Parto… ¿respetado?

Ojoplática me quedé al leer sobre el parto respetado en un lugar de internet, de cuyo nombre no quiero acordarme (bueno, es que realmente… ¡no recuerdo dónde lo vi!). Hace un tiempo que se viene hablando del parto respetado y veo como en (demasiadas) ocasiones parece que cobra más importancia que lo respetado sea el parto, por delante de las decisiones de la mujer. Nunca me han gustado los extremismos, porque si algo les caracteriza es la falta de respeto y tolerancia a otros puntos de vista.

Creo que entre las mujeres falta información, mucha información, sólo así podrán saber qué decidir. El problema surge cuando esa información viene de fuentes, digamos… dudosas. Dudosas y alarmantes, ya que no se preocupan de incluir las fuentes de sus datos al informar de que en España sólo el 10% de las intervenciones obstétricas están basadas en la evidencia científica y que el 90%, por lo tanto, pueden causar daños sin que su beneficio esté demostrado. Debe de ser que vivo en un mundo paralelo, porque jamás he trabajado en un lugar donde el 90% de las intervenciones se las saque el personal de la manga, poniendo en peligro la salud de la mujer y su hijo. Me parece una acusación demasiado grave como para soltar el dato sin más.

¿Parto respetado o parto atemorizado?

Y continuando con la falta de fuentes, pese a que en el texto recomiendan a la mujer que se informe, indican que el parto respetado conlleva libre ingesta de alimentos… recomendación basada ¿en? en este post sobre beber y comer durante el parto expliqué que la bibliografía científica hasta el momento recomienda la libre ingesta de líquidos, pero que no ha podido demostrar que comer sólidos durante el parto sea inocuo. ¡Vaya! nos metemos en ese 90% de prácticas no basadas en la evidencia científica, vaya batiburrillo de ideas. La mujer que se informe, decidirá si prefiere comer porque le apetezca o no comer porque no se ha demostrado que sea recomendable (tampoco que no lo sea, a día de hoy, tal vez en un futuro se demuestre que es inocuo o justo lo contrario). Cualquiera de las 2 opciones no corresponderían a un parto respetado, sino a una mujer respetada.

Otra de las supuestas características del parto respetado es la lactancia materna exclusiva. O sea, que quien opte por la mixta o la artificial, ¿no tiene un parto respetado? No comprendo por qué cuesta tanto escuchar a la mujer, aceptar sus decisiones y apoyarlas. Imagino que tras esto estará el típico argumento rancio de que “si una mujer no opta por la lactancia materna exclusiva es porque no está suficientemente informada“. Pues no, no siempre es así, hay mujeres que dan lactancia mixta o artificial simplemente porque les da la gana y así lo deciden, eso nada tiene que ver con el parto respetado. Por la misma vía discurre otra característica: no epidural, seguimos anteponiendo la fisiología del parto a la voluntad de la persona. Ah… ya… que las mujeres que paren con epidural es porque no están suficientemente informadas, ¿no? Recapitulemos: si una mujer acude al hospital diciendo que quiere la epidural, es un parto no respetado. Si a los 2 meses de lactancia decide pasarse al biberón… es un parto no respetado. No comprendo esta lógica, la verdad.

1000

Más supuestas características del parto respetado: que no te hagan tactos ni episiotomía. Ay, ay, ay… Inconscientemente se les ha olvidado decir que lo que aconseja esa evidencia científica que tanto añoran en las prácticas asistenciales en España es que no se haga episiotomía por rutina, sino sólo en los casos en los que esté indicado, al igual que con los tactos, se realizan cuando la evidencia considera que son necesarios. Tiene riesgos que un adulto se haga una radiografía… ¿recomendamos entonces para la adultez respetada que no se hagan radiografías porque no están basadas en la evidencia científica? No hay evidencia de que sea beneficioso hacerse radiografías por rutina, pero sí cuando son necesarias. Pues con los tactos y las episiotomías ocurre igual (si alguien desea ahondar en toda la bibliografía científica que se maneja al respecto, puede consultar la Guía de atención al parto normal editada por el Ministerio de Sanidad, con toooodos los estudios internacionales que respaldan sus prácticas recomendadas) Se me ocurre que una madre poco informada que lea estas recomendaciones viva una situación bastante desagradable si el día de su parto ve cómo pretenden hacerle un tacto vaginal o le preguntan si desea epidural, pensará “¡Dios mío, no voy a tener un parto respetado!”, aunque tampoco debería causarle sorpresa alguna, ya que por lo visto el 90% de las intervenciones nos las sacamos de la manga y pueden ser dañinas…

No oxitocina sintética y no rotura de bolsa. Mecachis… se les olvidó inconscientemente de nuevo añadir el apellido “rutinaria”. A estas alturas empiezo a sospechar que esa inconsciencia pudiera ser consciente. Volvemos al caso de la mujer que acude al hospital de parto y ve cómo le proponen usar oxitocina porque en su caso sea necesaria, ¿qué pensará?, ¿se sentirá segura? lo dudo, seguramente con lo que ha leído se sienta atacada y poco respetada. Las recomendaciones de la OMS apuntan al uso de la oxitocina sintética en las inducciones de partos y en las progresiones detenidas de la dilatación (y vaya, creo yo que la OMS se basará en la evidencia científica para recomendar algo… si no, apaga y vámonos) y desaconsejan su uso rutinario, pero resulta que hay personas a las que por algún motivo que no alcanzo a comprender, les interesa meter miedo a las mujeres con el tema de la oxitocina, aun en los casos en los que la propia OMS la recomienda. Hay gente que sabe más que la OMS…

Y… también resulta que para tener un parto respetado es preciso el corte tardío del cordón. ¡A tomar por saco las donaciones! claro que hace nada también leí que los niños a los que se les realiza el pinzamiento precoz nacen asfixiados (ya sabéis, que aquí todos saben más que la OMS). La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) gestionan en este país todas las recogidas de sangre de cordón donada de manera altruista, sangre que salva vidas a personas enfermas en todo el mundo (si alguien en Italia es compatible con una muestra aquí conservada, allá que va, de la misma forma que si tú sufres una leucemia y un donante de Brasil es compatible contigo, se trae esa muestra para tu tratamiento). Acusar a la ONT de pretender que los niños nazcan asfixiados o que propicien que las mujeres no disfruten de un parto respetado me parece una absoluta osadía, por no decir otra cosa menos políticamente correcta.

No deja de resultar irónico que en ese mismo texto digan “conoce tus derechos”. Voy a poner mi granito de arena en esto: Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. En el artículo 4 del capítulo II encontramos esto: “Los pacientes tienen derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma [...] La información clínica forma parte de todas las actuaciones asistenciales, será verdadera, se comunicará al paciente de forma comprensible y adecuada a sus necesidades y le ayudará a tomar decisiones de acuerdo con su propia y libre voluntad“. Vamos, que tienes derecho a recibir información veraz, además de derecho a ser respetada, por encima de la fisiología de tu parto. Es más, decidirás de acuerdo a tu propia y libre voluntad, lejos de este tipo de imperativos que circulan por internet sobre lo que tienes que hacer y lo que no tienes que hacer (menos aún si cuentan la información de forma errónea o sesgada).

El 90% de las prácticas obstétricas en España no se basan en la evidencia científica y pueden ser dañinas” ¿Qué intereses creéis que mueven a la gente para infundir este miedo a las mujeres?, ¿por qué pese a que las recomendaciones de la OMS en la atención al parto son claras, algunas personas las manipulan para que parezcan amenazantes?

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

96 comments

  1. nosoyunadramamama says:

    Qué cantidad de burradas se pueden decir en esto de la salud!!! Yo tenia en mente q un parto respetado era aquel en el que se respeta lo q la mujer quiera (siempre q las circunstancias no obliguen a otra cosa). Pues oye, yo he sentido q mis 3 partos fueeon respetados y los he tenido con epidural y sin ella, con episiotomia y sin ella, con rotura de bolsa x parte del personal sanitario y con rotura de bolsa espontanea (no sé si es el término qse usa cdo se rompe sola). En fin, creo qhay una corriente un poco peligrosa en este sentido y creo q si las cifras de mortandad en el parto y puerperio han descendido tanto en las últimas décadas es precisamente gracias a los avances sanitarios.

    • Matronaonline says:

      Totalmente de acuerdo contigo… profesionalmente lo que me interesa es que un parto acabe con un resultado saludable y satisfactorio para la madre, nadie es quién para decidir lo que debe ser satisfactorio o no para ti, intentar meter miedo a la gente para llevarla a otro terreno es muy poco ético!

  2. mamá puede says:

    La verdad es que las primeras veces que vi algún artículo sobre parto respetado lo leía, pero luego ya pasé. No es la misma idea que tengo yo por parto respetado.
    Yo tuve dos cesáreas y considero que las dos veces tuve el máximo respeto, habrá quién piense que me engañaron… Pues vale, viviré feliz con mi ignorancia pero tranquila porque mis niños no sufrieron y creo que fue lo mejor.
    Creo que se están sacando las cosas de quicio y en algunos casos puede ser hasta peligroso

    • Matronaonline says:

      En concreto con la cesárea conozco varios casos de mujeres que se han sometido a una y estaban satisfechas… hasta que leyendo por internet acabaron bastante a disgusto con la idea de que las sometieron a una cesárea innecesaria por vete tú a saber qué motivos.
      Entiendo que una mujer que no se siente satisfecha pueda buscar comunidad en las redes, pero… que alguien pretenda que una mujer satisfecha se vea inmersa en un mar de dudas? No lo entiendo

        • Matronaonline says:

          Sí, te pongo un ejemplo: 2 mamás con bebés nacidos por cesárea, María y Pepa.
          María fue atendida en un hospital con protocolos nada actualizados, siente que durante la dilacación la trataban como una niña, algo empezó a pitar en el monitor tras varias horas de dilatación y la llevaron corriendo al quirófano “vamos a sacar a tu bebé, tú tranquila” fue todo lo que la dijeron. Nació su bebé, lo vio por encima de una sábana y se lo llevaron. Hasta que no vio a su pareja, no supo que su bebé estaba bien. Esa experiencia a María le ha supuesto un duro trance con el que no contaba y le ha hecho buscar información en internet. Le hicieron la cesárea a las 12 de la noche, al parecer hay médicos que hacen eso para que durante la guardia nadie les despierte. Se hacen muchas más cesáreas de las recomendadas por la OMS, ¿sería entonces la suya una cesárea innecesaria que le ha hecho pasar por todo este sufrimiento? María se dedica ahora a apoyar a mujeres que podrían estar en su situación, ya que fueron otras mujeres quienes le apoyaron a ella y le ofrecieron esta información.
          Pepa estaba casi de 42 semanas, la ibdujeron el parto y tras varias horas sin dilatar nada, pasó por quirófano para una cesárea. Todo salió bien y ella está satisfecha tanto con la atención recibida como con el resultado, pero un día queda a comer con María y esta le cuenta que probablemente la cesárea se la hicieron porque su médico se querría ir a dormir. Que no está claro que tenga beneficio alguno inducir un embarazo prolongado, que hay muchos estudios que dicen que las inducciones son dañinas para el bebé. Además, los bebés nacidos por cesárea tienen más problemas que los nacidos por vía vaginal. En este país se hacen muchas más cesáreas de las aconsejadas, tal vez la de Pepa lo fue, que además fue a un hospital privado, donde las tasas de cesáreas son mucho más elevadas. Pepa se va a casa con una sensación amarga porque tal vez la engañaron, tal vez se sometió a una inducción y cesáreas no justificadas y eso podría dañar a su bebé… la satisfacción inicial se torna en culpa y miedo.
          Es una situación que perfectamente podría ser real. Es más, incluso tal vez a las 2 las sometieron a cesáreas innecesarias, porque se hacen muchas. Pero si una está satisfecha… ¿para qué tiene que ir otra persona a “abrirle los ojos” con el miedo? Cuando se tienen dudas sobre el trato recibido o el profesional que corresponde no convence, lo mejor es buscar una segunda opinion PROFESIONAL e incluso cambiar de médico. Todas las demás opiniones no son más que eso, ideas subjetivas (como el enema, a algunas les parece humillante y otras se niegan a parir sin él). En algo tan importante como la salud y la satisfacción con la asistencia sanitaria no tiene cabida el dar información basada en experiencias subjetivas para asustar. Tan válida es la experiencia satisfactoria como la traumática, ambas deben respetarse y no juzgarse, mucho menos intentar convencer a nadie de que tu experiencia es la única válida y extrapolable a las demás mujeres.

      • Ruth says:

        Pues por ejemplo porque se haya dado cuenta de que una cesárea es una cirugía mayor que a priori conlleva muchos más riesgos que un parto fisiológico.
        Que pena que una matrona que estudia para atender los partos no vea “grave” que una mujer considere que es lo mismo una cesárea que un parto.

        • Matronaonline says:

          Me aclaras por favor dónde digo que no vea grave que una mujer considere que es lo mismo una cesárea que un parto? Porque por ningún lado lo veo. Es más, ni si quiera hablo de que una cosa sea mejor, igual o peor que la otra, hablo de la satisfacción percibida y de que si no se siente confianza con un profesional lo mejor es buscar una segunda opinión. Aclárame por favor eso que tanta pena te da…

  3. Mamadetres says:

    Creo que han exagerado con ese %.

    El parto respetado es segun yo, proporcionar información sin presionar a hacer algo concreto.

    A mi me han puesto oxitocina en otro pais, por acelerar el parto aunque como siempre doy a luz a la una de la noche (no sé cómo se ponen de acuerdo los niños jejeje) pese a que no necesite la oxitocina la agradezco porque me siento sin fuerza por la noche después de tanto esperar el momento esperado del parto.

    Dicen que con oxitocina duelen más las contracciones, en mi primer parto sentí más dolor pero en el segundo no. Y el tercero fue sin oxitocina.

    Nunca me pusieron epidural pero siempre he tenido episiotomia. No sé si ha sido por desgarro o que me han echo el corte, no sé, pero como mínimo eran seis puntos.

    Lo que destacaría como “no respetado” sería que cuando se está de parto a veces no te dejan caminar ni moverte libremente. Te ponen la maquina esas de las contracciones y no puedes moverte bien como si estubieras atada. Como mucho me dieron una pelota pero pienso que caminar es mejor para la mente y el cuerpo.

    Lo segundo sería que suelen obligar a parir estirada cuando se supone que lo mejor es que la mujer escoja la posición en la que se sienta mejor. He leido que parir estirada de lado es mejor pero la posición que facilita la expulsión del bebé y evita desgarros y de todo es ponerse en cuchillas. Cosa que a mi ninguna de mis tres ginecologas me ha permitido, sino que debi estar estirada y con las piernas en lo alto.

    Yo doy preferencia a la leche materna pero por distintos motivos acabo dando mixta. Y sí, no me gusta que me agobien con que no debo darle leche de fórmula pero cada caso es diferente.

    • Matronaonline says:

      Vaya! Tienes un reloj en la tripilla que suena a la 1 de la mañana :P
      Efectivamente, el respeto pasa por aceptar las decisiones de la mujer, dejarla caminar si es lo que desea y ofrecer que escoja libremente la postura para parir. Cada mujer es un mundo, si no todas queremos lo mismo con nuestra pareja o en los momentos de ocio, ¿por qué íbamos a encasillarnos todas dentro de esas supuestas características del parto respetado? Es absurdo y muy intolerante… todas las opciones son válidas!

  4. lamamadealvaro says:

    Me ha encantado tu post, sobre todo por la cantidad de estupideces que desmientes. Yo creo que la base para tener un parto respetado ( es decir, en el que siempre que se pueda se respete la decisión de la madre) es la información y desgraciadamente todavía el temor pesa mas que la capacidad de información y decisión.

    • Matronaonline says:

      Gracias! Y mucho me temo que seguirá pesando más el temor mientras haya quien alerte que el 90% de las prácticas obstétricas en España son peligrosas. Me enantaría ver el estudio original que arroja esa escandalosa cifra!

  5. maría says:

    Estoy de acuerdo! Una cosilla, por qué no dices de dónde es? Básicamente, xk si es una organización importante, puede llegar a muuucha gente y confundir a muchas mujeres… Personalmente, creo que son mujeres que han sufrido tantísimo en algún parto (y hay muchas, eso tb es cierto, no podemos negar que no hay muchos hospitales que te dejen caminar durante la dilatación, que te permitan ingerir líquidos, que cuando la mujer pregunta no se le responde…) que poco a poco han ido yendo al otro extremo.
    Otra cosilla: podrías hablar sobre la donación de sangre del cordón? En mis anteriores embarazos la información a la que he accedido es sumamente escasa y poco clarificadora…
    Gracias!

    • Matronaonline says:

      Hola María! Pues es que realmente… no sé dónde lo vi! Suelo apuntarlo todo, pero he estado en la playa y lo leí allí con el móvil. Sí que puedo afirmar que no pertenecía a ningún organismo relacionado con nada de la salud ni el parto, afortunadamente, pero no sé quién estaba detrás ni dónde fue publicado. De todas formas he de decir que buscando sobre ello he descubierto que esta información basada en el miedo se encuentra en muchas webs…
      Claro que hay muchas mujeres que han sufrido mala praxis, las ha habido siempre y las seguirá habiendo. Las profesiones sanitarias son como todas, hay malos profesionales, no hay ni una sola profesión en el mundo donde podamos afirmar que todos son buenos profesionales.
      Es “cierto” lo que comentas de los hospitales. Y lo entrecomillo porque en realidad ningún protocolo u hospital puede estar por encima de la ley. Esto significa que si la mujer de parto desea caminar, beber o escoger libremente la postura para parir, su decisión prevalece sobre la de la matrona y el médico, que no tienen capacidad legal alguna para prohibir. Estoy hay muchas mujeres que no lo saben y por eso aceptan esas prohibiciones… y sí, también hay matronas que tampoco lo saben o hacen que no lo quieren saber. En caso de conflicto, reclamación, la ley ampara siempre al paciente.
      Mira, te dejo esto que escribí sobre la donación de sangre de cordón, a ver si ahí aclaras un poco las ideas http://matronaonline.net/donacion-publica-de-la-sangre-de-cordon/ ;) muchas gracias por comentar!

  6. tuspatucosymistacones says:

    Pues yo no sé cómo será mi parto, pero sí sé que quiero que sea respetado, es decir, que me respeten a mi y a las decisiones sobre el parto que quiera siempre y cuando no se ponga en riesgo mi salud y\o la del bebé. En verdad es tan simple como esto, pero a la gente le gusta crear polémica…

    • Matronaonline says:

      Claro, eso es lo que hay que respetar, las decisiones. Sean ponerse epidural o no, estar acompañada o no, ofrecer lactancia materna o artificial, parir en una postura o en otra… no todos los modelos son igual de válidos para cada mujer, cualquiera es beneficioso si es elegido libremente por ella!

  7. Nuria says:

    Yo creo que confunden parto respetado con parto no intervenido. En cualquier caso, a quién hay que respetar es a la mujer y sus decisiones, no “el parto”

  8. Raquel says:

    Pues no tengo ni idea de con qué intención lo hacen pero me encanta que hayas tocado este tema. Últimamente leo mucho blanco o negro, cómo tu dices; posturas muy extremas. Y eso no es bueno! Ni tanto ni tan Calvo creó yo. Hay una diferencia abismal entre hacer las cosas por rutina y hacerlas cuando se necesitan. Gracias por darnos tu punto de vista! Normalidad!!

    • Matronaonline says:

      Gracias Raquel! Habrá quien lo quiera blanco y quien lo quiera negro, muy respetables ambas opciones, pero también lo es toda la gama de grises intermedia por la que optan la mayoría de las mujeres. Establecer una opción como la única válida… malo!

  9. La Hobbita says:

    Con este tema creo que pasa un poco como los antivacunas:

    La desinformación en torno a embarazo, parto y lactancia ha hecho que ciertos sectores alarmistas y sectarios se apropien de un espacio que, en mi opinión, deberían haber ocupado los profesionales sanitarios desde un principio y que, quizás en su momento no supieron ocupar.

    Actualmente, con el acceso a internet, la información está ahí y cualquier persona puede llegar a ella. Sin embargo, dicha información no está cribada (es la propia persona quien debe cribarla) y ciertas páginas tienen una capacidad increíble para adornar sus sandeces (disculpa que lo diga así pero creo que hay que llamar a las cosas por su nombre) con estudios paracientíficos y léxico que podría pasar por sanitario. No olvidemos cierta política australiana defensora del parto natural (¿natural? en serio parir, sea donde sea, no es persé natural?) que murió durante su propio parto asistido en casa. http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/03/actualidad/1328294452_896300.html

    Así que ahí está la polémica.

    Yo lo tengo claro. Quiero un parto respetado. Un parto en el que se me respete como mujer, mis tiempos, mi situación. Un parto en el que se me explique lo que está pasando en el momento en que yo lo solicite y en el que me permitan tomar decisiones con toda la información posible a mi alcance. Y profesionales en los que confiar. Esos profesionales que, si te dicen que es necesario una cesárea es porque realmente es necesario. Porque señoras: llevamos toda la vida pariendo, si. Y también llevamos siglos muriendo en los partos. La medicina es un regalo que no debemos menospreciar. Yo querría tener un parto estupendo, pero si no lo fuera, quiero a un buen sanitario cerca que sepa lo que hay que hacer.

    Eso si, como consuelo diré que pasa en prácticamente todas las profesiones. Yo soy veterinaria y lo que más tememos en nuestra profesión es lo que llamamos ‘El Consejo de Sabios’. Reparten axiomas como si fueran caramelos y luego no hay tu tía para sacar esa información grabada a fuego en los cerebros de nuestros pacientes.

    Un abrazo y sigue escribiendo estos post tan claros :)

    • Matronaonline says:

      Sólo puedo decir… chapó y gracias por este comentario!!! Estoy muy de acuerdo a todo lo que dices, añado más, creo que hemos pasado muy de golpe a aceptar cualquier consejo del médico sin cuestionarle a poner en duda todo lo que provenga de los sanitarios y buscar “salvadores” que nos digan “la verdad” y nos “defiendan”… y al final todo lleva a lo mismo: confusión

  10. tuamadridyyoabarcelona says:

    Me encanta leerte porque siempre sacas temas súper en boga y no solo das tu visión y conocimiento sino que lo haces con gracia y me lo paso bomba jajaja (¿me imagino que no seré la única?).
    Con todo esto del parto respetado estamos perdiendo el norte (sobre todo algunos), y lo confundimos con el término parto natural, me parece a mi…
    Cada mujer es libre de decidir como quiere llevar su parto, como quiere vivirlo y, por supuesto, como quiere criar a ese niño!
    A ver si ahora vamos a empezar con tonterías y si no das a luz sin epidural, sin ayuda, en cuclillas mordiendo un palo como mi abuela, eres menos madre! Habrase visto!
    Conozco dos madres maravillosas con partos totalmente distintos, pero que se sintieron apoyadas y comprendidas por el equipo que las atendió, y eso es lo que debe primar.
    Yo leí en la revista Objetivo Bienestar un artículo sobre el parto respetado y tocaban todas las posturas y posibilidades, me pareció muy interesante.
    Un besito

    • Matronaonline says:

      Jaja gracias!!! Sí, se confunden términos, no es lo mismo parto respetado que parto natural, ni parto vaginal.
      Se pierde el norte en el momento en el que se acepta una única opción como válida. Nada tiene menos respeto que eso. Parece que a algunos no les hace gracia que una mujer que haya parido con epidural o haya tenido una cesárea diga que se siente satisfecha. ¿Cómo puede ser que moleste que haya gente que esté satisfecha? Es un sinsentido!

    • Barbara Vazquez Barge says:

      Curiosamente, mi abuela tuvo sus dos hijos por cesárea, por grandotes. Uno pesó 5 kg y el otro 6 kg. Y eso fue en los años 50. En cambio a mi madre conmigo por no hacerle cesárea a pesar de que yo venía de cara, le hicieron un destrozo del que tardó años en recuperarse, y yo pasé un día en la incubadora morada de golpes por todas partes. Donde todo el mundo prefiere un parto natural, mi madre está deseando que a mí me hagan cesárea, ya que su experiencia fue tan atroz.
      Lo que no puede ser es que se genere esa desconfianza en el personal sanitario, que después de todo es el responsable de que la tasa de mortalidad en los partos, tanto de madres como de hijos, haya disminuido hasta ser casi insignificante.

      • Matronaonline says:

        Madre mía qué grandísimos!
        Una presentación facial de cara, de hecho es criterio de cesárea. Como he dicho en otros comentarios, pese a que haya algún misterioso motivo oculto, en este país apenas se habla de los riesgos de no actuar cuando es necesario y sí de lo peligroso que es hacerlo cuando es innecesario. Ambas situaciones son negativas, por supuesto, pero es que resulta que hay más sentencias en obstetricia de lo primero que de lo segundo!!
        La tasa de morbimortalidad materna y fetal a la que se expuso tu abuela en su día afortunadamente está lejísimos de la que hay hoy en día. Gracias, pese a quien le pese, a los avances médicos y a la mejora de la atención al parto.

  11. pepajc says:

    Te felicito de nuevo compañera. Lo has bordado!! Ya era hora de que alguien de nuestra profesión hablara con tanta claridad y sensatez sobre el “parto respetado”. En la feria del libro, donde estuve firmando mi novela, alguien me pregunto si esa historia “El parto de Clara” trataba sobre el parto respetado. Cuando le dije que hablaba de un parto en el hospital y….ya no quiso escucharme, cruzó los brazos y se fue. Lástima. Como tú bien dices, por suerte para las mujeres, respetamos sus decisiones, sin condenar sus opciones. Y, sobre todo, muy importante, no juzgamos a pesar de la opción que quieran tomar. Estamos a su lado. Esta entrada tuya es una joya, de verdad. La has bordado!!! Enhorabuena!!!!

    • Matronaonline says:

      Muchas gracias Pepa! Realmente dar una información como la leí, lejos de reivindicar nada, confunde a las mujeres haciéndolas pensar que si no siguen esas recomendaciones, no están siendo respetadas… e incluso respetuosas. Nótese la diferencia en que al hablar de “parto respetado” y “mujer respetada” entra un factor diferenciador en juego: la voluntad de la mujer. ¿Quién decide ponerse o no la epidural? La mujer. Si lo hace, es ELLA quien no está respetando su parto. ¿Qué sensación le quedará si posteriormente hay una complicación, por ejemplo una retención de placenta? ¿Podría considerar que debe asumir esa culpa por no haber respetado su parto?
      Una cosa es informar y otra engañar y alarmar. Eso sí, esos engaños y esas alarmas llevan unos trajes de “información científica” que dan el pego totalmente…

  12. Diario de una madre ingeniera says:

    Me encanta lo que explicas. Odio los radicalismos y la gente que generaliza. Lo que se tiene que respetar es la decisión de la mujer, y ya está. Lo que ella decida no significa que haga que sea respetado o que no…vaya tontería!

    Un besote!

  13. De Profesión Mami says:

    Yo siento disentir pero no estoy de acuerdo en absoluto con lo que dices y como lo planteas.
    Que hay un problema en la atención al parto en España es algo indudable que se pone de manifiesto de varias maneras.
    Primero en las estadísticas infames que tenemos de episiotomías, partos instrumentales, cesáreas y demás, que superan con creces las que según la OMS, esa que tanto nombras, se consideran “normales y esperables”.
    Segundo porque si se hacen recomendaciones desde el propio Ministerio de Sanidad sobre cómo atender el parto es porque no se está atendiendo en general como debería hacerse.
    Si los resultados fueran buenos y todo el mundo o la gran mayoría trabajasen bien no sería necesario hacer ninguna recomendación.

    Me parece cobarde por tu parte no nombrar la fuente a la que aludes, eso es tirar la piedra y esconder la mano.
    Como no dices de donde sacas la información que tanto criticas personalmente no me creo nada de lo que pones.
    Hay varias opciones posibles:
    1. Que sea cierto que se estén diciendo mentiras o exageraciones para meter miedo con no se me ocurre que finalidad.
    2. Que quienquiera que sea del que hablas no se haya expresado bien del todo.
    3. Que tú no le hayas entendido.
    4. Que estés tergiversando la información, mezclando churras con merinas, con una finalidad que desconozco.

    Cuando se habla de Parto Respetado no se habla solo de un parto “educado” en el que te llaman de usted. Respetar el parto significa varias cosas:
    1. Respetar la fisiología del parto, es decir, no hacer nada que vaya en contra de lo que una mujer y el cuerpo de la misma y su bebé necesitan para dar a luz.
    2. Respetar los derechos de la mujer como paciente, es decir, informarla, pedir su consentimiento siempre y no hacerle nada sin él.
    3. Respetar los deseos y necesidades de la mujer y el bebé.

    En España la postura para parir por excelencia es tumbada hacia arriba a pesar de que la lógica, la ciencia y las recomendaciones dicen que esa es la peor postura para hacerlo. En el 90% de los paritorios esa es la postura que “obligan” a adoptar a las mujeres para parir, aunque la mujer no la quiera y no sea lo mejor para ella, para el parto y su bebé. Teniendo en cuenta sólo este detalle, ya todos los partos atendidos de esta forma están siendo mal atendidos y no están siendo respetados. Así que la cifra del 90% que tanto te disgusta y crees desproporcionada no está tan alejada de la realidad.

    Se programan y se inducen partos por motivos peregrinos no avalados por la ciencia. Si todas las mujeres que han sido sometidas a cesárea se pusiesen a investigar los motivos que les adujeron para practicársela, un % elevadísimo descubrirían que esa cesárea no estaba justificada. Yo animo a todas las que habéis comentado y todas las que lean esto a hacer ese ejercicio, probablemente os llevéis una sorpresa desagradable. Os sentiréis timadas y será porque de verdad os timaron. Todos esos partos vaginales robados son partos no respetados.

    Se aplican infinidad de procedimientos por rutina como tú dices sin necesidad y lo peor: sin avisar a la mujer. Cosas como poner oxitocina porque si desde el principio o romper la bolsa (nada justifica que se tenga que romper) además de mala praxis, es pasarse la ley del paciente por el forro y en consecuencia no respetar el parto.

    Por último, estoy de acuerdo en que la mujer debe poder elegir. Incluso aunque lo que elija no sea la opción “más sana” objetivamente hablando. Hay millones de personas en el mundo que son fumadoras por elección propia aunque saben que fumar les perjudica la salud y nadie discute su derecho a matarse lentamente si quieren. Pero el problema en la atención al parto es que las mujeres no sabemos y la información que nos suelen dar es muy mala. Para poder elegir tenemos primero que saber y fíjate tú que precisamente uno de las trabas se encuentra en la preparación al parto que las matronas dais y que normalmente deja mucho que desear. Quizá si informaseis de verdad de los pros y los contras de la epidural muchas mujeres no la pedirían. Si en el hospital se atendiese de otra manera las mujeres no sufrirían tanto y tampoco la pedirían. Si hubiese a disposición de las mujeres otros métodos alternativos a la epidural los preferirían antes que a esta.

    Así que antes de negar la mayor, de decir que todo es de color de rosa cuando no lo es, de decir que los demás mienten, exageran o tratan de atemorizar a las embarazadas, deberías hacer mejor tu trabajo e informar adecuadamente en lugar de desinformar.

    Me apena tremendamente pensar en todas las embarazadas que pueden caer en tu página web y confiando en tu título y supuesta profesionalidad creerse lo que cuentas.
    Yo animo a que las mujeres investiguen, lean, pregunten, se informen y si lo que les ofrecen no es lo que consideran lo mejor que sigan buscando, que cambien de médico y de hospital hasta que den con el que les ofrezca más confianza. No todo el mundo trabaja igual y no todo el mundo trabaja bien. Muchas mujeres están satisfechas porque no saben que podría haber sido todo de otra manera, mucho mejor. Es una pena que nos conformemos con lo primero que nos dan sin cuestionarnos nada.

    • Matronaonline says:

      Jajaja perdona que me ría, pero… ¿de qué me conoces tú a mi para decirme que debo hacer mejor mi trabajo? ¿acaso me has visto trabajar alguna vez? Que te dan pena las embarazadas que puedan caer aquí confiando en mi título y “supuesta” profesionalidad… ¿pero quién eres tú para dudar de mi profesionalidad? Este blog fue referencia en las jornadas de Humanización al parto del pasado año en el hospital Rey Juan Carlos. Qué poco profesionales deben de ser allí, que engañan a las mujeres…
      ¿Me puedes decir exactamente en qué parte del post digo que en España la atención al parto no debe mejorar? ¿Me puedes decir por qué el Ministerio de Sanidad edita multitud de guías de atención para diversas actuaciones sanitarias? Debe de ser que es que todo lo hacen mal en sanidad en este país entonces… Crees que las recomendaciones están porque la gente no trabaja bien. No sé si conoces la Cochran library y la utilidad de sus revisiones bibliográficas con las que se actualizan dichas guías: actualización profesional basada en la evidencia científica.
      No tengo ninguna necesidad de que te creas nada, llámalo tirar la piedra y esconder la mano, personalmente me gusta apuntarme las referencias de información de calidad, las basadas en mentiras no, porque no las voy a volver a consultar. Elige cualquiera de tus 4 opciones, cualquiera que escojas me parecerá estupenda (ya que no te crees lo que yo diga).
      ¿Me puedes decir dónde he comparado yo el parto respetado con llamar a la mujer de usted?
      ¿”Obligan” a parir en litotomía en el 90% de los paritorios? Pásanos ese informe en cuanto lo encuentres por favor, estaré encantada de leerlo. Me asombra que en ningún hospital donde he trabajado me hayan llamado la atención mis superiores por no “obligar” a nadie a parir en ninguna posición… Sí, la cifra me disgustará y me parecerá desproporcionada hasta que lea el informe que demuestre que en el 90% de los hospitales en España se obliga a las mujeres a parir en esa postura, ¿dónde está? ¿acaso esto no es tirar la piedra y esconder la mano? Información con documentación, no pido más.
      Resulta que estamos timando a las mujeres que aquí escriben… suponiendo que aquí haya una mujer satisfecha con su parto vaginal, cesárea, inducción, etcétera… tú la animas a que indague si ha sido timada. ¿No puede quedarse esa mujer tranquilamente satisfecha con la atención recibida? ¿Sería igual de válido para ti que esa mujer se dedicara a cuestionar a las mujeres que se han sentido maltratadas en sus partos? ¿O esto sólo es válido en una dirección?
      Si sabes que se está aplicando intervenciones innecesarias y encima sin consentimiento, ¿por qué no se denuncian? Yo soy matrona, pero también (y en primer lugar) soy mujer y usuaria del sistema sanitario. Resulta que hay lugares donde obligan a cosas a las mujeres y además se realiza mala praxis sin que ellas se enteren. ¿No será lo más correcto poner una reclamación en el centro correspondiente y una denuncia en la comisaría? Porque resulta que luego todas las quejas acaban aquí, en internet. Como usuaria te agradecería que si tienes datos concretos de prácticas tan peligrosas, denuncies.
      Yo aquí no hablo de que las mujeres decidan libremente opciones que las maten lentamente, qué ejemplo más desafortunado! La preparación al parto que las matronas “damos”, ¿has acudido a todos los grupos de preparación al parto de todas las matronas de este país para realizar esa generalización? Ya estamos con el manido “las mujeres se ponen la epidural porque no están informadas”, ¿tanto cuesta comprender que una mujer informada puede tomar la decisión que le de la gana, corresponda o no con la de las demás? Por cierto, ¿tú sabes qué información doy yo sobre este tema en mi grupo de preparación al parto? Porque de verdad que me asombra esa forma de generalizar y que me digas, sin conocerme de nada, que tengo que cambiar mi forma de trabajar…
      No sé si sabes que hay muchos hospitales que ofrecen otras alternativas de alivio de dolor. Te pongo un ejemplo: Hospital de Torrejón, Madrid. Según tu planteamiento, habiendo otros métodos, las mujeres no elegirían la epidural. Debe de ser que en ese hospital ninguna mujer se la pone… ¿o sí? ¿las mal informadas?
      Dime por favor en qué parte del texto digo que todo es de color de rosa, no lo encuentro. Yo también animo a las mujeres a que se informen, quien sigue este blog sabe que es mi línea de trabajo. También saben que suelo pedir (¿pedir? Exigir) respeto a todas las opciones. Justo lo que más echo en falta en tu comentario.

      • De Profesión Mami says:

        En primer lugar los datos se obtienen de tres fuentes:
        1. La OMS que especifica que cifras son aceptables.
        2. El INE que da cifras globales a nivel nacional de unos pocos indicadores como p ej: de cesáreas.
        3. El Ministerio de Sanidad que hace estudios más pormenorizados analizando más variables. Lo está haciendo para comprobar el éxito de la implantación de la Estrategia y los resultados no son buenos, lo que indica que la mayoría de los profesionales se pasan esas recomendaciones por el forro. Y eso que se refieren solo a hospitales de la seguridad social, si se refiriesen tb a los de las privadas los resultados serían peores. Los datos del Ministerio creo que no son públicos, no estoy segura. Lo que sí sé es que tienen acceso a ellos todos los representantes de los distintos organismos que han participado en la elaboración de dicha Estrategia. De ahí salen, no son inventados.

        De todas manera solo hay que hacer una encuesta rápida a las mujeres preguntándoles como dieron a luz y casi todas te dirán que tumbadas. Esto es un hecho que no puedes negar, es así.

        Lo que diferencia estas recomendaciones de otras guías de actuación es que en este caso no se trata de avanzar en el estudio de una patología, de hacer un par de cambios en la manera de tratar los casos o introducir un par de novedades, sino de un cambio de paradigma total. La estrategia lo que dice es que lo que se lleva haciendo 50 años es incorrecto y hay que hacerlo de manera totalmente distinta, se trata de darle por completo la vuelta a la tortilla. Esto es lo que hace que haya tantas resistencias al cambio porque no se trata de pulir una esquina sino de destrozar por completo la obra y hacerla de nuevo con otros planos diferentes.

        Poner de ejemplo a Torrejón es hacer demagogia, porque Torrejón es una de las pocas excepciones de sitios que hacen las cosas medianamente bien o que por lo menos lo intentan. Por cada “Torrejón” hay 20 otros sitios que hacen las cosas rematadamente mal.

        Cuando se habla de Parto Respetado no se habla de que las mujeres nos respetemos entre sí, sino de que los profesionales nos respeten a nosotras. Yo como mujer puedo tener mi opinión subjetiva pero si tú te presentas en tu blog como matrona debes hablar como tal no como mujer. Tienes que dar datos objetivos con la evidencia en la mano y por mucho que las mujeres opten por una cesárea, por ponerse la epidural o por dar lactancia artificial y estén en su derecho y haya que respetarlas, tú como matrona no puedes decir que todo eso es igual de sano y seguro que parir vaginalmente, no usar la epidural o dar la teta porque no lo es. No se debe criticar ni forzar las decisiones de las mujeres pero tampoco se puede faltar a la verdad.

        Tu actitud es muy cómoda, dices lo que la mayoría de las mujeres quieren escuchar y es que “todo fue bien” aunque no sea así. Tu discurso te granjea simpatías porque eres políticamente correcta pero adoptas una actitud “maternalista” que infantiliza a la mujer. Para evitarles disgustos alimentas la mentira de que lo que les pasó, o lo que les hicieron no estuvo tan mal. Lo malo de esto es que las mujeres que vienen detrás se creen que “no pasa nada” por ponerse la epidural, “no pasa nada” porque te hagan una cesárea, “no pasa nada” por dar biberón y eso facilita que las cosas no cambien porque las mujeres terminan dejándose hacer porque creen que todo eso es lo normal.

        Yo no te conozco (no consigo encontrar en tu web quien eres ni donde trabajas) pero cuando hablo no me refiero a ti personalmente. No sé como trabajas pero si sé cuáles son tus funciones y tus obligaciones y una de ellas es informar a las mujeres y tu entrada me parece tendenciosa y no creo que sirva para que las mujeres entiendan lo que ocurre de verdad.

        Dices que sigues las recomendaciones de la OMS y del Ministerio en tu trabajo, yo no sé si es así en tu caso, pero me llama la atención como todo profesional que se manifiesta en las redes presume de hacer bien su trabajo cuando luego las cifras de atención al parto siguen siendo tan malas. Debe ser que los que hacen mal su trabajo están tan ocupados cortando vaginas y haciendo cesáreas innecesarias que no tienen tiempo para navegar por internet.

        • Matronaonline says:

          Soy maternalista e infantilizo a la mujer, tengo que hacer mejor mi trabajo… ¿tienes intención de hacer algún comentario sin descalificar? ¿o es para dar más peso a tus argumentos? te repito que mantengas el respeto.
          Sé bien de dónde se obtienen los datos, añado uno más (el, con diferencia, el más numeroso): los artículos de investigación científica basados en la evidencia y en una correcta metodología.
          La Guía de atención al parto normal no habla por ningún lado de los resultados en los hospitales españoles (y me la he leído unas cuantas veces ya, ¿eh?), sino como te he dicho, de los artículos científicos hasta la fecha que avalan unas u otras prácticas. La evidencia científica no es estática, continuamente se siguen aciendo investigaciones, por lo que continuamente esos contenidos se actualizan, se esté ejerciendo bien o se esté ejerciendo mal, esa guía siempre va a actualizarse con nuevas ediciones, afortunadamente para las usuarias (que lo soy, antes que matrona. Llevo más años siendo mujer y usuaria que matrona). Esta guía no sólo es pública, sino que hay una resumida con lenguaje adaptado sin tecnicismos para las usuarias, es lo primero que entrego en mis grupos de preparación al parto y me sorprende que no se conozca.
          Yo no niego que la mayoría de las mujeres paran tumbadas, ¿dónde lo he dicho? yo sólo he pedido esa referencia que constate ese 90%. ¿Que paren tumbadas? sí, la mayorá por desconocimiento, algunas por imposición (tras la cual hay desconocimiento, porque ningún sanitario puede imponer nada a nadie) y otras por elección. Recuerdo que si la mujer elige, se respeta.
          Yo hablo como matrona y como mujer, porque me dedique a lo que me dedique, jamás pierdo mi condición como mujer. Y me vas a permitir que en mi blog… tome la postura que yo decida, porque esto es un blog personal, yo no escribo para ningún organismo. No se puede gustar a todo el mundo y entiendo que a quien no le guste no lo lea, es tan sencillo como eso (y, te recuerdo, tan respetable). Yo leo los blogs que me gustan y con los que no me agradan no pierdo el tiempo.
          Espero, junto al informe del 90%, que me indiques dónde informo de que es igual de sano usar epidural o no, una cesárea o un parto vaginal, la lactancia materna o la artificial. Soy todo oídos (u ojos, más bien), deseando leerlo estoy.
          Yo aquí no voy a hablar de otros profesionales y lo que hacen o no hacen en las redes, porque lo que hacemos en las redes lo hacemos individualmente en nuestro tiempo libre, de manera desinteresada, no creo que nadie tenga que cuestionar a qué dedicamos nuestras horas de ocio.
          Por cierto demagogia no es nombrarte el hospital de Torrejón, demagogia habría sido decir “¿pero qué dices? en todos los hospitales se ofrecen métodos alternativos de alivio de dolor, mira Torrejón”. Tú has afirmado que si las mujeres tuvieran otras alternativas, no escogerían la epidural. Yo simplemente te he puesto un ejemplo de un hospital que ofrece lo que dices y sí, muchas mujeres (la mayoría, de hecho) usan la epidural. No es demagogia, es mostrarte que las cosas no son como dices. Por cierto, muy de acuerdo en que la oferta de alternativas de alivio del dolor es escasísima. Imagino que al igual que eso se reclama en internet, se reclamará en los hospitales y en la Consejería de Sanidad… ¿no? como el piel con piel en las cesáreas, por poner otro ejemplo, ¿cuántas peticiones formales hay? porque creo que son insuficientes, pese a que se hable de ello en las redes…
          Para dar peso a mis argumentos, yo en lugar de descalificar, voy a darte más información, a ver si así logro entender…
          1. Dónde aconsejo que dar el pecho es igual de sano que dar el biberón: http://matronaonline.net/atencion-producto-milagroso/ o tal vez aquí http://matronaonline.net/contraindicaciones-lactancia-materna/
          2. Dónde digo que es igual de sano usar epidural que no usarla: http://matronaonline.net/usar-o-usar-epidural-en-el-parto/
          3. Dónde digo que la cesárea es igual de sana que el parto vaginal: http://matronaonline.net/riesgos-de-la-cesarea/
          4. Dónde digo que las tasas de cesárea actuales sean las adecuadas: http://matronaonline.net/donde-dar-luz-tasa-de-cesareas/
          5. Dónde digo que todos los sanitarios trabajen bien y las mujeres deban obedecer: http://matronaonline.net/te-trata-mal-el-personal-sanitario-quejate-por-escrito/
          6. Dónde infantilizo: http://matronaonline.net/derechos-del-paciente-parto/ o aquí http://matronaonline.net/profesionales-sanitarios-o-policias/ e incluso aquí http://matronaonline.net/prejuicios-de-algunos-sanitarios-frente-al-vph/
          7. Dónde hablo de que no se hacen prácticas innecesarias de forma indiscriminada en algunos lugares http://matronaonline.net/maniobra-de-hamilton/
          Igual que hablo de todo esto, hablo también del miedo que crea un sector haciendo creer a las mujeres que los sanitarios (sí, generalizando) las vamos a engañar, las vamos a (como tú dijiste) timar, vamos a hacer cosas peligrosas sin su consentimiento que van a poner en peligro su salud y la de sus hijos. Flaco favor, sobre todo si se habla sin evidencia científica que respalde. ¿Sabes que las profesiones sanitarias, junto con los educadores, son las que más agresiones físicas y verbales sufren por parte de los usuarios? ¿Qué lógica tendría que un sector se dedicara a decir “es que los pacientes y sus familiares son unos maltratadores, nos quieren agredir”? Afortunadamente, pese a ser una de las profesiones más agredida, la inmensa mayoría de los usuarios son personas educadas y respetuosas, al igual que ocurre con los profesionales sanitarios.
          Una última aclaración, si sabes de jurisprudencia en temas obstétricos estarás informada de que en España son mucho más numerosas las sentencias por delito de omisión (es decir, por no haber actuado cuando se debería haber actuado) que por comisión (es decir, cuando se ha actuado y esa intervención ha provocado un daño). Es curiosos que se lean más historias sobre “me hicieron esto, no basado en la evidencia científica” (que ojo, las hay y demasiadas) que sobre “no actuaron y sufrí daños”, siendo esta opción la que, a día de hoy, acumula un mayor número de condenas…

          • De Profesión Mami says:

            Sólo quiero añadir que estés atenta a la próxima publicación del informe de evaluación de la estratégia que dice exactamente: “En el 87,4% de los partos vaginales se ha mantenido la posición de litotomía durante
            todo el expulsivo. Por tanto, se puede considerar que actualmente la posición habitual durante
            el período expulsivo continúa siendo en litotomía o decúbito supino, más favorecedora del
            trabajo del profesional que de la madre. No se alcanza el estándar deseado, y probablemente,
            puede ser indicativo de la dificultad que supone el cambio de rutinas adquiridas.” y añade: “El resultado global resulta extremadamente bajo, tan solo un 15.5% de los hospitales
            tienen en su protocolo todas y cada una de las recomendaciones analizadas.”
            Estaría bien que después de leerte ese informe te retractes y digas que efectivamente en España los partos no se atienden bien, no son respetados y a las mujeres esto nos provoca mucho sufrimiento. No es exageración, ni ganas de meter miedo, es la realidad.
            Tú puedes decir lo que quieras pero lo que importa es lo que se hace, está claro es que si se hicieran las cosas de otra manera muchas mujeres no habrían tenido cesárea, habrían podido dar el pecho, no habrían sido separadas de sus bebés, etc. Resignarse a tu suerte no es algo deseable ni positivo. La idea es que exijamos lo mejor y lo mejor no es lo que tenemos ahora mismo.

          • Matronaonline says:

            Por supuesto que estaré atenta a su publicación, de ese 87,4% me encantará saber cuántas adoptaron esa posición por obligación, que es lo que realmente me alarma (recuerdo que lo respetado ha de ser la decisión de la mujer, se aconseja el libre movimiento y no me vale una estadística que afirme que el 78% de mujeres, por ejemplo, no tiene libertad de movimientos… porque ella decide el uso de epidural, en este post yo no hablo de lo adecuado o no de las posturad del expulsivo, sino del respeto a las decisiones de la mujer. Sus decisiones son lo que me importan a nivel profesional y legal).
            La ley está por encima de los protocolos y yo personalmente no necesito que el protocolo del hospital donde me toque trabajar diga “permite a la mujer escoger la postura en el expulsivo”, más que nada porque eso ya lo dice la Ley, que tiene mayor peso que cualquier protocolo, cualquier profesional lo sabe, los protocolos son guías de actuación, no dogma de fe.
            Jamás me verás afirmar que en España los partos no se atienden bien y producen mucho sufrimiento a las mujeres, porque me dedico a esto y no es lo que veo en mi día a día, ¿por qué iba a mentir? sí, hay cosas que hay que mejorar, por supuesto, pero de ahí a decir que en este país se hace sufrir a las mujeres… no, por ahí no paso. Hay gente que muere en accidentes de coche y no por eso voy a decir que conducir sea mortal, hay mujeres maltratadas a manos de sus maridos y no por eso voy a decir que los hombres sean unos violentos, hay niños cuyos padres no pueden permitirse ofrecerles la principal comida del día y no por eso voy a decir que los niños en España estén muertos de hambre. Hay mujeres que sufren en sus partos y están mal atendidas, pero son más numerosas las que están satisfechas, parece que te pesa, pero esa es la realidad que yo veo en mi día a día, por eso no voy a generalizar una minoría, porque es distorsionar la realidad. Hay que denunciar esos casos negativos, darlos visibilidad y luchar por mejorar, pero afirmar que en España las mujeres son mal atendidas y sufren no es la vía.

          • De Profesión Mami says:

            Para mi las denuncias son insuficientes y no se denuncia por desinformación porque las mujeres no saben como debe atenderse un parto y les parece que lo que les hicieron estuvo bien. Si hubiese todas las denuncias que podría haber el sistema habría cambiado ya del todo hace tiempo.

          • Matronaonline says:

            Déjame adivinar… esa desinformación es la que las matronas damos en la preparación al parto, ¿verdad?
            Tanta obligación tiene el sanitario de informar, como derecho tiene la mujer de buscar la información pertinente. ¿Sabes cuántas mujeres se quieren negar a leer el consentimiento de la epidural pretendiendo firmar directamente y que les pinchen cuanto antes? porque esto es algo bastante habitual, lo veo con frecuencia porque me dedico a esto, porque estoy a pie de cañón, porque veo la realidad, la bonita y la no tan bonita, no me quedo anclada en un sector de las redes que opina como yo y no veo más allá de ahí. Por supuesto que no todo es de color de rosa, pero tampoco es tan alarmante y peligroso como lo pintas “si todas las mujeres que se han sometido a una cesárea investigaran, descubrirían que han sido timadas”.
            Las personas tienen derecho a la información, derecho a no ser informados si así lo desean (porque sí, hay personas que prefieren no ser partícipes de lo relativo a su salud y la ley les ampara igualmente) y derecho a denunciar aquello que sea susceptible de denuncia.

        • La Hobbita says:

          Yo solo quiero hacer un apunte: parir vaginalmente está muy bien y es lo ideal, pero no SIEMPRE es lo más sano y seguro. Me explico: si un parto no progresa, si hay sufrimiento fetal, preeclampsia… en fin, tantas patologías que pueden surgir durante el parto (que no, no es una enfermedad, pero es un momento fisiológico PELIGROSO para la mujer) parir vaginalmente no es una opción. Y ahí es donde tiene que haber un profesional que, efectivamente, tome la decisión por ti. Si mi salud o la de mi hijo están en peligro y yo no entiendo porque yo no soy profesional médico o enfermero, quiero que se me haga la cesárea. Que me informen de lo que va a pasar y por qué, pero que me la hagan.

          Por lo demás creo que el post está claro y que no hay que darle más vueltas o buscarle tres pies al gato intentando leer entre líneas lo que no está ahí puesto.

          Matronaonline está a favor de la información y de no tratar a las mujeres como niñas como la que más. Pero también es profesional sanitario y deberíamos ponernos en su lugar. Seguro que ella ve todos los días partos que salen estupendos. Sin embargo, por su profesión, estoy segura que cada día asiste algún parto que no progresa adecuadamente y en el que hay que intervenir. Y también estoy segura de que ha vivido las consecuencias de no intervenir a tiempo así que, entiendo que sabe de lo que habla de primera mano.

          Si algún día consigo parir, me encantaría que el parto saliera bien. Como sé que hay alguna posibilidad de que salga mal, yo iré a un hospital donde confiaré en los profesionales en cuyas manos me pongo. Si de algo estoy agradecida es de la enfermera que me atendió durante mi aborto: el aborto está ahí y no puedo borrarlo, ni ella ni nadie lo pudo evitar, pero su profesionalidad, su tacto, su delicadeza y su capacidad para transmitir esperanza y alegría al tiempo de controlar perfectamente si algo iba mal durante el proceso es algo que hay que agradecer. Ella fue la que estuvo conmigo al pie del cañón, pero nadie del equipo médico que me atendió fue menos profesional que ella: todos buenos, hicieron un trabajo perfecto. El 100% del personal que me atendió fue excelente: desde el celador al cirujano, pasando por los enfermeros y el anestesista, en mi caso (de nuevo, no es extrapolable a la problación, pero es mi caso).

          Decir que un profesional hace mal su trabajo ‘cortando vaginas’ me parece muy irrespetuoso: una episiotomía bien hecha y a tiempo puede salvarte de un desgarro descontrolado que te deje los bajos afectados durante mucho tiempo.

          Así que, chicas, dad un voto de confianza al equipo que os atiende. Estáis en sus manos y ellos quieren irse a la cama con la sensación del trabajo bien hecho. Así que estoy segura de que pondrán toda la carne en el asador para que vuestra atención sea buena. Y si no, que esperemos que no pase, en lugar de en internet, queja al hospital, queja al defensor del paciente. Es la única forma de cambiar las cosas.

          • Matronaonline says:

            Hobbita, ante todo… me ha encantado lo que has dicho de todo el equipo que te atendió. Yo soy matrona, pero siempre digo que mi labor sería imposible sin los anestesistas, el personal de limpieza, los celadores, los ginecólogos, las administrativas… se agradece mucho que se valore al conjunto en equipo, todos somos piezas valiosas para que el motor funcione.
            Me alegra leer que te atendieron tan bien en un momento tan duro. La parte “técnica” de ese trabajo no tiene ningún misterio, pero la parte “humana”, la “emocional”… es lo que marca la diferencia a la hora de sentirse satisfecha con la atención recibida.
            Por cierto, ¿sabes que incluso si la vida del bebé corriera peligro durante el parto, quien decide si se somete o no a una cesárea es la mujer? jamás he vivido una situación así y espero no vivirla, porque debe de ser muy duro como profesional no poder hacer nada, pero es lo que dice la ley. Aparte de esto, por supuesto las cesáreas salvan vidas, es innegable. ¿Que se hacen demasiadas hoy en día? sí, pero una cosa no quita la otra. También hay que contar con que hoy en día hay más partos con patología relacionados con el retraso de la edad a la que se es madre por primera vez, los avances que permiten que mujeres con enfermedades puedan ser madres (hace décadas a algunas diabéticas, cardiópatas, epilépticas, etc directamente se les recomendaba no embarazarse). Hay que tenerlo todo en cuenta, no vale leer que en España se hacen cesáreas de más y meter el miedo en el cuerpo a toda mujer que se haya sometido a una, al igual que ocurre con las episiotomías (o cortar vaginas, a gusto del lector…).
            Totalmente de acuerdo con tu voto de confianza, y si no dan buena espina, a cambiar de profesionales. Tenemos derecho a escoger libremente el profesional sanitario y, además, la oferta de matronas autónomas privadas es extensa. Y reclamar, reclamar y reclamar. En internet se da visibilidad, pero esto no llega a las Consejerías ni a la dirección de ningún hospital me temo…

  14. másqueelprimerdía says:

    Ay nena! Qué pena más grande me da que después de tus años de experiencia, de tus éxitos reconocidos con el blog, de las horas de trabajo que nos regalas a todas… Haya quien no se entere de nada!!!!
    Está claro que falta mucho respeto hacia la mujer y hacia las personas en general, y lo peor es que son otras mujeres las que suelen ser las más talibanas y extremistas, y quieran imponer sus posturas por encima de otras sin importarles a quien pisar por el camino.
    Gracias por ser como eres y por darnos tanto :)

    un besito!

    • Matronaonline says:

      Gracias guapa! Es inevitable, cuanta más difusión y alcance tiene el blog, distintas posturas van surgiendo y todas las opiniones son respetables, pero no lo es censurar las ideas de quienes opinan diferente. Guste o no seguiré basándome en las recomendaciones de los referentes en sanidad como la OMS, el Ministerio de Sanidad, la Asociación Española de Pediatría, etcétera. Los datos sin respaldo justificado para mí no tienen valor alguno, si no, no sería una profesional. Y seguiré defendiendo que las mujeres se informen y decidan libremente sin ser juzgadas, porque no hay una decisión válida de manera universal, sin embargo todas lo son a nivel individual. Es tan fácil y enriquecedor ser tolerante… a mí al menos me lo parece!! ;)

  15. Rosa says:

    Información con documentación es lo que le pides a de profesión mami para que avale ese 90% de partos en litotomia. Pero tu estas hablando de algo que leíste no recuerdas donde a pesar de que te gusta apuntarte las referencias. Yo dos de dos y de todas las mujeres con las que me relaciono en mi día a día sólo conozco a dos que no han parido en litotomia. Esto es más del 90%. Espero poder encontrar algún informe que avale el 90%. Me temo que no lo encontrare porque normalmente las estadísticas hablan de partos instrumentalizados y de cesáreas.

    • Matronaonline says:

      Yo aporto las referencias de la información basada en la evidencia científica de la que hablo en el blog. Aquello que leí ni es evidencia ni es nada (de hecho recomienda la libre ingesta de sólidos cuando la evidencia hasta el momento ni la puede aconsejar ni desaconsejar), es más, aunque supiera de dónde sale, no enlazaría para no dar difusión a información errónea. Pero vamos, que en otros post si que he explicado por ejemplo las características de la epidural o el parto sin epidural, del corte precoz y tardío del cordón, de comer o no comer en el parto… yo hablo de todas las opciones, no sólo de una (la que me guste a mí) como válida. Y todas las baso en los estudios realizados hasta la fecha, con sus estadísticas.
      Lo siento, pero “de todas las mujeres con las que me relaciono en mi día a día sólo conozco a dos que no han parido en litotomía” de científico tiene poco… el sesgo de tu experiencia personal desde luego no es generalizable en absoluto, mucho menos es científico. Es como quien dice “pues mi madre fumó en el parto y mi hermano y yo estamos sanos” o “pues mi madre me dio biberón y nunca he enfermado”.
      Las estadísticas hablan de todo, no sólo de partos instrumentalizados y de cesáreas, ¿en qué te piensas que se basan nuestros 7 años de formación, en opiniones subjetivas? No, en estadísticas y evidencia científica, al igual que nuestra constante actualización profesional (que, por supuesto, hay quien se olvida de ella. No conozco profesión de la que pueda afirmarse que el 100% de sus integrantes sean buenos profesionales). Si no encuentras el informe que concluye que el 90% de las prácticas obstétricas en España no están basadas en la evidencia y son potencialmente peligrosas, será que no existe…

  16. Barbara Vazquez Barge says:

    Pues a mí me ha encantado este post. Según se va acercando el momento de mi parto, estoy leyendo en Internet montones de historias terribles sobre cómo tengo que preparar mi plan de parto y exigir que se haga todo como yo diga, como si los profesionales sanitarios estuvieran al acecho para engañarme o hacerme daño. Todo esto me pone muy nerviosa, porque si yo me fío de un médico para que me trate una gripe o un cólico nefrítico, ¿por qué voy a desconfiar cuando atiendan un parto?

    Todas estas historias de que no se respetan los partos lo que hacen es generar desconfianza y miedo en las mujeres. Habrá de todo en las salas de parto, buenos profesionales y malos igual que en todas las ramas de la medicina y en general en todas las profesiones. Pero entrar allí pensando que están todos confabulados para tratarte mal me parece descabellado. Digo yo que los primeros interesados en que todo vaya bien serán los médicos y matronas, y en el peor de los casos lo que habrá será desinterés, no ganas de hacer daño porque sí.

    Hace poco he visitado el hospital de Alcalá de Henares (público), y por cierto, la matrona nos explicó que seguramente durante el parto nos pedirían que cambiáramos de postura, porque tumbadas boca arriba no siempre era la más favorable, que tuviéramos confianza en la matrona que nos atendiera porque lo que pretendería sería facilitarnos las cosas.

    • Matronaonline says:

      Hola Bárbara! me alegro de que te guste, para gustos los colores, hay opiniones de todo tipo y hay que respetarlas.
      Hay mujeres que se sienten más seguras si detallan todos sus deseos en el plan de parto, otras lo hacen de manera menos detallada o incluso no entregan plan de parto. Desde luego no hay un modo infalible e inmejorable, cada una sabe lo que le hará sentir más satisfecha y, desde luego, que confíes en los profesionales es algo importantísimo. Siempre digo que si no se confía… mejor cambiar! Aunque cueste tiempo dar con el profesional que nos transmita confianza, tarde o temprano se acaba dando con él si se busca.
      Sí, hay de todo, en medicina se cometen negligencias e imprudencias de toda la vida, pero no veo justo que se deba meter miedo con ello, porque gozamos de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, eso que no se nos olvide. Como he puesto en el comentario de más arriba, en España son más numerosas las sentencias condenatorias en temas de obstetricia por no haber actuado a tiempo que por haber realizado intervenciones no indicadas. Me resulta curioso que sólo se hable de historias sobre estas últimas.
      Durante el parto es lo que se suele aconsejar, moviento, movimiento y más movimiento! si es sin epidural, el propio cuerpo te lo va a ir pidiendo, si es con epidural, el movimiento de limita, así que habrá que realizar cambios posturales frecuentes. El Príncipe de Asturias tiene camas articuladas pensadas para poder dar a luz en multitud de posturas, aún teniendo epidural: de lado, a 4 patas, sentada, colgada del arco… ;)

  17. nuestro cachorro says:

    Buf desde luego leyendo cosas así se le quitan las ganas a una de parir… O cosas así son las que animan a las mujeres a parir en casa??? Desee luego es una pena que se hable así, hay poquísimas mortalidad tanto de bebés y madres en los partos… Tan mal se está haciendo?? Mmmmm o qué quieren conseguir diciendo estas cosas?? No lo entiendo la verdad. Parto respetado es aquel en el que te informan de todo, te informas y luego dependiendo las circunstancias elegimos lo mejorar para todos… Siempre que sea posible. Aunque eso del 90%… Que hacen?? Exorcismos?? En fin. Menos más que estas siembre para aclararlo todo aunque mira queda tienes trabajo Jade ;-) un abrazo

    • Matronaonline says:

      Jajaja pues no lo sé!!! sabes lo que leí el otro día en otro post que escribí??? una embarazada me preguntaba cómo tenía que hacer para cortar el cordón, porque había leído muchas cosas negativas sobre la atención en los hospitales y había decidido parir en su casa con la única ayuda de su marido.
      Defiendo el parto en casa, creo que es un derecho de la mujer y que debería estar financiado total o parcialmente. Pero no defiendo que se de a luz sin asistencia sanitaria, porque hay suficiente evidencia científica de peso que lo relaciona con mayor morbimortalidad materna y fetal…
      Pero lo que más helada me dejó fue que tomó esa decisión por todas esas historias de terror que había leído! Claro, imagino que ni se le pasaría por la cabeza lo de buscar un hospital donde se trabajara bien. Eso es dar información sesgada, que lo que más te preocupe de parir sola en casa sea cómo cortar el cordón… indica que la información que habá recabado estaba extremadamente manipulada y sesgada. Pero tristemente con estos datos alarmantes es lo que se consigue, gente atemorizada frente al personal sanitario.

    • Barbara Vazquez Barge says:

      A mí lo que me pone mala es esa gente que se empeña en que el parto es algo “natural” y que lo mismo se puede hacer en un hospital que en tu casa que debajo de un puente, sin intervención médica. Pues claro que es natural, pero también lo es morirse, lo más natural del mundo. Y hasta que llegó la medicina moderna, de parto morían mujeres y bebés a montones. Los médicos están precisamente para evitar eso, porque yo creo que lo principal en un parto no es que la mujer lo disfrute, sino que los profesionales ayuden a evitar o solventar todas las complicaciones que se pueden presentar, para que madre e hijo no corran peligro.

      Hay una serie americana muy buena titulada “The Nick”, sobre un hospital en Nueva York a principios del siglo XX. En varios capítulos muestran cómo se fue desarrollando la técnica que permitía practicar la cesárea en casos de placenta previa, que en aquella época implicaba la muerte segura de la madre y el bebé. Hoy en día, gracias a la investigación médica, no es más que una complicación que casi siempre se puede solucionar.

      • Matronaonline says:

        La asistencia sanitaria es el mayor factor preventivo de la morbimortalidad materna y fetal en el mundo, es innegable.
        El parto es algo natural y fisiológico, pero en ningún parto existe el riesgo 0, por eso se habla de “parto de bajo riesgo”, nunca de “parto sin riesgo”.
        Yo estoy a favor del parto en casa para quien lo desee, pero siempre contando con los profesionales y medios adecuados, por supuesto, además de cumplir una serie de requisitos que se han estudiado que garantizan la seguridad (por ejemplo, no tener un parto múltiple o no haber tenido una cesárea con anterioridad).
        Con los recursos profesionales y materiales adecuados, hoy en día es extremadamente inusual la muerte de una mujer o su bebé durante el parto, ¡menos mal!

  18. Jenn says:

    Me duele aún contar mi experiencia y eso que han pasado ya 4 años. Mi parto fue bueno, la verdad es que no se alargó más de lo esperado, ni hubo complicaciones. Del personal sanitario no tengo ninguna queja, la auxiliar quizá era algo seca, pero correcta. En todo momento me sentí bien atendida. Mi amarga experiencia viene por otro motivo: lo idealizado que tenía mi parto. Había leído mucho sobre el parto orgásmico, sobre las ventajas de parir sin epidural, sobre lo nocivo de las intervenciones (sinceramente por aquel entonces no discriminaba entre intervenciones necesarias e innecesarias), sobre el parto en casa, opción por la que no me decanté porque económicamente no podíamos permitírnoslo y todo lo que rodea al parto natural. Yo no me planteaba parir con o sin epidural, era una decisión que ni concebía, para mí estaba clarísimo que la epidural podía dañar a mi bebé, que no le llegarían endorfinas, que nacería sedado, que conllevaría oxitocina y restricción del movimiento… no, no iba a hacerle eso a mi hijo. Pues dilatada de 6 centímetros sentí que aquello no era para nada orgásmico, que no podía soportar aquel dolor. Mi pareja me veía sufrir y me insistía para que pidiera la epidural. No pude más y me derrumbé y la pedí. Fue todo bien, no fue lento, ni me hicieron episiotomía, que era algo que me aterraba, mi hijo tuvo un Apgar de 9, 10 al nacer y gracias a Dios jamás le ha faltado salud. Parí como se ha hecho siempre, bocarriba con el cabecero elevado y las piernas en los cabestrillos, lo intentamos de lado, pero yo no controlaba bien mis piernas y no me sentía cómoda. No sabes hasta qué punto me he castigado a mí misma por haber sucumbido, por haberme debilitado y haberme apartado de la idea que yo tenía, de haber escogido la opción que dañaría a mi hijo. Hoy en día sé que no debo culparme de nada, pero esa espina la llevaré clavada siempre. Con mi pareja los primeros meses fue complicado, si ya lo es un postparto normal, imagina uno con una madre que se autocastiga y además, me duele admitirlo pero así fue, culpa a su pareja de haberla animado a escoger la opción dañina para su hijo. Me ha costado mucho llegar a tomar la decisión de embarazarme de nuevo por lo realmente mal que lo pasamos, pero aquí estoy ya de 18+3 semanas. Esta vez voy mejor informada y sin planes idealizados, permitiéndome a mí misma escoger lo que en ese momento necesite, sabiendo que no por ello seré peor madre. Gracias por dar una visión justa, objetiva y tolerante.

    • Matronaonline says:

      Jenn qué doloroso :( me apena muchísimo cuando contáis experiencias tan duras, ninguna mujer debería vivir este tipo de cosas. No puedo imaginar cómo vivirías tu postparto en esa situación, te admiro opr haberlo superado y por haberte perdonado a ti misma.
      Un parto nunca se sabe cómo se desarrollará, por eso yo siempre animo a las mujeres a que elaboren un plan de parto y decidan lo que quieren, pero que tengan en cuenta que todo puede variar en cuestión de segundos y hay muchas circunstancias que no se pueden controlar (como un desprendimiento de placenta, un embarazo prolongado, una bradicardia fetal…). Cuando damos por hecho que todo saldrá según hemos planificado, es más complicado afrontar esos imprevistos. No es cuestión de “ponerse en lo peor” ni muchísimo menos, sino de conocer objetivamente todas las opciones y situaciones que pudieran darse.
      Te deseo en este nuevo embarazo toda la satisfacción y bienestar que echaste en falta en el anterior parto!!!

  19. Pedro says:

    Qué hartito estoy de los extremismos. Parece que la gente no aprende, pese a que haya un niño a punto de morir por culpa de esa teoría conspiranoica contra sanitarios y farmacéuticas. Seguid así si queréis, pero no nos vendáis vuestra propaganda anticientífica a la población. ¡Cuánto ignorante!

    • Matronaonline says:

      Hola Pedro! antes de nada, por favor, mantén el respeto en tus comentarios, es la única manera de intentar que los demás también lo hagan por aquí. Entiendo que precisamente ahora este tema está muy en boca de todos por el caso tan triste que comentas. Es cierto que hay una corriente “antisanitaria”, por llamarla de alguna forma, basada en miedos y distorsiones de la evidencia científica, pero lo único que podemos hacer es… informar, informar e informar. Al final la decisión la toma uno mismo, cuanta más información de calidad se tenga, mejor ;)

      • Patadita says:

        Uffff… Ojiplática me quedo yo al leerte. Sinceramente no me esperaba leer según que cosas en un post sobre parto respetado.
        Estoy de acuerdo con que hace falta información, mucha información. Pero es que en este mismo post me faltan cosas importantísimas y creo que si una embarazada lo lee no tiene toda la que necesita.
        No se en que hospital trabajas, ni como trabajas, porque no lo pone en ningún sitio, solo hablo de lo que has escrito y no veo en ningún sitio que a parte de decir que hay que respetar la elección de la mujer (por supuesto y ante todo) hay un pequeño ser humano que está en camino y en el que no se suele pensar porque en muchísimas preparaciones al parto ni se explica los peligros de la oxitocina artificial ni se dice que la epidural no es inocua. Hay que respetar a las parturientas pero, ¿quien respeta a los bebés? ¿Se explica a las futuras madres el riesgo real de medicalizar el parto? Te digo por experiencia que no. Es más, hasta he oído mentir a matronas diciendo que no es tóxica. Eso no es respetar a la mujer y su decisión, principalmente porque no se les facilita información veraz.

        No entiendo que tiene que ver la lactancia y la posibilidad de elegir lactancia mixta o artificial con un parto respetado. Creo que las primeras 48 horas el calostro es lo único que un bebé debe tomar, su primera vacuna, y una vez más creo que se debe respetar ya que no puede decidir por si mismo. Cuando en algún hospital se le da un biberón pirata (esto es sin permiso, ni información al respecto) a algún bebé es cuando no se está respetando a la madre como paciente. Así que si, yo si pienso que si una mujer abandona la lactancia en el hospital después de dar a luz, no tiene suficiente información o no la están ayudando con los problemas que pueden ir surgiendo, porque cualquier madre elegiría siempre lo mejor para su bebé y es indiscutible que es el calostro. Supongo que esa fuente que no te ha gustado nada lo que defiende, o eso espero, es que haya tranquilidad e intimidad para que madre y bebé puedan tener un buen comienzo de lactancia. Porque estaremos de acuerdo en que con mil visitas y con enfermeras dándote sugerencias erróneas y contradictorias, cualquier mujer recién parida acabaría agotada de intentar dar el pecho correctamente y no conseguirlo, con el consiguiente abandono. Y también supongo que sabes, que el comienzo de la lactancia depende muchísimo del tipo de parto que se haya tenido, y efectivamente, de que la madre se haya sentido respetada.

        Igualmente, y a mi experiencia me remito, la inmensa mayoría de mujeres que conozco desconoce los efectos secundarios para ella de la epidural y lo más importante, los efectos secundarios para el bebé. No tienen ni idea, porque nadie, ni en preparación al parto ni en la consulta del obstetra les ha explicado nada sobre oxitocina natural, endorfinas, adrenalina… Sobre lo que supone privar al bebé y a la madre del funcionamiento natural de estas hormonas. Siempre he creído que no se explica bien, porque las mujeres de parto si gritan, pero al bebé no se le oye. Así que da igual si mientras la madre duerme y descansa, el bebé sigue luchando con las contracciones sin endorfinas que le ayuden a recuperarse.
        En el caso de la oxitocina creo que olvidas que en muchísimos hospitales la ponen por protocolo, lo necesite la parturienta o no, y por supuesto, sin preguntarla ni pedirla permiso. Vamos, que a muchas le ponen la vía y ni le dicen lo que le están poniendo.
        Puede que la necesite pero, ¿crees de verdad que todas las mujeres que van a dar a luz, saben cuando deben ponerle oxitocina? ¿Crees que alguien se lo ha explicado en preparación al parto? La mayoría no sabe ni lo que es, lo ven como algo normal y rutinario, cuando no lo es. Igual que las prostaglandinas. Cuantas veces habré oído yo la frase “ese tampón que te ponen siempre”. No saben ni lo que es, ni para que funciona, ni si deberían habérselo puesto o no.
        En mi caso llegó un momento en la que necesité oxitocina y sabía perfectamente por qué, para qué y los efectos secundarios que tenía. Aún así me lo explicaron y me pidieron permiso, asi que no me sentí engañada en ningún momento. Desgraciadamente no todas pueden decir lo mismo.
        Muchas mujeres no saben exactamente cuando una inducción es necesaria. Muchas descubren que a lo mejor podían haber esperado un poquito más y que la urgencia en la inducción no era tal. No todas las mujeres son iguales por lo que no dilatan al mismo tiempo, no en todos los hopitales se respeta la intimidad y los tiempos, por lo que quien decide si la dilatación está detenida debería tener muchos factores en cuenta, no el reloj en la mano.
        No creo que sea por meter miedo con la oxitocina, es que se nos olvida y muchas mujeres desconocen, que la mujer de parto ya la segrega, y que si se la respeta y está en un lugar adecuado y en las condiciones óptimas, no necesita para nada oxitocina artificial. Ese es el problema, que muchas mujeres desconocen que en muchos hospitales las circunstancias no son las deseadas para un parto.
        Lo mismo digo de la amniorrexis. No siempre es necesario, no a todas las mujeres les viene bien para dilatar más rápido y en muchos casos ni se las pide permiso para hacerlo ni se les explica lo que se le va a hacer ni que repercusión puede tener.
        El corte tardío del cordón umbilical yo lo considero como un derecho más de ese bebé que repito, no puede elegir ni decidir. Está claro que la madre puede elegir, que no siempre se puede hacer el corte tardío pero, ¿a cuántas embarazadas se les explica los pros y los contras del corte tardío? ¿Cuántas saben realmente lo que significa la donación? Yo tuve que recurrir a buscar mi propia información.

        A mi me resulta irónico que eches mano de la ley de autonomía del paciente para decir que las mujeres tienen derecho a información veraz. ¿En cuántos hospitales se le explica todo con pelos y señales a las embarazadas? ¿Durante el parto se hace? Muchas ni siquiera saben que tienen derecho a ello y que lo que ellas decidan está por encima de cualquier protocolo de hospital porque es su parto, su cuerpo y su bebé. Yo todavía oigo frases como: “En tal hospital solo “te dejan” dar a luz tumbada”. ¿Saben acaso todas las embarazadas que no se les puede obligar a realizar el expulsivo tumbadas?

        Esta claro que en los hospitales deberían basarse en las recomendaciones de la OMS. Pero sabes o debieras saber, tan bien como yo, que no siempre es asi. Que se siguen haciendo Hamilton y Kristeller sin permiso, con roturas de útero y de clavículas de bebé, y aún así las mujeres piensan que “era necesario” y que les han salvado la vida a ambos.

        Además se nos olvida, que una mujer de parto no tiene “conectada” la parte coginitiva del cerebro, esto es, que no piensa con claridad. No puede decidir en ese momento lo más acertado, es probable que casi no le salgan las palabras y para esto están los Planes de Parto. De las 5 o 6 matronas que me atendieron durante mi embarazo, y las 4 o 5 obstetras que vi, ¿sabes cuántas me aconsejaron que hiciese un Plan de Parto? Ninguna. ¿Cuántas me aconsejaron quedarme en casa a dilatar lo máximo posible? Solo una. ¿Cuántas mujeres conocen lo que es y el derecho que tienen a escribirlo y presentarlo en su hospital? Muchas menos de las que debería.
        ¿Y por qué existen los planes de parto? Porque los profesionales no son dioses, se pueden equivocar y se equivocan. Pero una equivocación en un momento tan importante puede costar caro a madre e hijo.

        La OMS puso hace poco la voz de alarma sobre las estadísticas que tenemos en España, que como sabrás no son nada buenas. Las recomendaciones son eso, hasta que la OMS comience a prohibir para poder normalizar esas estadísticas ya que los profesionales se las pasan por el arco del triunfo. Y en muchos casos se denuncia porque cada vez más mujeres saben que es un parto normal. En otros las mujeres se sienten fatal y no saben por qué, buscan respuestas a algo que desconocen y no esperaban, no saben a quién acudir y no se sienten con fuerzas para denunciarlo, porque no saben que denunciar. Mucha frialdad la tuya al no tener en cuenta el estado de una mujer puérpera que ha sufrido violencia obstétrica, que seguramente su entorno no la apoye porque piensen que todo “ha sido normal” y que todo lo que le han hecho era necesario cuando cabe la posibilidad de que no lo sea.
        ¿Te suena la expresión “cascada de intervenciones? Sigue pasando muchísimo en los hospitales españoles, aunque quieras hacer ver que hay un lobo que nos quiere meter miedo, lo que haces es obviar la realidad.
        Tu citas una estadística sin nombrar la procedencia y sobre ello realizas un post quitándole hierro al asunto y diciendo que exageran pero sin dar datos estadísticos reales y sin documentarlos. Es como si yo digo que el 87% de las matronas miente a las embarazadas y no las informa debidamente, y escribo un post hablando sobre ello. No me parece ético que hagas algo parecido, que lo estás haciendo.
        Creo que le quitas al parto respetado y al parto natural la importancia que tienen, lo malo es que es muy generalizado en el sector. Cualquier persona desinformada que entre en tu blog y lea esto, puede llevarse información a mi entender más subjetiva que científica por tu manera de redactar y de incluir datos, y creo que como matrona no deberías permitirlo.

        Te diré que di a luz en el hospital de Torrejón, referente de parto respetado en España, y si bien respetaron mis decisiones, no obtuve durante el embarazo información ninguna. Durante el parto me ofrecieron realizar prácticas no recomendadas y que no necesitaba en ese momento y lo se, porque me informé previamente. Esos ofrecimientos no deberían haber existido. Aún en el hospital más pionero de España se siguen haciendo cosas que no deberían hacerse. Ni siquiera ofrecerse.

        Por eso leer un post asi, quitándole importancia a todas estas cosas me duele y me parece tan peligroso como esos post en los que meten miedo con información poco veraz. Creo que es mucho más importante concienciar a las mujeres de que ellas pueden dar a luz, en vez de hacerlas creer que necesitan ayuda y a los hospitales a cambiar protocolos y prácticas obsoletas y en muchos casos peligrosas. Los obstetras deben estar a la espera para solucionar situaciones de peligro, no provocarlas.

        Y no me ha costado encontrarlo, pero las estadísticas sobre partos en este país se esconden muchísimo, muchos hospitales ni siquiera las facilitan.

        El séptimo documento: http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/e02_t04.htm

        A ver si todas esas personas que le quitan importancia y te aplauden por decir que se exageran las estadísticas sin ni siquiera comprobarlas (porque no lo has hecho), se dan cuenta de el problema tremendo que tenemos en este país en la manera de atender partos y de la necesidad de un cambio total, empezando por la mentalidad de las mujeres que piensan que necesitan ayuda para dar a luz, sin saber que en la mayoría de los casos las dificultades son provocadas (cascada de intervenciones) y de los que trabajan en los paritorios con el reloj en la mano .

        • matronaonline says:

          No hace falta que sepas ni dónde trabajo, ni cómo trabajo, porque nada tiene que ver con la redacción de este post, que es lo que estás comentando, empezando por ahí y respetando mi vida privada, por supuesto.
          Claro que faltan cosas importantísimas y que aquí una embarazada no encuentra todo lo que necesita, porque este post no es para eso, es un post que critica la desinformación que se da a veces sobre lo que es un parto respetado y critica esa corriente dedicada a infundir el miedo en el parto.
          Yu me dices por experiencia que no te han explicado los riesgos de la medicalización del parto, permíteme añadir “innecesaria”, porque te recuerdo que la asistencia sanitaria en el parto es el factor más importante para disminuir la morbimortalidad materna y fetal (que algo tiene que ver con respetar a los bebés, ¿no crees?). Tu experiencia no es generalizable, ninguna lo es. Tan verdad es que tu experiencia sea negativa como que otras mujeres consideren que su preparación al parto no opdría haber sido mejor.
          ¿Es tóxica la epidural? ¿por qué no se denuncia a todos los anestesistas que intoxican a las mujeres de parto que deciden ponérsela? y a quienes se operan de una rodilla también, intoxicados todos. Todos los medicamentos, hasta el paracetamol, pueden tener efectos secundarios. Todas las mujeres de parto que desean la epidural firman un consentimiento informado y son conscientes de ellos. Además en ese consentimiento firman declarando que han podido preguntar todas sus dudas al anestesista y que este se las ha resuelto. Efectos secundarios no son equivalentes a “toxicidad”. De ser así, sería denunciable en un juzgado esta intoxicación masiva. ¿Por qué no se hace?
          Yo tampoco entiendo qué tiene que ver el tipo de lactancia con el parto respetado, si vuelves a leer el post entenderás que precisamente eso critico, que se asocie lactancia materna exclusiva a parto respetado, como si al escoger una lactancia artificial, por deseo o necesidad, el parto dejara de ser respetado. Yo también pienso que cualquier madre elegiría lo mejor para su hijo, también que la falta de apoyo es el principal motivo de abandono de la lactancia, pero no hay que olvidar el apoyo dentro de la familia, no se puede hablar sólo de enfermeras dando malos consejos, como si ese fuera el único mal de la lactancia materna. Yo no sé por qué todo acaba siempre recayendo en el profesional sanitario! ¿Hablamos de todas las lactancias salvadas por el apoyo y la información de las matronas? ¿o eso no, sólo las sugerencias erróneas y contradictorias de las enfermeras?
          Hay muchos profesionales que informan mal, cierto, también hay libertad de elección de sanitario, hay matronas privadas que dan preparación al parto o consultas personalizadas sobre lo que se desee saber, ¿cuánta gente cambia de profesional si no está conforme con el que tiene? casi nadie, no sé por qué.
          No olvido que haya hospitales que usen la oxitocina por protocolo, personalmente no conozco ninguno, pero sí de oídas. Con las recomendaciones de la OMS y del Ministerio en la mano se pueden poner reclamaciones al respecto, pero… ¡tampoco se hace! también te digo que los protocolos no son más que una guía de actuación, que si yo trabajara en un hospital cuyo protocolo dijera “de administrará oxitocina intravenosa a toda mujer de parto” yo me negaría a ponerla. Y nadie me amonestaría por no seguir el protocolo, porque no se ajusta con las recomendaciones de los organismos pertinentes. No culpemos a los protocolos de las malas prácticas que tenga una persona, no son los protocolos desactualizados quienes asisten mal a una mujer, son los profesionales desactualizados… al igual que los actualizados seguirán los criterios recomendados, pese a protocolos obsoletos.
          Me cuentas que en tu caso sí que te explicaron y te pidieron permiso para administrarte oxitocina, ¡pues como debería ser! no todas pueden decir lo mismo, y ojo, que no lo defiendo en absoluto, pero a veces se nos olvida que también nos pueden tratar mal en un restaurante, en la consulta del médico de cabecera, en el registro civil… porque la mala educación y la falta de respeto no la otorga un título profesional, lo trae de serie la persona. Esto ocurre y va a seguir ocurriendo siempre, por más que intentemos reducirlo al máximo. No olvidemos tampoco que las profesiones sanitarias y las de la enseñanza son las que más agresiones sufren. Jamás justifica esto un mal trato hacia el paciente, pero que la asistencia tiene lugar en un ambiente hostil por ambas partes es una tristísima realidad. Tampoco se nos olvide, con tanto hablar y criticar la medicalización, que en España a día de hoy son bastante más numerosas las sentencias condenatorias por omisión que por comisión (vaya, que a día de hoy sigue haciendo más daño no actuar cuando es necesario que actuar cuando no lo es) ¿por qué no se habla del otro lado de la moneda?
          Lo de que no necesita para nada la oxitocina en condiciones óptimas tampoco puede generalizarse. Por muy óptimas que sean las condiciones, un parto es de bajo riesgo hasta que deja de serlo, vuelvo a recordar que la asistencia sanitaria es el mayor factor reductor de la morbimortalidad materna y fetal. Muchos partos en condiciones óptimas se complican y necesitan intervención, y muchísimos sin las condiciones óptimas se complican. Las condiciones ayudan, pero no determinan.
          Tú recurriste a buscar la información sobre el corte de cordón y muy bien hecho, eso es lo que deberían hacer todas las mujeres, porque en una preparación al parto es absolutamente imposible responder todas las dudas. Para eso una puede citarse en la consulta con su matrona del centro de salud o con una matrona privada, llamar a la ONT para informarse más a fondo sobre la donación de sangre de cordón, acudir al foro de la Aeped para consultar dudas de lactancia, buscar medicamentos en e-lactancia compatibles con el amamantamiento… Recurrir a buscar la propia información no es más que una forma de empoderamiento, asumir que esa tarea corresponde únicamente a los profesionales, roza el paternalismo.
          No sé por qué te resulta irónico que hable de la ley de autonomía del paciente, si se informa, porque se informa, si no se informa, porque no se informa, ¿en qué quedamos? ¿como hay profesionales que no explican bien (o no explican nada, directamente), es irónico que yo hable de la ley de autonomía del paciente? ya me parece buscarle 3 pies al gato, sinceramente.
          No sólo sé que se sigue haciendo la maniobra de Hamilton sin permiso, sino que afortunadamente de ese tema trata el post más leído de este blog. También los 3 sobre el plan de parto tienen numerosas visitas (por cierto, no creo que el objetivo del plan de parto sea evitar las equivocaciones del personal sanitario, se equivocan con o sin él, es simplemente expresar los deseos de la mujer), también el de los derechos de las mujeres en el parto… ¿Hay malas prácticas? sí, pero también hay mala información al respecto, como la que cito en el post, cuyo objetivo no es dar información extensa sobre todos y cada uno de las intervenciones citadas, eso merece un post aparte de los que ya hay muchos escritos como el del pinzamiento tardía del cordón, la epidural o la ingesta en el parto. El fin del post es criticar que se dictamine cómo debe ser un parto respetado haciendo alusión a temas que sólo corresponden a la mujer decidir, como es el método de analgesia a utilizar. Critico precisamente la falta de fuentes de algo que explican como basado en la evidencia “la evidencia dice que el 90% de las intervenciones obstétricas son potencialmente peligrosas”. Yo no doy referencias porque no estoy hablando de ninguna evidencia, sino de un artículo mal redactado. Cuando hablo de evidencias es cuando doy referencias.
          La solución a un intervencionismo excesivo no es meter miedo informando de que es algo general y habitual, “previniendo” a las mujeres del mal que les van a hacer, ni un extremo ni el otro. También sabrás lo que hace el miedo en el proceso fisiológico del parto… flaco favor. La solucion es la información veraz y el respeto.
          No quito importancia a nada, es más, se la doy y mucha a lo negativo que puede ser establecer una postura como única válida, atemorizando con las demás opciones. Siento curiosidad por lo que te ofrecieron en Torrejón que no deberían… creo que lo que no se debe hacer es ordenar, ¿pero ofrecer? no sé qué cosa tan nociva podría ser. Las mujeres no necesitan los hospitales para dar a luz, pero sí los necesitan las complicaciones.
          Me hablas de las estadísticas de los hospitales como si yo fuera un alto cargo de Sanidad que debiera responder por ellas… nadie exagera las estadísticas, nadie exagera las buenas o malas prácticas, aquí lo que se critica es que crear miedo pueda más que ofrecer información veraz!

          • Lena says:

            ¿Intoxicación masiva? Disculpa…. pero me pierdo. ¿Me podrías aportar estudios científicos?
            Gracias.

          • Matronaonline says:

            ¿Yo? ¿de que la epidural es tóxica como dices? claro que no. Asumo que se practican intoxicaciones masivas a diarios en los hospitales, ya que es un método de analgesia/anestesia utilizado en numerosos procedimientos. Ya dije que sólo aporto bibliografía de la evidencia, no de que la epidural sea tóxica!

          • Lena says:

            Jaja… perdona, pensaba que lo de la “intoxicación masiva” lo había leído en otro comentario. Pero claro, las evidencias se las pido a quien diga que la epidural es tóxica!

          • Irene says:

            Matronaonline… he leído la mayoría de esta tira de comentarios… y a veces, lamentablemente, los blogs se llenan con trolls, que lo único que quieren es una respuesta desmedida.
            Una cosa es no estar de acuerdo y otra todo eso… En fin… al principio solo iba a comentar que efectivamente el Ministerio de Sanidad da guías para muchísimos procedimientos. No porque se hagan mal, sino porque es su función ofrecer una guía (igual que cada sociedad de especialidades en concreto ofrece guías)
            Pero luego he seguido leyendo… me he ido quedando sin palabras… y ya está…jaja
            Hay veces que no merece la pena ni contestar.

            Un saludo y gracias por tu labor.

          • Matronaonline says:

            Gracias Irene! Bueno, yo siempre me quedo con el lado positivo de las cosas, siempre lo hay… y si esta gente quiere aumentarme las visitas y mejorarme el posicionamiento en Google para que las mujeres que busquen información en internet me encuentren con mayor facilidad, solo puedo… dar las gracias!!! :)

  20. Una lectora que también desea ser mamá says:

    Hola! Sólo decir que cuando leí el post me encantó (como siempre que paso a leerte) el punto de vista que aportas en él. Y al leer con atención el debate que ha surgido en los comentarios, sólo puedo confirmar mi agradecimiento por tu dedicación y rigurosidad. Y se agradece mucho además porque es cierto que, en lo relativo al parto, hay una línea que se apoya en el discurso del miedo y la desconfianza hacia el personal sanitario que resulta tan machacona que muchas mujeres pueden convencerse hasta extremos insospechados… Yo estoy casi de 30 semanas ( aún no me lo creo!!! Yupi! Jeje) y a la hora de elaborar el plan de parto siempre he pensado que hay tantas cosas que no puedo controlar ni preveer cómo van a ser ( por ejemplo mi umbral del dolor o si surgen complicaciones), que tampoco quiero cerrarme en banda, que debe ser algo bastante abierto y flexible… Lo que me importa es que salga todo de la mejor forma posible y confío en que el equipo sanitario que me atienda hará lo posible porque así sea.
    Bueno, nada más, que me enrollo como una persiana, jajaja. Un abrazo y gracias! ;)

    • Matronaonline says:

      Eeeey! qué poquito te queda!! :D
      Me alegro mucho de que sientas confianza con las personas que te van a atender. Parir con desconfianza desde luego que no debe de ser nada satisfactorio, por eso aconsejo siempre que se pueda… si no se confía, ¡cambia!
      No es muy justo que ahora que estás elaborando el plan de parto, pienses en toda esta cantidad de gente que casi se apiada de ti por ser tan ilusa de fiarte de los sanitarios, con lo peligrosos que somos! o que llegado el momento de decidir usar la epidural, si esto sucede, sientas que sucumbes a algo tóxico o que eliges eso porque no te han informado bien. Eso de pensar “la única verdad es esta y si piensas otra cosa… es que no te has informado bien”. Muy tolerante y racional no es…
      Yo sí que me enrollo!!! jajaja muchísima suerte en la recta final y gracias a ti!

  21. Lena says:

    Hola Jade! Me ha encantado esta entrada, muy interesante tu punto de vista y reconfortante, a la vez, que una profesional aporte un toque de cordura ante tanto extremismo que suele verse por la red.

    He leído tanto el post como los comentarios y además, las conclusiones de la revisión de la EAPN que ha sido publicada recientemente, entera.
    Me llama la atención y sorprende que, tras la implantación de esta estrategia parece haber sólo un modo “bueno” de hacer las cosas. Un parto “normal” que incluye que no sea normal el uso de la epidural, por ejemplo.
    El concepto y las directrices de la “implantación de un protocolo de parto normal” deja en los márgenes la capacidad para decidir de muchas mujeres, en concreto un 72,2% en el caso de las que optan por la epidural y la conclusión es más paternalista de lo que parece porque no se está teniendo en cuenta nuestra capacidad para razonar y decidir por nosotras mismas, solo la fisiología del parto y eso lo explica todo. Quizá sea ese el motivo de que, tras una libre elección y una decisión correctamente informada, probablemente en un porcentaje elevado de los casos, se culpe a otros de la elección de la mujer si no son las propuestas por el “estandar” del grupo de expertos.
    El manido argumento de que las mujeres, si nos decantamos por la epidural, “estamos mal informadas” lo he leído hasta en un documento oficial (esta revisión)

    Todas las mujeres tenemos acceso a la información, además de la proporcionada por el personal de atención primaria, tenemos acceso por nuestra cuenta a la información basada en evidencia científica y podemos consultar, por ejemplo, en pubmed. Y en todo caso, sin haber consultado pubmed, las guías de práctica clínica o a pesar de lo recomendado por matronas o ginecólogos y del esfuerzo sobrehumano y campañas informativas de l@s defensor@s del parto sin epidural, seguimos teniendo derecho a solicitar la epidural. Y tenemos capacidad para tomar nuestras propias decisiones, asumiendo los posibles efectos adversos de los que tenemos conocimiento.
    El uso de la epidural puede incrementar la necesidad de usar oxitocina, más partos instrumentales y más episiotomías. El porcentaje de estas intervenciones, supongo que se verá incrementado por el uso de la analgesia y uso de la analgesia, siendo un derecho de la usuaria, no debería estar incluida dentro de los objetivos “a disminuir porcentaje” puesto que eso es elección personal, individual, intransferible.
    Nadie tiene derecho a implantar un estandar sobre el derecho de la mujer a decidir soportar o no ese dolor. Todos los usuarios del SNS tenemos derecho a un alivio total del dolor mediando analgesia y aunque el parto no sea una enfermedad y sea un proceso fisiológico, es doloroso. No se por qué razón hay un plan del gobierno, en el que asociaciones en representación de las mujeres junto a sanitarios pretenden alcanzar un protocolo estandarizado que, en lugar de defender la autonomía de las mujeres y sus derechos, acaba defendiendo un tipo de parto (el “normal”) donde uno de los objetivos es disuadirla de optar a un alivio eficaz del dolor de las contracciones, con lo que ello implica: sentimientos de culpabilidad y fracaso, miedo a las consecuencias, estrés durante la dilatación ante el posible cambio de planes, agotar todos los métodos alternativos que nos propongan, etc… Todo eso, unido a una campaña masiva de promoción del parto ideal, causa estragos. ¿Si no te adaptas al estandar eres “anormal”?

    Si lo que se pretendía era fomentar la calidez, la participación de la mujer en la toma de decisiones, el contacto piel con piel, la no separación, eliminar rasurado/ oxitocina/ enema/ episiotomía rutinarios, conseguir unas tasas elevadas de lactancia materna, acabar con las intervenciones que no se necesitan y humanizar la atención al parto (algo con lo que estoy totalmente de acuerdo) no se tendría que incluir el uso de la epidural, puesto que sigue siendo un derecho de todo ser humano y no implica intervenciones no necesarias ya que algunas intervenciones son necesarias como consecuencia de la epidural, otras lo son por las características concretas del parto, si restamos esto… ¿cuantas quedarían en ese conteo como realmente innecesarias?¿ satisfarían las expectativas de la comisión examinadora de los partos de las mujeres?. Lo ideal y el objetivo sería “0 intervenciones no necesarias”.contabilizarlas no sirve de nada sin reflejar el por qué se hacen.

    Ninguno de estos derechos deben ser negados a la mujer de parto, no son excluyentes. Ninguna mujer debería ser persuadida para usar la epidural y al contrario tampoco y si desea evitarla, está en su derecho también de contar con alternativas… Pero si cambia de opinión sigue sin ser una mujer anormal o un parto anormal. Lo normal es que duela mucho, no sentir orgasmos.
    Lo normal es querer aliviar ese dolor y cuando la intimidad, la oscuridad, la pelota, la compañía, los masajes y el agua no son suficientes… lo normal sería admitirlo y encontrar el modo de minimizar, en la medida de lo posible, los efectos secundarios de la analgesia sin culpabilizar a la mujer directamente por “su poca capacidad de aguante” tras haberse rendido. Mucho menos indirectamente, victimizándola (traumas previos o traumas “de su propio nacimiento”, falta de “empoderamiento”, historia personal ) y de paso, culpar también al personal sanitario o a la estructura del hospital. A veces se esgrimen motivos para justificar esta decisión que están muy lejos de la realidad de la misma, incluso de propia fisiología del parto (que incluye dolor y agotamiento por ese dolor) La implantación de la estrategia debería centrarse en garantizar una atención basada en la excelencia profesional, la evidencia científica y la suma sensibilidad en la atención a las familias, no en las decisiones de las mujeres sobre cómo afrontan el dolor del parto.
    Informar correctamente y luego decidir, a eso se reduce todo, los derechos que ya existen no pueden estar por debajo de la implantación de protocolos y menos aún por debajo de lo que otros deciden que es un parto “normal” y sus objetivos. ¿Qué será lo próximo?¿Implantar el parto en casa por protocolo cuando el embarazo es de bajo riesgo porque “la evidencia científica dice que es igual de seguro”? se me ocurren varios ejemplos más, basados también en “evidencia científica”… Algunas estarían encantadas, yo no.

    Perdona por el rollo que acabo de soltar, pero parece que solo debe haber una opinión buena y si opinas al contrario formas parte del istablihsment. Apuntar que no soy sanitaria, sí una mujer informada, madre además, atónita ante tanto debate estéril y demagogo “sobre los derechos y la autonomía de la mujer en su parto”

    Sigue así, Jade!!

    • Matronaonline says:

      ¿Perdona por el rollo? Madre mía, creo que este es el mejor comentario que nadie ha hecho jamás en el blog, Lena… cordura, respeto, evidencia, equilibro… lo tiene todo. Perdóname a mí por no poder añadir nada más de valor, porque no te ha faltado nada.
      Me alegra mucho que haya mujeres tan informadas como tú, que sepan discriminar la información adecuada de la inadecuada, que se manejen con los buscadores de bibliografía científica, que sepan de qué fuentes de información fiarse. Que haya mujeres que no necesiten a una matrona o un ginecólogo o un quien sea que les dé masticadita la información, que, como bien dices, tenga la autonomía suficiente y el poder suficiente de valorar subjetivamente (porque nadie más que a ella misma sabe lo que quiere para sí) los pros y los contras de cada opción y decidir. Porque sí, las elecciones están para eso… para ser elegidas.
      De todo corazón, muchísimas gracias por esta valiosísima aportación :)

  22. Lena says:

    Muchas gracias a ti, Jade, también desde el corazón <3

    Un placer poder aportar algo, se me ha olvidado mandar un abrazo a Jenn y darle la enhorabuena, leer su experiencia me ha animado a comentar. Afortunadamente el "sesgo de obediencia a la autoridad" (y "artillería pesada" del estilo) se puede detectar y ella lo ha conseguido, no resulta fácil… Tal y como está el patio.

    Un abrazo.

  23. De Profesión Mami says:

    Es una desfachatez insinuar que las mujeres de verdad pedimos todo lo que nos hacen. Las mujeres no pedimos (salvo raras excepciones) que nos hagan cesáreas innecesarias, no pedimos que nos adelanten el parto sin motivo, no pedimos que nos inmovilicen, no pedimos dar a luz tumbadas, no pedimos que nos pongan oxitocina sin necesitarlo para tener contracciones más dolorosas, no pedimos que nos rompan la bolsa, etc. Lo único que pedimos es la epidural para poder soportar todas esas perrerías innecesarias que tanto nos hacen sufrir y es eso lo único que nos permiten decidir y tener si lo pedimos. Y la pedimos porque nadie nos informa de las consecuencias reales de la administración de la epidural sobre el parto. Parir no es como operarse de un juanete, la epidural influye en el desarrollo del parto, pero eso no lo pone en la hoja de consentimiento que se firma para que nos la pongan. Ahí ponen los efectos secundarios o adversos en general para cualquier intervención, no en el caso específico de usarla para parir. Parir se nos suele olvidar a todos que no es una enfermedad si no un proceso natural y el uso de la epidural altera ese proceso.

    El parto si hay que respetarlo. Los profesionales deben saber como se desarrolla un parto normal y deben saber que es bueno y que es malo para su desarrollo. Tienen que intentar favorecerlo y evitar todo aquello que pueda entorpecerlo. Pero resulta que los protocolos actuales contemplan una serie de actuaciones que no son buenas y a pesar de que las autoridades sanitarias les están diciendo que esas cosas deben dejar de hacerlas por rutina, los profesionales siguen emperrados en seguir haciéndolas. Eso se llama MALA PRÁXIS y los resultados del estudio que han mencionado anteriormente lo ponen de manifiesto. Y no se trata de casos puntuales o escasos, son una CIFRAS ALTÍSIMAS que no se pueden negar de ninguna manera. No se trata de lo que pueda decir yo, se trata de estadísticas hechas por el Ministerio. Si te empeñas en negar eso poco más se te puede decir.

    Las mujeres no estamos bien informadas, no. Tenemos derecho a no informarnos, si. Pero los profesionales tendríais que hacer siempre bien vuestro trabajo, independientemente del nivel de información que manejemos las mujeres. Y no se nos respetan nuestras decisiones en términos generales. Mujeres informadas tienen muchas dificultades para encontrar sitios donde respeten sus decisiones, no encuentran fácilmente un lugar en que el protocolo no imponga todo el kit completo. Si a quienes se respeta es solo a las mujeres que quieren una medicalización innecesaria me parece escandaloso. ¿O sea que lo adecuado, sano y natural no se respeta pero las peticiones que son burradas desde el punto de vista de la salud si se respetan? El mundo al revés. Una pena.

    Es vuestra obligación hacer las cosas bien, informar adecuadamente a las mujeres, empoderarlas para que pierdan el miedo, orientarlas hacia lo más sano. Rajarlas porque sí solo porque ellas lo pidan, en mi opinión no es respetarlas en absoluto.

    • Bebes Petri (@BebesPetri) says:

      No termino de entender por qué esta polémica solo surge en la atención de partos. Nunca he oído a nadie decir que no se lo respetó en su operación de apéndice o en su tratamiento de neumonía.

      Vale que un parto no tiene por qué necesitar de atención médica, pero por lo que yo estoy viendo en las clases de preparación y en las visitas al hospital, el parto lo lleva una matrona, a no ser que haya complicaciones, en cuyo caso viene el médico. Y aconseja lo que le parece necesario. ¿Que tal vez te recomiendan una cesárea cuando se podría haber seguido intentando el parto vaginal? Puede ser, pero prefiero a un médico que peque de prudente, aunque tenga que “rajarme” como tú dices. Habrá quien quiera arriesgarse, y estará en su derecho, aunque puede que quien pague las consecuencias sea el niño.

      • matronaonline says:

        Bebes Petri debe de ser que los que atienden apendicectomías y neumonías no reciben quejas en su actividad profesional! eso o que evidentemente hay algún interés oculto en asustar a las embarazadas.
        Como ya he dicho más veces, en España hay más sentencias condenatorias en obstetricia por no intervenir cuando es necesario que por intervenir cuando no hace falta, pero eso al parecer no interesa a determinado sector.
        Efectivamente la matrona lleva el parto excepto si surge una complicación, que es cuando aparece el médico. En las privadas trabajan de otra forma, el ginecólogo asiste el expulsivo y la matrona sólo la dilatación. Pero en uno y otro lugar, las intervenciones por parte de uno o de otro han de hacerse siempre y solo cuando son necesarias.

    • matronaonline says:

      ¿Desfachatez?, ¿rajar porque sí? Pensé que con pedirte 2 veces que mantuvieras el respeto en tus comentarios sería suficiente, pero veo que no, así que por mi parte esta conversación ha terminado. Los comentarios de todos los lectores son fuente de diálogo y enriquecimiento, pero la falta de educación no. No tengo más que decirte, prefiero dedicar ese tiempo a escribir post que, estoy segura, interesarán a más gente que estos comentarios.

  24. Lauser says:

    Hola, es la primera vez que escribo, y me gustaria saber, ya que comentas algo sobre el tema en el articulo, cuando una episiotomia es necesaria y que estudios lo corroboran. No se si tienes alguna otra entrada en tu blog sobre el tema! Gracias

  25. Joncy martin says:

    Genial el artículo, siempre habrá quien no quiera entender, o a quien no le interese porque no beneficia a sus actividades económicas. La campaña de demonización q estan sufriendo tanto los profesionales como las instituciones sanitarias, en mi opinión sólo obecede a intereses comerciales de un sector que pugna por abrirse camino profesional a consta de desacreditar el trabajo de matronas y ginecólogas sembrando el miedo y la desconfianza, generando falsas expectativas y lucrándose de explotar las experiencias negativas de las mujeres.
    Las matronas llevamos muchos años siendo el motor de cambio de la atención a la mujer, ofreciendo informacion veraz, apoyo emocional y cuidados personalizados, no creo q ninguna mujer necesite una figura intermedia para q las defienda de nosotras, me niego a ser una mera hacedora de técnicas invasivas. Mi papel es estar al lado de la mujer y su familia desde la profesionalidad, el conocimiento y la calidez.

    • Matronaonline says:

      Gracias Joncy! Bueno, los intereses son lo que tienen. Hace poco leí un libro de Julio Basulto donde hacía un apunte muy acertado: quienes reniegan del sistema sanitario y de la medicina convencional alegando que todo responde a intereses de las farmacéuticas… suelen ofrecer (nada económicos) otro tipo de remedios o asistencia. Es decir, todos, todos tienen intereses, por uno u otro lado. El dinero es lo que tiene. Creo que esto puede estar tras esta fuerte campaña a favor del parto, como digo, ¿respetado?. Para mí (y para nuestra legislación) prima el deseo de la mujer sobre el proceso fisiológico del parto. Si una mujer desea epidural o donar la sangre de cordón, es lo que se debe respetar, su voluntad.

  26. lucia says:

    Yo solamente quiero saber y no me cabe en la cabeza porque no se atiende los partos en casa o en casa de partos? Sinceramente porque un hospital es para los enfermos y la mujer embarazada no es enferma y aveces pienso que por culpa de tantísimos protocolos el parto acaba en un quirofano. Creo que seria lo mejor. En fin es un tema muy delicado y yo fui víctima de violencia obstétrica y hicieron conmigo y mi hijo lo que quisieron y eso también tendrían que los profesionales cambiar. Son tantas cosas…..

    • Matronaonline says:

      Pues ya somos 2… me encantaría darte una respuesta, pero yo tampoco lo entiendo. Siendo totalmente subjetiva y viendo cómo se están haciendo las leyes actualemnte, creo que no “interesa” que las matronas tengamos nuestra autonomía sin un ginecólogo que marque directrices, que no interesa tampoco que la mujer “deje” de necesitar o requerir los servicios de un anestesista, por ejemplo, cosa que sucede en mayor medida cuando se respeta el proceso fisiológico de la mujer en su parto y se le ofrece el apoyo que necesita. Una casa de partos requeriría más matronas, pero reduciría el gasto en abordaje de complicaciones, hospitalizaciones innecesarias, cesáreas, etc. Peeeero… con que a unos pocos con poder les beneficie, nadie va a pensar en tooodos los demás a quienes perjudica. Hasta aquí mi teoría conspiranoica, pero creo que poco alejada de la realidad.

  27. Ana says:

    A veces nos sulfuramos por las formas y el ego reacciona desplegando su defensiva, lo que lleva a perder de perspectiva lo esencial de una idea. Me gustaría hacer abstracción de una idea diluida en medio de argumentos de defensa personal:

    - Matronaonline cuestiona: “¿”Obligan” a parir en litotomía en el 90% de los paritorios? Pásanos ese informe en cuanto lo encuentres por favor, estaré encantada de leerlo.”

    - Deprofesionmami aporta la cifra oficial de partos en litotomía en España (87,4%), según datos del Sistema Nacional de Salud.

    - Respuesta de matronaonline: “de ese 87,4% me encantará saber cuántas adoptaron esa posición por obligación, que es lo que realmente me alarma”

    Pues a mí lo que “realmente me alarma” es que una profesional que acompaña a las mujeres durante el parto banalice o quite hierro a ese 87,4% de partos en litotomía, simplemente porque no sabemos si todas o casi todas esas mamis en el fondo querían dar a luz así: tumbadas con las piernas al aire. Total, podría ser que esta posición tuviera muchas fans, pues no es la peor para parir, la más absurda debe de ser haciendo el pino…

    Como contribución al debate envío este documento con cifras oficiales (lo cual, personalmente, echo en falta en el post). Imagino que matronaonline estará “encantada” de echar un vistazo a los datos “objetivos y verificables” que aquí se recogen:

    file:///C:/Users/UsuarioAECID/Downloads/Dialnet-LaAtencionAlPartoEnEspana-5106931.pdf

    Especial interés tiene el cuadro de la página 23 de este documento, en el que se cotejan los estándares recomendados y los porcentajes reales de la atención en España. He aquí algunos de los datos:
    - % de protocolos que incluyen todas las recomendaciones de atención al parto normal del Ministerio de Sanidad: 15 % (ergo, el 85% de protocolos no recogen todas las recomendaciones del Ministerio de Sanidad)
    - % de amniotomías (rotura artificial de la bolsa realizadas) : 46,6 % (estándar: 0%)
    - % de partos inducidos: 19,4% (estándar menos del 10%, ergo: se están induciendo como mínimo el doble de lo recomendado)
    - % de partos vaginales en los que se ha mantenido la posición de litotomía durante todo el expulsivo: 87,4% (estándar: menos del 30%)
    - % de partos vaginales en los que se ha realizado la maniobra de Kristeller: 26,1% (estándar: 0%)
    - % de episiotomías en partos eutócicos: 41,9% (estándar: menos del 15%)

    Mi pregunta es, por qué relativizar la realidad?

    En segundo lugar, querría aportan un granito de experiencia personal (por supuesto, soy consciente de que no es generalizable, pero es posible que muchas mamás se reconozcan en ella). Durante años consideré que la atención recibida en mi primer parto (hospitalario) había sido irreprochable. Eso fue hace 21 años. Mi percepción de “correcta atención” se basaba esencialmente en dos parámetros, bastante raros en mi entorno de amigas y familiares:
    1. Me libré de la episiotomía (una práctica que estaba mucho más generalizada entonces que ahora, pues esos grupúsculos que tanto patalean han contribuido a cambiar patrones de atención que nos benefician a todas) y;
    2. “Conseguí” parir sin epidural (a pesar de la insistencia del personal sanitario en ponérmela)
    Sin embargo, tuvieron que pasar varios años y vivir la experiencia de otros 4 partos para comprender que la atención que recibí cuando di a luz por primera vez no había sido tan idílica como yo pensaba, porque:
    1. Me inmovilizaron atada a un monitoring durante todas las contracciones, que fueron mucho más dolorosas que en mi casa, donde podía moverme libremente;
    2. Me realizaron tactos frecuentes, muy desagradables y dolorosos.
    3. Tuve que parir tumbada: me obligaron? Pues indirectamente si, desde el momento en que NADIE me dio la opción de adoptar otra posición. Simplemente fui invitada muy educadamente y “con respeto” a subirme al potro.
    4. No pude tener a mi bebé en piel con piel nada más nacer, pues aunque estaba en perfecto estado de salud, creyeron indispensable hacerle toda una serie de pruebas rutinarias de reflejos y toma de medidas a lo largo y ancho de su cuerpecito (el pediatra tenía que justificar su salario, claro).
    5. Nos separaron varias horas (para que yo descansara), algo que podría haber comprometido el inicio de la lactancia.
    Mi percepción de la atención que recibí es totalmente distinta hoy que hace 21 años. ¿Significa ello que unas locas protestonas entretanto me comieron el coco e hicieron anidar en mi cabeza la duda sobre las bondades de la atención sanitaria que recibí? Por supuesto que no. Ha habido simplemente una TOMA DE CONCIENCIA que me ha permitido vivir mis otros partos con un empoderamiento muchísimo mayor y de forma mucho más saludable para mi y para mis bebés. También podría haber sucedido que esa toma de conciencia nunca llegara (quizás si nunca hubiera tenido la ocasión de experimentar otra forma de parir) y en ese caso formaría parte de todas esas mamás que no cuestionan, que piensan que fueron bien atendidas y que las intervenciones que recibieron debían de estar justificadas.

    • Matronaonline says:

      Comenzar tu comentario aclarando que a veces se pierden las formas y, acto seguido, asumir que mi opinión responde a un ego a la defensiva, me parece curiosamente contradictorio.
      Pensarás que banalizo que casi el 90% de mujeres paran en litotomía, pero estás equivocada, puesto que yo (que no me conoces de nada y por esto te lo aclaro, porque nada más alejado de mi práctica habitual que el proponer a una mujer parir en litotomía) no “me quejo” de que se denuncie esa postura para dar a luz. Evidentemente no eres seguidora del blog, porque de ser así conocerías mi postura acerca del parto, pero sobre todo mi postura acerca del respeto a la ley, a la autonomía de la mujer y la denuncia que hago constante de las malas prácticas y los habituales abusos. Has leído este artículo y directamente has atacado a mi ego.
      De lo que “me quejo” es del verbo obligar. Tal vez lo consideres algo banal, pero hay mucha diferencia entre afirmar que paren en litotomía más mujeres de lo aconsejado que afirmar que son obligadas a ello. Tan poco banal es, que una cosa supone no adecuarse a la evidencia científica y la otra incurrir en un delito contra la ley de autonomía del paciente. La diferencia legal y ética es muy grande y sus consecuencias también. No es lo mismo que una mujer embarazada sepa que tiene unos derechos y que la postura para parir la puede elegir ella y que está amparada por la ley para hacerlo (y que más le vale que lo haga, porque muy probablemente en el hospital van a proponerle parir en litotomía), que una mujer embarazada crea que las cosas en un hospital funcionan así: el médico/matrona obliga y ella obedece sin rechistar. La primera se informará y exigirá que se cumplan sus derechos, la segunda se resignará a verse sometida. ¿Sigues viendo banal incluir o no la palabra “obligada”?
      Por supuesto que deben mejorar muchas cosas en la asistencia al parto y de hecho lo están haciendo. No comprendo las comillas al decir que estaré encantada de que aportes cifras, ¿acaso sugieres que trato de ocultarlas? de verdad que me sorprende… No sólo conozco a la perfección las cifras, sino que afortunadamente la asistencia al parto está cambiando, ya es difícil encontrar hospitales (sobre todo públicos, aunque aún lo hay) que continúen con episiotomías y amniorrexis rutinarias. ¿Que deben disminuir? por supuesto, mucho, pero lo justo es hablar de todas las cifras que demuestran que la atención está mejorando. Claro que hay que tomar conciencia, no sólo las usuarias (que yo también lo soy, es más, llevo más años siendo mujer y paciente del sistema sanitario que matrona), sino las matronas, los ginecólogos, los pediatras, todos. Estas cifras puede consultarlas cualquier persona en la web del Ministerio de Sanidad comparando cada Estrategia de atención al parto normal.
      Tu experiencia por supuesto no es la norma, pero no por ello ha de ser menos importante que el resto, la experiencia de cada mujer es sagrada y al igual que hay mujeres fatal atendidas que, como bien dices, se sienten satisfechas con ello, hay mujeres que recuerdan incluso de forma muy traumática (no uso esta palabra de forma coloquial, sino en su sentido estricto, puesto que hay traumas tras el parto que requieren tratamiento psicológico y se ningunean socialmente). Todas las experiencias merecen el mismo respeto (al igual que el pediatra que atendió a tu bebé, no veo justo que juzgues que sus prácticas iban encaminadas a “ganarse el sueldo”, tal vez sea tan sencillo como que determinadas prácticas hoy obsoletas entonces estaban avaladas por la evidencia científica, afortunadamente los conocimientos avanzan constantemente y se adecúan los protocolos y las prácticas a la evidencia). Entre la información que hayas recibido y tus experiencias posteriores has descubierto que lo que recordabas como óptimo resultó no serlo tanto. Esto es lo que lleva a muchas mujeres a leer mi artículo sobre la maniobra de Hamilton (el más leído de todo el blog, por cierto) y a expresar una tras otra que se vieron sometidas a esta práctica sin indicación y, lo no menos grave, sin información ni consentimiento. Como te digo, suelo ganarme más problemas por defender los derechos que tenemos las mujeres que por defender malas prácticas (cosa que no suelo hacer en absoluto)… y como ves, quienes pensais que defiendo malas prácticas no conoceis nada mi forma de trabajar ni mi postura acerca de estos temas (porque probablemente este post haya llegado a vosotras directamente por un enlace, no porque sigais el blog).
      Me han criticado que informe a las mujeres sobre la maniobra de Hamilton, sobre cómo puede afectar negativamente la epidural en el parto, sobre los efectos nocivos de las episiotomías, sobre su derecho a estar acompañadas por quien ellas deseen, por defender a quienes quieren parir en casa… y resulta que escribo un artículo quejándome de que no es cierto que se OBLIGUE al 90% de las mujeres a parir en litotomía y rápido se pone el grito en el cielo… Me parece que con este extenso comentario mi postura ha quedado lo suficientemente clara como para que no se tergiversen mis palabras más.

  28. Noetheriana says:

    Después de leerme esta entrada y los 89 comentarios (en diagonal, eso si), me han entrado ganas de embrollar un poco más el asunto. Estoy totalmente de acuerdo en que lo primero que se debe respetar es la decisión de la mujer. Cada una es libre de querer la epidural, oxitocina o una cesárea programada en la semana 37 para que no le crezca la barriga demasiado, o para que el cumple del nene no cuadre con el de papá. Ya ves, que incluso me parece lícito que una mujer con un embarazo normal pida una cesárea programada, porque hay razones para quererla más allá de los cuatro o cinco supuestos en los que es realmente necesaria. También me parece lícito que una mujer no quiera informarse y prefiera “dejarse hacer”, que confíe en los profesionales. Y jamás, jamás, le diría a una mujer que su parto no ha sido todo lo bueno que ella piensa, si está satisfecha. Aunque he descubierto que escarvando un poco, muchos de esos partos de los que te dicen que muy bien, muy buen parto, acaban siendo “al final lo importante es que estamos bien”. Pero tampoco me voy a meter en eso.
    Lo que me chirría de este post es que a veces obviamos que esas decisiones en realidad no son tales. Me vienen a la cabeza dos amigas, ambas con partos percibidos por ellas como buenos. La primera me decía, antes de parir, que ella al principio pensaba que no se iba a poner la epidural, pero que finalmente la habían convencido y que sí se la pondría. Y se la puso. La otra, en pleno parto, pensaba que aguantaría sin ella, pero cuando entraron a preguntarle si la quería, miró al marido, y el marido le dijo: “póntela, mujer, para qué vas a estar sufriendo?” Y se la puso. Su parto también fue bueno, y jamás la cuestioné. Y en todos lados se escuchan cosas como “qué horror, parir sin epidural”. A mí misma me dijeron, en una consulta prenatal, que podría intentar parir sin epidural, pero que no lo iba a aguantar. Así, ¿estamos tomando decisiones libres y con toda la información? Y lo de parir en litotomía, más de lo mismo. Si en la propia preparación al parto te enseñan a empujar tumbada, ¿te planteas que pueda ser de otra forma? Pues muchas veces no. O si te dicen que tienes que ponerte una vía, si o si, porque si hace falta y no da tiempo a ponértela te mueres, pues te la pones. Lo que no te dicen es que la evidencia que hay hoy en día no observa mejores resultados pariendo con una vía puesta que sin ella (si no recuerdo mal, lo leí en la EAPN, siento no incluír el enlace). Y de verdad, que lo de la vía es muy difícil evitarlo, por mucha ley de autonomía del paciente y mucha seguridad que tenga una mujer. Está claro que a veces las intervenciones son necesarias, y en según qué casos puede ser mejor parir con una vía puesta, estar conectada al monitor e incluso ponerse la epidural. Las intervenciones necesarias son maravillosas. Pero incluso siendo necesarias, deben explicarse con todo detalle, ser sugeridas y no impuestas.
    Así que si, hay partos maravillosos con epidural, oxitocina, episiotomía e instrumentación. Y no me refiero a maravillosos sólo por la percepción de la mujer, sinó porque son de verdad maravillosos, rodeados de respeto hacia la mujer, el bebé y la fisiología del parto. Y hay partos poco o nada intervenidos que pueden ser de pesadilla. No se trata de la no intervención, ni de que se respeten las decisiones de la mujer. Se trata del respeto integral a la mujer, y a su capacidad para decidir. Y el problema que veo es que en muchas ocasiones no se da toda la información. Por una formación obsoleta, por miedos de los propios sanitarios, o porque algunos (y fíjate, que hasta pienso que son los menos) se creen que por ser médicos están por encima del bien y del mal.
    En conclusión: de acuerdo en que cada mujer decida, pero sólo si tiene toda la información actualizada en la mano.

    • Matronaonline says:

      Noethariana no has podido expresar mejor mis propias ideas. Estoy muy de acuerdo contigo en que en ocasiones la información que se da es errónea (no hay más que ver lo que sucede con la lactancia en este país…). Yo jamás he enseñado a empujar en mis clases de preparación al parto tumbada. Es más, yo jamás he enseñado a empujar en mis clases de preparación al parto porque los pujos han de ser espontáneos, no dirigidos. Cuando no se tiene epidural es absurdo que alguien te diga cuándo debes empujar, es inevitable hacerlo cuando toca! y cuando estás bloqueada por la epidural de nada sirve haber “practicado” antes, sin la sensación de presión de una cabeza en el interior de la pelvis. Volviendo a la postura. Siempre he llevado mi pelvis (que compré yo, por algo menos de 100€, que era lo que ganaba muchas veces con las clases de preparación al parto al mes, privadas…) y te aseguro que todas las parejas sin excepción entendieron perfectamente lo que significaba cada postura anatómicamente hablando, cuáles eran beneficiosas para las primeras etapas del parto y cuáles para los últimos momentos. Sé que algunas parejas recibieron críticas de su ginecólogo (con esto de escoger la postura, con rechazar la episiotomía rutinaria, el Kristeller…). Afortunadamente para la pareja y desafortunadamente para el ginecólogo, algunas de aquellas parejas decidieron cambiar de especialista al ver que sus pautas se alejaban de la atención al parto normal basada en la evidencia. No es nada fácil hacer lo que hice… recientemente decidieron prescindir de las clases de preparación al parto de una compañera (Amanda, es un sol!! http://amandamatrona.blogspot.com.es/2016/02/hace-unas-semanas-deje-deimpartir.html ) porque… bueno, leelo tú misma porque no tiene desperdicio. También es complicado encontrar una matrona que imparta clases de preparación al parto fomentando la fisiología de este (en Andalucía por ejemplo hay muchísimos centros de salud que ni si quiera tienen matrona…).
      Igual que nos informamos muchísimo cuando vamos a comprarnos un móvil o cuando planeamos un viaje y buscamos opiniones sobre hoteles, esto debería ser igual (como bien dices, respetando a quien no quiera informarse y prefiera dejarse llevar…). Veo muchas personas que se quejan con vehemencia de que la matrona de su centro de salud está obsoleta, pero tampoco están dispuestas a pagar a una matrona autónoma que les diseñe un plan informativo (de sesiones sueltas o un curso de preparación al parto completo) adecuado a sus deseos. Estoy muy de acuerdo en que esto debería ser un derecho, si lo ofrece la Seguridad Social, lo debe ofrecer en condiciones, pero todos sabemos que no siempre es así. No hay que olvidar la inmensísima diferencia que hay entre tener a tu lado en el embarazo (y el puerperio!!) una matrona profesional, actualizada y respetuosa que tener a una obsoleta y que no acepte la voluntad de la mujer. Desgraciadamente hoy por hoy en algunas ocasiones si se quiere esto, toca pagarlo.
      Un saludo!

  29. Ana says:

    “Has leído este artículo y directamente has atacado a mi ego.”

    Lamento que lo veas así porque no era mi intención. Quizás no me entendiste o no me expresé bien. Lo diré de otro modo. Cuando leo tus réplicas a comentarios que expresan desacuerdo me parece que las ideas centrales del debate quedan diluidas en argumentos a la defensiva (basándote sobre todo en tu práctica profesional). Por eso me pareció oportuno extrapolar algunas ideas y referir datos que evidencian que en un alto porcentaje de partos asistidos en España no se están respetando las recomendaciones del ministerio de sanidad. No veo por qué decir esto es un ataque a tu ego, a menos que cualquier opinión que disienta de lo que dices lo sea.

    Desde mi punto de vista a tu post le falta seriedad. Criticas lo que “supuestamente” se dice sobre parto respetado en algún lugar de internet (“de cuyo nombre no quieres acordarte”) sin apoyarte en ningún estudio ni en ninguno de esos datos que dices conocer “a la perfección”. Lamentablemente no podemos comprobar la veracidad de tu crítica por que te falla la memoria y no sabemos exactamente en qué términos se habla del parto respetado ni quién, qué o qué tipo de (“gente interesada en infundir miedo a las mujeres”) ha publicado eso que tú llamas “batiburrillo de ideas” o “fuente dudosa y alarmante”.

    Es cierto que no soy seguidora de tu blog ni sé cómo trabajas pero es que tampoco lo necesito para opinar sobre un artículo en concreto. De hecho, tu práctica profesional individual tiene escaso interés para comprender qué está pasando globalmente pues “no es generalizable” “ni la norma”, por usar los mismos términos que empleas al hablar de experiencias personales de parto.

    Según tus palabras: “el sesgo de tu experiencia personal desde luego no es generalizable en absoluto, mucho menos es científico. Es como quien dice “pues mi madre fumó en el parto y mi hermano y yo estamos sanos”
    Pues tampoco tiene nada de científico que me digas como argumento: “nada más alejado de mi práctica habitual que el proponer a una mujer parir en litotomía”. Me alegro por las mujeres que acompañes, pero estarás de acuerdo conmigo que ese 87,4% de mujeres que paren tumbadas muestra que tu práctica habitual no es “generalizable en absoluto”.

    Dices: “De lo que “me quejo” es del verbo obligar. Tal vez lo consideres algo banal, pero hay mucha diferencia entre afirmar que paren en litotomía más mujeres de lo aconsejado que afirmar que son obligadas a ello.”

    Sobre esto tres cosas:
    1- No considero banal que se hable de obligar. En realidad, son algunas de tus palabras las que banalizan que la inmensa mayoría de mujeres en el sistema sanitario dé a luz en litotomía simplemente porque “no sabemos cuántas lo hacen por obligación”. Obligar implica no tener la posibilidad de elegir. ¿Crees que si las mujeres de parto tuvieran realmente la posibilidad de elegir en qué posición parir casi el 90% elegiría tumbarse con las piernas en alto?

    2- Reconoces que “paren en litotomía más mujeres de lo aconsejado”, pero es que no es sólo eso, son la inmensa mayoría (si, si, casi el 90%) cuando deberían de ser un pequeño porcentaje (menos del 30%).

    3- Y por último, si te parece inadmisible que alguien pueda afirmar que la inmensa mayoría de mujeres se ven obligadas a parir tumbadas, ¿por qué crees que paren así el 87,4%? ¿por voluntad propia? ¿Porque a las mujeres nos encanta esa posición?…

    Cuando dices: “No comprendo las comillas al decir que estaré encantada de que aportes cifras, ¿acaso sugieres que trato de ocultarlas? de verdad que me sorprende…”

    De nuevo me malinterpretas. Las comillas las utilizo para retomar tus propias palabras cuando explicas que te encanta leer estudios y conocer datos, no para hacer una valoración subjetiva de tus intenciones:

    “Me encantaría ver el estudio original que arroja esa escandalosa cifra!
    “me encantará saber cuántas adoptaron esa posición por obligación, que es lo que realmente me alarma”
    ¿”Obligan” a parir en litotomía en el 90% de los paritorios? Pásanos ese informe en cuanto lo encuentres por favor, estaré encantada de leerlo.

    Por último, paso el enlace correcto del documento titulado “La atención al parto en España: Cifras para reflexionar sobre un problema” donde está en la página 23 la mencionada tabla que compara el grado de aplicación de los estándares recomendados:
    https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5106931.pdf

    Un saludo

  30. Ana says:

    Y algo más, por si te interesa para actualizar este post. Un reciente estudio de la ASA (American Society of Anesthesiologist) concluye que para la mayoría de mujeres en buen estado de salud es beneficioso ingerir una comida ligera durante el trabajo de parto (Most healthy women would benefit from light meal during labor).
    https://www.sciencedaily.com/releases/2015/10/151025010725.htm

    Aunque este estudio sea reciente, la OMS ya lo viene diciendo desde, hum, 1999, en su famosa guía “Cuidados para un parto normal” (p.16-17), descargable aquí:
    http://www.federacion-matronas.org/ipn/documentos/i/3976/144/cuidados-en-el-parto-normal-una-guia-practica

    Copio un parrafito al respecto de la guía de la OMS:

    “Un parto requiere una cantidad enorme de energía. Como la duración del
    parto y nacimiento no pueden ser previstos, las fuentes energéticas deben ser
    garantizadas de cara a lograr el bienestar materno y fetal. (…)
    En la situación de un parto domiciliario, no se da ningún tratamiento
    específico; no se prescriben antiácidos y no hay restricción ni de fluídos ni de sólidos.
    Muchas veces a la mujer se le avisa de que la ingesta de líquidos o sólidos les puede
    producir náuseas, pero como ellas están en su casa no se realiza control alguno
    acerca de lo que comen o beben. Cuando la mujer decide comer algo, lo hace en
    forma de algo blando que sea fácilmente digerible. Se puede afirmar con seguridad
    que para el parto normal, de bajo riesgo, no existe necesidad de restringir la ingesta.(NB: tanto de líquidos como de sólidos) (…)
    En conclusión, la nutrición es un asunto de gran importancia y a su vez de
    gran variabilidad. La manera más apropiada de abarcar el asunto parece ser no
    interfiriendo con los deseos de la mujer respecto a la comida o bebida, porque en el
    parto normal debe existir una razón de peso para interferir con el proceso natural.”

    No sé a ti, pero a mí esto que dicen esas “fuentes dudosas y alarmantes” de que el parto respetado implica la “libre ingesta de alimentos” (y líquidos) me suena igual que la recomendación de la OMS de “no interferir con los deseos de la mujer respecto a la comida o bebida”…

    • Matronaonline says:

      No necesito que nadie compruebe la veracidad de mi crítica porque… ¡es una crítica! no estoy presentando un estudio científico, estoy cuestionando que se alarme a la población afirmando que el 90% de las prácticas en el parto pueden ser peligrosas, estoy cuestionando que gente sin ninguna formación se dedique a cuestionar a los profesionales, porque he llegado a ver hasta a una persona recomendar a otra en un grupo de Facebook que buscara a otro ginecólogo que le permitiera un parto vaginal, que la cesárea tenía muchos riesgos… con una placenta previa. No necesito aportar este tipo de “fuentes” cada vez que veo algo así porque además de estar equivocadas, no son más que opiniones, opiniones que cuestiono, las opiniones no son evidencia científica (al menos para los profesionales). Además esto es un blog, mi blog, donde expreso información incluyendo mi opinión, ni es una página web de un organismo institucional u oficial ni nada por el estilo. Algunos artículos son exclusivamente de opinión, de mi opinión, ni mejor ni peor que otra, ni más cierta, ni más falsa, la opinión es algo subjetivo que cada cual (siempre desde el respeto, sobra decirlo) puede exponer. Soy perfectamente consciente de que mi opinión no le gustará a todo el mundo y que habrá gente que adore la mayoría de mis post y no esté en nada de acuerdo con alguno de ellos, al igual que habrá quien no comparta mis ideas habitualmente y esté de acuerdo con mi opinión de un post concreto. En eso consiste la lectura crítica, no pretendo meter en la cabeza de nadie ideas masticadas, pretendo que cada una se forme su opinión y tome sus decisiones basándose en ella.
      Cuando te he dicho que mi forma de trabajar no pasa por ofrecer a las mujeres parir en litotomía no pretendo darte un “argumento científico” que sea la norma general, pretendo aclararte que no banalizo que las mujeres paran en litotomía (que por otra parte no es en ningún momento el tema de este post), que es de lo que me has acusado en tu primer comentario. No voy a seguir explicándote nada sobre la conveniencia o no de cada postura en el parto porque este artículo no trata sobre ello y no me quiero desviar del tema, trata sobre las personas que pretenden infundir alarma con acusaciones erróneas en las redes sociales: que en los hospitales se obliga a adoptar determinada postura, que en los hospitales es habitual introducir oxitocina en el suero a escondidas de la mujer afirmando que es “sólo un suero” (como también he leído en más de una ocasión), etcétera. Además de “liar” el concepto de parto respetado: un parto respetado no es un parto en el que la mujer da el pecho a su bebé al nacer, hay mujeres que no desean amamantar y pese a optar por lactancia artifical pueden disfrutar de un parto respetado. Una mujer que desee donar la sangre de cordón (que no es compatible con el pinzamiento tardío) puede disfrutar de un parto respetado… se mezclan churras con merinas, habitualmente cuando la información no procede de profesionales.
      ¿Qué por qué paren tantas mujeres en litotomía en los hospitales si no son obligadas todas ellas? Pues no he hecho ninguna encuesta a nivel nacional (ni me parece que nadie la haya hecho para afirmar tal cosa), imagino (ojo, “imagino”, que es mi opinión, no ningún “argumento científico”) que será un cúmulo de diversos factores como el desconocimiento por parte de las mujeres de que pueden decidir la postura que quieran, de que desconocen que hay otras posturas muy ventajosas (desgraciadamente la mayoría de veces que pregunto a una mujer en qué postura le gustaría dar a luz me responde “uy pues no sé… en la normal, no?” e incluso me han mirado como si yo estuviera loca al proponer una postura que no sea litotomía. Muchas siguen considerando “lo normal” parir así), de que prefieren “dejarse” en manos del profesional y no tomar decisiones porque consideran que el profesional “es el que sabe” y ellas no tienen nada que opinar (la confianza ciega en un profesional que anteponga su comodidad a la de la mujer terminará en litotomía), porque les asista una persona que jamás haya atendido un parto en una posición que no sea litotomía y no sepa hacerlo de otra forma (que hay muchos así…), que en algunos paritorios no hay camas articuladas, sino un potro en paritorio y es la única postura que tienen para parir las mujeres si tienen puesta la epidural y no se sostienen de pie… y por supuesto porque se vean obligadas a ello, porque alguna desgraciadamente se habrá visto en esa tesitura (pero no el 90%). Cada situación requiere su solución pertinente: información a las mujeres, mayor formación para actualizar a los profesionales, más dinero para adecuar los paritorios a la asistencia al parto, mayor fomento de la walking epidural para quien opte por analgesia epidural, sanciones al personal que vulnere cualquier derecho de la mujer (porque hoy por hoy muy gordo ha de ser lo que haga un profesional para que tenga consecuencias)…
      Respecto a los datos que aportas (y que tampoco guardan relación con la temática del post, que repito, es la alarma que se crea desde las redes sociales por parte de personas sin formación en la asistencia al parto y de la concepción errónea de lo que es el “parto respetado”), en este post se enlaza a un artículo sobre comer y beber en el parto basado en las recomendaciones de la Guía de atención al parto normal del Ministerio de Sanidad (que mencionabas que no necesitas seguir el blog para comentar este artículo, pero es que hay cosas que estás comentando que quedan aclaradas desde hace tiempo en los post que corresponden). Según esta guía la evidencia es ambigua y no significativa (efectivamente hay artículos a favor de la ingesta en el parto como el que aportas, también los hay en contra, por eso el Ministerio de Sanidad y la práctica diaria han de basarse en toda la bibliografía científica, no en artículos aislados). Por ello afirman que se abstienen de hacer recomendaciones basándose en la evidencia, que cada mujer haga lo que desee porque nadie podrá afirmar basándose en la evidencia que sea una práctica de riesgo ni exenta de él.
      No voy a seguir debatiendo sobre buenas o malas prácticas porque creo que ambas las tenemos muy claras y este artículo, repito (que me repito ya más que el ajo) no trata sobre ello (de hacerlo, podría ocupar páginas, páginas y más páginas). Concluyo recordando que cualquier duda que se tenga sobre el embarazo, parto y puerperio que se busque en internet ha de ser contrastada siempre por un profesional adecuado y, si la respuesta no ofrece confianza, buscar una segunda opinión en otro profesional. Un saludo.

  31. Lucia says:

    Hola!
    Te quería comentar lo que yo pienso y siento sobre el parto respetado.

    Un parto respetado es aquel en el que la mujer se siente dueña de si misma, nota que es tomada en cuenta y es informada de las decisiones tanto por parte de la matrona como de la tocóloga.

    Estando ahora embarazada de 32 semanas, recuerdo cómo fue mi parto anterior. Rompí la bolsa en la semana 38+4.

    Llegué chorreando, como en las películas, pero aún así me hicieron una amnioscopia… Porque lo mismo “me estaba meando y no lo sabía distinguir” (nadie me consultó, se me hizo y punto)

    Me cogieron una vía, cosa normal y que salva vidas, a las dos horas empecé a quejarme de que me dolía mucho, me dijeron que “pronto empezaba a quejarme” y tras varias llamadas a las enfermeras, una me la quitó y tenía un moratón importante. (Otra vez, no volvieron a tener en cuenta mi opinión)

    Empecé con contracciones a las horas, bastante dolorosas, y, como no dilataba de 3 aún, me tuvieron en planta con las visitas de la puerpera de al lado (en lugar de llevarme a un lugar tranquilo, aunque así lo solicité varias veces)

    Cuando llegué a 3 cm, vino una auxiliar y me hizo ponerme un enema (aunque dije que no quería, hubo que ponerlo, en pleno trabajo de parto y sin tener en cuenta mi opinión)

    En paritorio la tocólogo me convenció para que me pusiera la epidural alegando “que no iba a aguantar” y que “por qué quería sufrir a lo tonto” (a pesar que yo, lloraba del miedo que me daba la anestesia y le decía que por favor, que no la quería) me trajo el papel y lo firmé. Ya, de paso, me pusieron oxitocina sin preguntar y con una progresión de parto lenta, pero normal.

    Tras parcharse la epidural, bajarse toda la medicación a las piernas y no hacerme efecto en la zona de contracciones, avisé a la matrona y me dijo “que era imposible y que no me quejase tanto, que la epidural era un paseo”, después de insistir varias veces, vino la anestesista y me metió otro jeringon de anestesia sin recolocar el catéter (resultado, parto con dolor y sin movilidad, estuve más de 24 horas sin poder moverme)

    Aunque hacía mucho calor (tanto que mi marido rompió 2 abanicos) y yo pedía líquidos, se me negaron en todo momento: 12 horas mojandome los labios con una gasita mojada.

    Me decían que cambiara de posición y como no podía porque me había quedado inmovilizada de piernas para abajo “es que no ponía nada de mi parte”

    Las respiraciones cortas que hacía en los picos de dolor que mi matrona me había enseñado, para ellos era “te pones muy nerviosa y no le dejas oxígeno a tu bebé”

    Me tuvieron 2 horas sin dejarme empujar porque “la tocólogo era residente y nunca había atendido una presentación como la de mi hijo y quería estar, estaba atendiendo una urgencia en ese momento” (mi hijo nacion con un GRAN cefalohematoma que quiero pensar que no tuvo nada que ver con esto, pero mi mente vuela libre)

    Cuando me subieron al potro (no sin quejarse de mi falta de ganas y de que no ponía nada de mi parte para subirme teniendo las piernas inútiles) un matron me dijo que me iba a ayudar un poquito ponendose encima de mí, le dije que “eso no es la maniobra kristeller y es peligrosa?” y me dijo “que tonterías os meten en la cabeza” y empujó,claro.

    Me hicieron episiotomia sin consultarme, claro, para qué.

    A mi hijo, se lo llevaron “porque era muy grande” y me tuvieron una hora separada de él (luego, al alta, me enteré que le habían hecho una reanimación tipo 3. Nadie me informó.

    Al salir de paritorio la matronae dijo que para el otro “a ver si volvía con otra actitud”

    No sé, para mí fue todo horrible, lo contrario al respeto, más bien lo calificaría de violencia obstétrica. Con esto quiero decir que si determinadas decisiones, como ponerme la epidural, hubiesen sido mías y se me hubiese tratado como a una mujer que está pasando por un proceso doloroso y desconocido, con cariño y con respeto, mi parto ahora sería recordado con afecto y no con dolor. Yo no recuerdo el dolor, sólo recuerdo sentirme como una muñeca en manos de un titiritero.

    • Matronaonline says:

      Me hierve la sangre al leerte Lucía, porque desgraciadamente no puede considerarse tu parto un caso aislado. ES violencia obstétrica, por eso te lo parece. Toda mujer de parto ha de ser tratada con respeto, con información y aceptando sus elecciones de tratamiento. Pasando por esto… ¿que se quiere epidural? genial, ¿que no? genial, ¿que se quiere enema? genial, ¿que no? genial (por cierto laboralmente he vivido tanto la versión hospitalaria del “aquí se le pone enema a todas, digan lo que digan” al “aquí no se pone enema a nadie, aunque lo quieran”, es un claro ejemplo de falta de respeto a la voluntad de la mujer, visto desde los 2 extremos opuestos). Me parece que hay un exceso de “tú no sabes de esto, déjame a mí que soy la profesional” en muchos sitios, y creo que una buena matrona es aquella que logra que su paciente comprenda todas las opciones terapéuticas y sea capaz de decidir por sí misma lo que considere lo más adecuado. Cuando digo esto hay que tener en cuenta que no todas las opciones terapéuticas son válidas, por poner un ejemplo: una mujer que elige una epidural a altas dosis porque no desea sentir la más mínima contracción no podrá optar a un parto en cuclillas, porque sus piernas no soportarían su peso, una mujer que tiene una placenta oclusiva no puede optar por un parto vaginal, porque la placenta se desprendería antes de la salida de su bebé y se detendría así el aporte de oxígeno al pequeño, una mujer que desee usar la bañera y el óxido nitroso como método de analgesia no podrá optar a ello en un hospital que no disponga ni de una cosa ni de la otra… Quiero decir: no todas las opciones terapéuticas son válidas en cada caso, ahí está el profesional para informar (veraz y objetivamente) a la mujer de cada opción terapéutica que haya disponible para su caso concreto y que sea ella quien escoja. Se puede ser respetada en un parto intervenido (intervenciones necesarias y aceptadas por la mujer correctamente informada) y se puede sufrir violencia obstétrica en el parto más natural del mundo. La violencia busca relegar a su víctima a un estado de opresión y sumisión, cuando te repiten en tu parto constantemente que hay que ver lo poco que colaboras, lo mal que lo haces, lo mucho que te quejas… el objetivo es hacerte chiquitita y que te des un puntito en la boca, que así “molestas” menos. Personalmente creo que debería haber más auditorías externas en los hospitales que evaluaran las prácticas (porque nos quejamos del paritorio, pero las urgencias generales son para llorar), aunque la falta de educación, la prepotencia y la soberbia de algunos… es muy difícil de evaluar a posteriori. El que es mal educado lo es dentro y fuera del trabajo, se dedique a lo que se dedique. Incomprensiblemente hay gente así que se dedica a algo tan delicado, sensible y emotivo como la maternidad.
      Me deja helada lo del cefalohematoma, no le veo relación con lo que te sucedió, pero… tal y como fue la experiencia es inevitable que mantengas la sensación de que pudiera haber tenido algo que ver. La comparación que has hecho me parece (tristemente) perfecta: muñeca en manos de un titiritero…
      Muchísimas gracias por compartir tu experiencia, un abrazo inmenso!

No te vayas sin comentar :)