Prescripción enfermera

Llevamos ya unos cuantos años con este tema. Ahora ha sido aprobado el Real Decreto de Indicación, Uso y Autorización de dispensación de medicamentos (más conocido como “prescripción enfermera”), que será efectivo a partir del próximo Consejo Interterritorial (26 de marzo), cuando den el visto bueno para su aprobación.

En todos los periódicos puede verse la polémica que se ha creado, tanto entre profesionales sanitarios como entre la población. Los médicos (sus organismos de representación, no me gusta generalizar) han acusado a esta nueva norma de pretender poner en grave riesgo la salud y seguridad de la población, algunos ciudadanos ponen el grito en el cielo al leer esto porque consideran que los profesionales de enfermería no están suficientemente formados como para hacer prescripciones.

Antes de continuar quiero diferenciar entre recetar y prescribir. Voy al campo de las matronas: una embarazada acude a su primera visita con la matrona y le dice que está tomando, por ejemplo, Natalben, pero que su hermana le ha comentado que puede tomar Yodocefol, que está cubierto por la seguridad social, que si podemos hacerle receta. No, no podemos, en lugar de salir de la consulta con su receta e ir directamente a la farmacia a por el suplemento, tendrá que pedir cita con su médico de cabecera y volver otro día al centro de salud para que le entregue la receta. Ahora pensemos en una embarazada que viene a una consulta de control del embarazo y nos dice que en el trabajo pasa mucho tiempo de pie y con el peso de la tripa y la curvatura de la espalda acaba el día con dolor de lumbares, que qué se puede tomar para calmarlo que sea compatible con el embarazo. Todos sabréis la respuesta: para el dolor en el embarazo, paracetamol. Pero no, legalmente esto tampoco lo podemos hacer. Pese a que el paracetamol no es un medicamento sujeto a prescripción médica, no podemos prescribirlo (recomendarlo), le deberíamos indicar a esa mujer que al salir pidiera cita con su médico de cabecera para que él le indicara qué poder tomar. Lo mismo ocurriría si a una mujer que amamanta le duele la cabeza. Legalmente como profesional sanitario puedo recomendarle consultar e-lactancia y que ella decida qué tomar, pero no paracetamol. ¿Lógica? ninguna.

prescripcion enfermera

Más casos: mujer con epidural que comienza a marearse, le tomamos la tensión y vemos que ha bajado, no podemos ponerle un suero. Mujer a la que hemos asistido un parto, ha tenido un desgarro y debemos darle puntos… no podemos elegir el tipo de sutura. Mujer que viene de parto y desea un enema… no podemos ponerlo sin que lo diga antes un médico (pese a que cualquiera puede comprar libremente en la farmacia un enema y ponérselo en su casa). Mujer que está de parto, con epidural y requiere ser sondada con asiduidad, no podemos hacerlo. Mujer de parto con un monitor que presenta bradicardias fetales y una bajada de la saturación de oxígeno, no podemos ponerle oxígeno hasta que no llegue el médico y lo diga. Mamá con dificultades de la lactancia… no podemos recomendarle probióticos ni pomadas específicas para tratar las grietas.

Muchas consultáis qué tomar en determinados casos en internet (blogs, webs, redes sociales…), de hecho son muy numerosos los grupos en Facebook de lactancia materna donde otras mamás se aconsejan ante dificultades. ¿Ahora resulta que si yo a una mujer en mi consulta le recomiendo tomar Lactanza estoy poniendo en grave riesgo su salud? Nuestra propia madre puede deciros “qué dolor de cabeza tienes, tómate un paracetamol”, ella es inofensiva, ¿pero los enfermeros son un peligro público por hacer lo mismo, aún con nuestros conocimientos? No necesitas que nadie te prescriba un medicamento o producto “no sujeto a prescripción médica”, puedes comprarlo libremente en la farmacia, pero si alguien lo prescribe… ha de ser un médico.

Voy más allá, ¿cuántas veces habéis pedido consejo a vuestro farmacéutico? Yo misma hace 2 semanas fui a por una pomada para quemaduras y compré la que me aconsejó mi farmacéutico… pues legalmente eso tampoco se puede hacer, pero se hace. Vaya, un farmacéutico… que le da mil vueltas a cualquier médico en cuanto a conocimiento sobre medicación. Va a ser que esto no es cuestión de quién está o no más preparado… Lo que me sorprende es que todo esto se lleve haciendo décadas y los médicos nunca se hayan preocupado por la seguridad de la salud de los pacientes hasta… ¡ahora! ¿Qué es lo peligroso, que una matrona pueda recomendarnos el Cariban o que lo haga respaldada por la ley? Creo que si a los médicos realmente les hubiera preocupado la salud de la población y esta actividad supusiera un riesgo real, muchas cosas no habrían sido como hasta ahora, por ejemplo, ni un solo médico se enfadaría porque le despiertas a las 3 de la mañana porque tu paciente tiene 38,8ºC de temperatura, porque entendería que su obligación es levantarse, acudir gustosamente a la planta y firmar en la historia del paciente la prescripción de un paracetamol para la fiebre. Esto hasta día de hoy a ninguno le había parecido peligroso, mira tú. ¿Y si asisto un parto a la hora de comer y tengo que coser? pues o coso “a pelo” o llamo al ginecólogo para que me paute en la historia de la mujer el uso de anestésico local… ¡ah! ¿que es que ahora está comiendo? dejará su plato a medias y acudirá a paritorio a pautar el anestésico para que esa mujer no tenga que esperar… ¿no?

Si tan peligroso es que a partir de ahora tengamos respaldo legal para esto, digo yo que todos estos casos que he contado sonarán a ciencia ficción a todo el personal sanitario, que son cosas que jamás de los jamases se han hecho ¡cómo se va a quejar un ginecólogo porque le despiertes de madrugada para que te paute un sondaje de una mujer con epidural! Lo que quiero hacer ver es el inmenso cinismo que hay. Me parece muy grave que se diga sin reparo que la prescripción enfermera supone poner en peligro la salud de los pacientes, cuando es algo que no sólo se lleva permitiendo durante décadas, sino que encima se exige en muchos lugares, por comodidad del personal médico o por organización del servicio. Hacer eso es afirmar que conscientemente los médicos han venido poniendo en riesgo la salud de la población de manera habitual, ¿dónde está la ética? Un médico sabe perfectamente que no se pautan medicamentos por teléfono, ¿cuántos están de guardia localizada en casa, sobre todo en la privada, y van dando pautas por teléfono a las enfermeras que son quienes están con el paciente? No estoy ni a favor ni en contra de la prescripción enfermera, estoy a favor de que todo se haga acorde a la legalidad. Si hay prescripción enfermera, que actuemos respaldadas por la ley y si no la hay, que ellos hagan sus funciones, no nosotras por ellos fuera de la ley por su comodidad, aunque ello repercuta negativamente en la espera y desplazamientos del paciente. Creo que es sencillo de entender, ¿no?

Para terminar de aclarar, el Real Decreto dice: “En concreto, en el caso de los medicamentos no sujetos a prescripción médica y productos sanitarios, la dispensación se realizará de forma autónoma, y, en el caso de medicamentos sujetos a prescripción médica, su indicación se ajustará a las evidencias contrastadas en las guías de práctica clínica y asistencial y protocolos validados por los consejos generales de enfermeros y médicos.” Y para quien aún dude de nuestros conocimientos en farmacología, sólo quiero dar un dato que muy probablemente desconozcáis. Hasta ahora el único que prescribía era el médico… ¿era también el único responsable de la aplicación de esos medicamentos? no. Si a mí un médico me pauta una medicación en una planta para una mujer y yo se la doy y ocurre alguna desgracia a causa de un error (del médico) de prescripción, vamos a la cárcel o nos inhabilitan a los 2. El personal de enfermería está obligado a conocer las dosis habituales de los medicamentos que maneja, si el médico se equivoca al poner una coma en una dosis y la damos mucho más elevada, como ocurrió en 2007 en La Fe con un tratamiento de quimioterapia que acabó matando a un niño, la responsabilidad es del médico por haberlo pautado mal y de la enfermera que lo administra por no darse cuenta de que la dosis es incorrecta, es decir, tenemos obligación de conocer los medicamentos que manejamos y para ello nos hemos formado extensamente en la universidad. Si un médico nos pauta un medicamento que está contraindicado en esa persona ocurre igual, legalmente estamos obligadas a percatarnos de qué medicación puede o no puede usar un paciente en función de su historial (interacciones con otros medicamentos, enfermedades, alergias…)

No somos ayudantes del médico, no estamos en los cincuenta, somos una profesión universitaria independiente, autónoma y colegiada, nuestro jefe en el hospital no es el médico, es el director de enfermería (por encima de un enfermero, jerárquicamente, siempre hay otro enfermero). Si tan peligrosa es la prescripción enfermera, ¿por qué llevan décadas “delegándonos” por comodidad? En Canadá, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos, Australia Irlanda y otros países los enfermeros prescriben y eso que nuestra formación universitaria es de las mejores y más completas del mundo. No sólo con esto no se ha evidenciado el mínimo riesgo de salud para la población, sino que es patente la mayor satisfacción del paciente por no tener que estar perdiendo el tiempo yendo de un lado para otro o esperando a que llegue el médico para escribir de su puño y letra “paracetamol” en su historia y ve su necesidad resuelta de manera rápida y eficaz. Es más, esta medida lleva tiempo aplicándose en Andalucía y se ha visto que con ella, no sólo no ha habido ni un problema, sino que se ha reducido el gasto sanitario. ¿Qué es entonces lo que realmente preocupa tanto a estos médicos?

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

20 comments

  1. matronanews says:

    Hola Jade! Me encanta el post! Has dado en el clavo del asunto!. Yo como matrona en Suecia tengo delegación para recetar en consulta, para administrar anestésicos locales al suturar, para poner oxigeno durante el parto, para poner oxitocina e incluso methergin sin presencia del médico ante una hemorragia postparto. En atención primaria prescribimos la píldora a todas las mujeres que no tengan factores de riesgo, colocamos DIUs… en fin, tenemos AUTONOMÍA. Lo que muchos médicos no entienden que nuestra autonomía no está reñida con la suya, y que la colaboración y trabajo en equipo se consigue mejor así.

    • Matronaonline says:

      Gracias!! lo curioso es que todo eso aquí se hace igual… (colocar DIUs no) Una mujer de parto que acude a urgencias es ingresada por una matrona, es recibida en paritorio por una matrona, que es quien decide si es necesario o no romper bolsa, sondar (en caso de estar con epidural), administrar oxitocina durante la dilatación, aumentar la dosis tras el alumbramiento, aplicar anestésico local si hay que suturar, administrar ringer de hidratación, paracetamol si hay fiebre… y la mujer se va a planta tras parir sin haber visto en ni un sólo momento a un médico. Aquí se trabaja así (no generalizo al 100% de los hospitales, sí a la inmensa mayoría), pero no tenemos respaldo legal. Llama tú al gine de guardia para que te autorice todas esas cosas… te dicen que si estás loca!! No comprendo que todos acepten que se trabaje así y ahora pongan el grito en el cielo porque tengamos respaldo legal. Peligro para la salud? dónde han dejado ese supuesto peligro para la salud toooodos estos años?
      Por cierto, trabajaremos en España alguna vez como en Suecia? me moriré sin verlo!! XD

  2. Laurel says:

    Justamente me planteaba este tema hace una semana cuando visité a mi matrona, sería el primer caso. Me recomendaron yodocefol por estar cubierto pero a pesar de estar en el mismo centro de salud, no me dan cita hasta dentro de un par de semanas con mi médico. Al final acabo comprando sin receta. espero que pronto lo regulen y todavía con más razón después de haber leído todos tus planteamientos.

    • Matronaonline says:

      Las consultas están saturadísimas y al final lo paga el paciente. Muchas mujeres tienen que pagarlo al 100% hasta que les dan cita con el médico de cabecera, es tan habitual…

  3. mamá puede says:

    Reconozco que no tenía ni idea de esta polémica, vivo en un mundo paralelo, pero me parece absurda.

    Somos muy de tomarnos lo que nos dice internet, una vecina o la amiga de un amiga, no vemos el riesgo pero resulta que el riesgo está en que lo recomiende un enfermero? Pues no lo entiendo.

    Para quitar polémica sólo tendríais que seguir la ley tres días, estrictamente, al cuarto los médicos (y sin generalizar) os lo están pidiendo por favor.

    • Matronaonline says:

      A que sí???? Es que es justo lo que yo opino. Por eso digo que ni estoy en contra, ni a favor, estoy en contra de hacerlo, tal y como se hace, sin estar respaldada por la ley. Ya ves tú a mí lo que me supone decirle a una mujer “bueno, ahora espérate si quieres anestesia local para los puntos, que el médico ahora vendrá” va a alterar eso mi trabajo? No. Va a alterar la calidad asistencial? Obviamente…
      La vecina o una amiga puede recomendaros, una matrona o un farmacéutico no.

    • Matronaonline says:

      Es que no tiene sentido que yo legalmente sea totalmente autónoma para asistir un parto y tenga que coser a una mujer a pelo… o que puedas ir tú sola a la farmacia a por el ácido fólico, te lo pueda recomendar tu prima, tu médico… pero no la matrona!

  4. yademasmama says:

    Vaya Jade, la verdad es que este cambio tiene todo el sentido del mundo. Realmente es hacer visible lo que ya sucedía. Es actuar con sentido común, estoy muy de acuerdo.
    El riesgo está en auomedicarse, en que una vecina o Internet te aconseje qué tomar, ¿pero un enfermero? Chica, es de cajón, ¿no?

    • Matronaonline says:

      Y hay mucho desconocimiento de la enfermería, se nos sigue viendo como ATS (ayudante téctnico sanitario… y no, no somos ayudantes de nadie, no trabajamos de forma subordinada, sino interdisciplinar), tal vez resulte más ilógico pensar que ni si quiera un farmacéutico pueda recomendarnos qué tomar.
      Lo malo no es que nos dejen o no nos dejen hacer, sino que nos obliguen a hacer pero pretendan negarnos un respaldo legal. De verdad que no deseo ni prescribir ni dejar de hacerlo, pero si realmente creen que ello supone un peligro para la salud de la población… creo que deberíamos dejar de hacerlo. Y que cada uno se ocupe de lo suyo sin delegar por comodidad o ahorro… al final el que pierde así es el paciente, el gran olvidado, como siempre.

    • Matronaonline says:

      Eso y… que no nos engañemos, muchas farmacéuticas trabajan con la dinámica de “tú prescribes mi medicamento y nosotros te pagamos el congreso tal, el ave hasta allí y la estancia en un hotel… y a tu mujer también le pagamos los gastos”. Está claro que si nos sumamos cientos de miles de personas, el “pastel” tendrá que dejar de repartirse (es una teoría eh? Soy mal pensada, pero algo me dice que esto también influye bastante…)

  5. Rural Baby Project says:

    Me parece fatal tal y como funciona. Los perjudicados somos los pacientes. Perdemos tiempo y calidad asistencial entre tanta jerarquía injustificada. Es lo que tu dices: parece que seas la “becaria” aventajada del médico si te deja prescribir… en fin… a ver si se les pone un poco de talento, como decimos por aquí, y simplificamos un poco el sistema a favor de la eficacia leída como el tiempo y calidad de atención a nosotros, los pacientes…

    • Matronaonline says:

      Fíjate, hasta la tele anuncia el Ginecanestén (por poner un ejemplo), que es un antibiótico… se supone que no debería ni si quiera comprarse sin receta, pero no sólo no es así, sino que lo recomienda un anuncio de la tele (no un médico que te ve personalmente en consulta y valora la sintomatología y el historial) y termina con un “consulta a tu farmacéutico” (tampoco un médico). Y resulta que yo como matrona voy a poner en riesgo la salud de una mujer por recomendarle tomar tardiferón en el embarazo porque tiene la hemoglobina baja??
      Lo dicho. Si tan peligroso es, no sé que han hecho todos estos años delegando, que lo hagan ellos y que a vosotras os vuelvan locas de una consulta para otra…

  6. Irene says:

    Soy médica y estoy de acuerdo con la prescripción enfermera (simplemente se trata de regular lo que se hace en el día a día)

    Sólo te hago una precisión en cuanto al comentario sobre el farmacéutico… El farmacéutico tendrá más idea en cuanto a la composición química del fármaco, farmacocinética, etc etc etc. Pero eso no lo hace prescriptor!!! Incluso aunque conozca indicaciones… ¿por qué? Pues básicamente porque lo que hay que entender es la patología de fondo. Y lo que no tienen (no porque sean tontos, ni mucho menos, sino porque no es su función ni se forman para ello) es capacidad diagnóstica.
    Es decir EN TEORÍA si alguien fuera a una farmacia a por un jarabe para la tos (de inicio estoy en contra de estos jarabes… pero lo dejo de lado)… se podría dar… sí. Pero la tos puede ser manifestación de muchísimas patologías (incluido del efecto adverso de fármacos tan frecuentes como los IECAs) y ese diagnóstico diferencial para ver si es necesario añadir un jarabe o bien retirar un fármaco, o bien realizar otro tipo de exploración para llegar a un diagnóstico X y al tratamiento X no lo va a hacer el farmacéutico.

    (Es solo una apreciación… Por lo demás, creo en la formación de otros sanitarios. Estudié también fisioterapia y sé las técnicas que tengo que aplicar en base a una patología. Ahora… creo que en según qué cosas es imprescindible una orientación médica (ej: una baja saturación en un paciente que viene a urgencias… no es indicación directa de oxígeno… incluso le puede hacer más mal que bien en según qué casos) Todo esto se soluciona sencillamente con buena comunicación.
    (Y a ser posible.. más inversión en sanidad… porque todo el personal sanitario está saturado… y más en algunos servicios… y a veces la comunicación se resiente por ello)

    • Matronaonline says:

      Hola Irene! Totalmente de acuerdo, tal vez no me expliqué bien. Quería hacer ver esa realidad que hay en cuanto a farmacéuticos prescriptores. Sabiendo más que nadie sobre farmacología, casi nadie pone en duda sus recomendaciones. A mí por ejemplo jamás me han preguntado en la farmacia por mis alergias, muchísimo menos me han consultado mis antecedentes personales ni otras medicaciones que pudiera estar tomando y crearan interferencias con la que me recomiendan. Pero aún así, no sólo se permite que prescriban, sino que en los anuncios de la tele de medicamentos recuerdan que en caso de duda se debe consultar con el farmacéutico. Me sorprende que exista este desconocimiento, que haya quien pone el grito en el cielo ante la prescripción enfermera de medicamentos y productos sin prescripción médica, cuando la enfermera tiene acceso a todo el historial médico de un paciente y sin embargo, como bien dices, se acepte una prescripción por parte de un colectivo al que le quedan muchos flecos sueltos a la hora de prescribir. Como en muchas otras cosas… el desconocimiento es grande.
      Muchas gracias por comentar!!

      • Irene says:

        Disculpa por haberte entendido mal.
        Estoy totalmente de acuerdo contigo.
        Por desgracia, creo que la enfermería (y otras ex-diplomaturas sanitarias) aún tardarán alguna generación en quitarse el “sanbenito” del “ATS” o aún peor… del “practicante”. Con todo mi respeto, por supuesto… pero son estudios universitarios con un nivel amplio de formación teórica y práctica. Con unas funciones específicas de la profesión. No son “médicos en pequeñito”. Hay que cambiar muchas mentalidades. Confío en que poco a poco se vaya produciendo. Por el beneficio del paciente.

        • Matronaonline says:

          Ay… esa es otra!! Cuando la gente sabe que tras la carrera hice una especialidad (matrona), un máster (sexología) y estoy en otra carrera (psicología) me preguntan extrañados “¿y por qué no haces medicina?” Dan por hecho que quien hace enfermería es porque no puede o no vale para hacer medicina, cuesta entender que si me gusta estudiar no quiera hacer medicina. Me encanta mi profesión y, si quiero ir a más, no escojo la medicina, porque es otro campo el que me llama y me llena (la psicología). Costará mucho cambiar en la sociedad la imagen de la enfermería, está claro que gran parte del rechazo a la prescripción enfermera se debe a esa falsa creencia de que sólo pinchamos y damos medicación :(

  7. luis fernandez says:

    Eso de que un farmaceutico… que le da mil vueltas a cualquier médico en cuanto a conocimiento sobre medicación es lisa y llanamente MENTIRA , como todas las generalizaciones que haces en tu lamentable panfleto.La prescripcion es clinica, individualizada, adaptada al paciente y hay que saber muuuucho para poder hacerla.No teorica.Quejarse de que los demas le hacen de menos a una profesion y hacer lo mismo con otra, es propio de personas acomplejadas, envidiosas e inestables.Esto no es una batalla entre medicos y enfermeros aunque a ti te pueda gustar engañar con ese concepto.Yo nunca hare de menos a un compañero sanitario de manera colectiva aunque tu te lo merezcas sobradamente a nivel personal
    Te dire solo dos cosas:
    1-enfrentar a colectivos para obtener una pequeña parcela de poder para satisfacer tu EGO es tipico de mentes pequeñas, de pobreza mental
    2-Si quieres prescribir, haz MEDICINA

    • Matronaonline says:

      Esta acomplejada, envidiosa, inestable, de mente pequeña y pobreza mental se pone en pie, aplaude con fuerza, se quita el sombrero, le hace 600 reverencias y hasta la voltereta lateral con unos grandes pompones amarillos a quien ideó la libre elección de profesional sanitario, gracias a la cual los pacientes nos libramos de sufrir ser atendidos por maleducados como tú. ¡Bravísimo!

No te vayas sin comentar :)