” que me han parecido, cuanto menos, exageradas…porque yo no hay ni un sólo alimento que haya dejado de comer en los 3 embarazos!!!!! Ni uno sólo!!! La carne la hago más, las verduras y frutas las lavo e intento comer como siempre pero soy la primera que si me apetece tomar galletas, magdalenas, etc…me las tomo, sólo faltaba. Como hasta jamón serrano, siempre sabiendo su origen, no en un pueblo perdido (vamos, sentido común). Y el único papel que mi matrona me ha dado es el que hace referencia a la cantidad de mercurio de los grandes pescados. En fin, no me extrañe que alucines con semejantes panfletos!!!

  16. Futura Mamá says:

    Jajajajajjaaja, Matronaonline o supermatrona en acción?

    A mí me hicieron las recomendaciones que tú dices, me derivaron a una página y ahí te dicen porqué no ciertas cosas o cómo… Ejemplo: jamón congelado durante 24 horas a -20º C. No es lo mismo… pero quita la gusita :)

    • Matronaonline says:

      Es que hasta donde yo sé, la mitad de las recomendaciones (perdón, normas) que dan en esa hoja no tienen respaldo científico alguno, los consejos han de darse basados en algo y, siempre, explicando el por qué ;)

  17. El rincón de Mixka says:

    Madre mía… Yo creo que ni mi dieta de la diabetes gestacional era tan… ¡TAN!

    … En fin. Como tú dices mejor argumentar que no prohibir son explicar los motivos. Porque además eso refuerza mucho más que las prohibiciones.

  18. Lectora, profe y mamá says:

    Tengo una conocida que siempre presume de que a ella los embarazos se los lleva el ginecólogo Tal porque es la caña y “me deja comer jamón”. ¿Perdóoooon? Yo soy ya mayorcita para que me tengan que dar permiso para comer ciertas cosas. A mí mi matrona me dio recomendaciones tipo “modera esto”, “no abuses de esto otro”, me explicó qué alimentos podrían suponer un riesgo y cómo evitarlo en lo posible. Pero soy yo la que ha decidido no comer pescados que puedan contener altas dosis de mercurio, soy yo la que dice que no le cuesta nada congelar ciertas cosas antes de comerlas, soy yo la que ha decidido que por mucho que me guste el sushi no me voy a morir por pasar unos meses sin probarlo, soy yo la que, a sabiendas de que en la mayoría de los restaurantes lavan muy bien las ensaladas, prefiere evitar lo crudo en la calle. Y creo que tomar estas decisiones por mí misma, igual que abusar de los dulces o los fritos algún día que otro, me hace mejor madre, porque estoy aprendiendo lo que tendré que ejercer el resto de mi vida con mi niña: informarme y decidir qué riesgos puedo correr y cuáles no.

  19. BuggyMama says:

    A mi cuando me dan una hoja con “obligaciones” que parece escrita a máquina en los años 80 no puedo sino desconfiar…
    Si te ha gustado la hojilla tengo alguna de la enfermera pediátrica en casa que te encantaría… A lo mejor las publico un día para que flipeis.

    Un beso!

    • Matronaonline says:

      Estas cosas sólo pueden darlas profesionales completamente desactualizados. Y yo, como tú, desconfiaría. Si no están al día en esto tan básico, ¿quién nos asegurará que están tratándonos entonces correctamente?

  20. pequeboom says:

    Esto de que nos tomen por tontas me sabe fatal, pero es que embarazadas nos tratan como auténticas inútiles. Debo decir que mi ginecólogo es un gran profesional y todo lo trata con naturalidad, me acuerdo que yo pensaba que no podía comer sushi y él me dijo: “uy, por qué no? Esta noche os váis a cenar y si eso es lo que te apetece, tómalo cuando quieras” Sobre todo cuando tuve naúseas me decía que lo que me apeteciese, que no me preocupara. En fin! Vaya telita con la nota…

  21. Sonia says:

    Hola! tienes un blog magnífico!
    He ido esta semana a mi primera visita con la matrona y me han sorprendido muchísimo sus recomendaciones, porque me han parecido exageradas. Mi embarazo no es de riesgo y mi tensión es normal. Las recomendaciones que me han llamado la atención son que no debo acariciar gatos, que el embutido sin cocinar lo debo congelar a 24 grados (y miralo porque no creo que tu congelador llegue a esa temperatura) y que no puedo tomar ni café ni te en el embarazo. Ahí ya protesté, porque sólo tomo un café al día, y me amenazó con un aborto. Yo lo que he leído es que hasta 200gr de cafeína al día sin seguros, entre 2 y 3 tazas. Podrías confirmarme la cantidad de cafeína segura en el embarazo? Muchísimas gracias

    • Matronaonline says:

      Hola Sonia, gracias! jolin no te ha dicho que salgas a la calle con escafandra? mira que hay mucha polución en el ambiente y te puede salir un niño mutante… madre míaaaa
      Puedes tomar sin problema 2 tazas de café al día.
      Mira, en mi opción un libro imprescindible en el embarazo: http://matronaonline.net/lectura-recomendada-mama-come-sano-de-julio-basulto/
      Vale 9€ y pico y explica todo que da gusto… repleto de datos justificados con evidencia científica. Es un libro perfecto! Te habla de los suplementos que se toman en el embarazo, la toxoplasmosis, el café, la dieta saludable… imprescindible!
      (siempre te saldrá más barato que la escafandra)
      Y… toca gatos!!! aquí te cuento más sobre ello, de la mano de una veterinaria: http://matronaonline.net/toxoplasmosis-y-gatos/
      Feliz embarazo!!! :D

      • Sonia says:

        Muchísimas gracias! Ese libro ya tenía pensado comprarlo porque me gustó mucho tu comentario sobre el, creo que este fin de semana iré a por el. Respecto al café… De momento me estoy limitando a una cucharada de café soluble al día. Más de lo que mi matrona me “deja”, menos de lo que creo seguro. Pero el miedo en el cuerpo ya me lo han metido y es muy difícil rebelarse. Pero me apunto a lo de la escafandra, puedo probar como disfraz de halloween y ya veo si me gusta para diario. Un beso y muchas gracias por tus consejos. Se agradece mucho una visión científica, humana y con humor

        • Matronaonline says:

          Jajaja eres toda una rebelde con esa cucharada diaria… Lo que me gusta del libro de Julio Basulto es que se apoya en evidencia, que digan lo que te digan, mientras no conlleve evidencia científica, un comentario no deja de ser una opinión personal. Estaría bien que tu matrona además de consejos, aportara datos objetivos, estudios de calidad y recomendaciones de los organismos principales (OMS, Sego, Fame, Ministerio de Sanidad) que apoyen sus indicaciones. Aunque me temo que ni encontrará sobre el café (recomendaciones que aconsejen suprimirlo por completo) ni nada contra los pobres gatos! ;)

  22. Laura Bataglia says:

    jajajajajjaj me hiciste reír mucho!!! muy linda nota. Es buenísimo que exista gente que se tome el tiempo de tranquilizar a las pobres embarazadas. Yo tuve la suerte de que me toco un muy buen obstetra.

No te vayas sin comentar :)