Noticias 19-otubre/26-octubre

La negación del embarazo, un trastorno que impide saber de la gestación hasta el momento del parto: un buen artículo explicando la noticia de la semana pasada que relataba cómo una mujer había perdido a su bebé tras ponerse de parto en casa sin saber que estaba embarazada. Aquí Ibone Olza explica posibles causas de este trastorno psiquiátrico. Aunque cuesta comprenderlo, no se trata simplemente de 9 meses sin regla o notando movimientos fetales, que es lo que suele hacer desconfiar a la gente en estos casos, sino que es un trastorno psiquiátrico, una patología mental que ha de ser tratada por un especialista.

La lactancia materna, al descubierto: se celebra la sexta edición de un concurso de fotografía de lactancia materna en Ourense: Las fotos salen a la calle, en un modo de reivindicar lo natural. Toda la vida se ha amamantado a los niños, las mujeres se han reunido en grupos de familiares o amigas y han compartido experiencias de lactancia materna. Hoy en día eso está desapareciendo, en muchos lugares está mal visto amamantar en público, muchas madres se ven abrumadas por los múltiples comentarios que desaprueban la lactancia a la vista de otros o cuando el bebé es “demasiado mayor” (lo entrecomillo, porque la OMS no indica que exista una edad a la que dar el pecho ya sea “demasiado”). Como bien explica la coordinadora de la Escola municipal de Saúde, muchos profesionales aconsejan pasarse a la leche artificial, tras esto hay en demasiadas ocasiones bonificaciones al personal sanitario por parte de los fabricantes de leche en polvo. La alimentación de un bebé no debe estar jamás condicionada por intereses económicos de ninguna empresa, pero vivimos en una sociedad consumista que fomenta un camino opuesto al que recomiendan la OMS y la Asociación Española de Pediatría.

Sin título

Cómo criar con apego y no morir en el intento: lactancia materna prolongada y a demanda, colecho, porteo… ¿modas? ¿o más bien lo que se ha hecho durante siglos, antes de la moda de los biberones, la habitación propia para el bebé y los carritos de paseo? me sorprende cómo se habla en este aspecto de las “modas” como algo negativo. Cuando la mayoría de la gente comienza a seguir una tendencia, por el motivo que sea, es porque responde a una necesidad, creada o no. Si una mujer siente la necesidad de llevar a su hijo en un carrito porque le resulta más cómodo, nadie se lo critica estamos acostumbrados a verlo, pero si una mujer mete en su cama a su bebé de 8 meses, las críticas llueven… que si se va a acostumbrar, que si jamás va a querer salir de la cama, que si va a dormir con sus padres hasta que se eche novia… Desde luego la moda que perdura es la de dar opiniones no solicitadas. Desde luego estoy completamente de acuerdo con lo que dicen de la conciliación y el apego, para ofrecer los mejores cuidados a los hijos, debe existir una conciliación real, no de las de “vienes la mitad de tu jornada y cobras el 50%, pero me entregas el mismo trabajo que me entregabas antes”.

El gobierno británico quiere que las mujeres que cuidan a sus hijos vuelvan al mercado laboral: ¡bien! alegra leer noticias de este tipo. Por la falta de suficientes medidas de conciliación muchas mamás británicas abandonaron sus puestos de trabajo para dedicarse al cuidado de sus hijos. Ese talento (que no lo han perdido pese a no haber congelado sus óvulos, ejem) va a tener más fácil su vuelta al trabajo si las madres lo desean. Para ello van a emplear medidas como ventajas fiscales (asumirán hasta un 20% del coste del cuidado de cada niño) o más plazas de guarderías (50.000). Sé que no van a venir a leer nada aquí desde el gobierno británico, pero… para que la noticia fuera aún mejor en cuanto a conciliación, falta un detalle. Por más plazas de guardería que creen, muchas mujeres prefieren renunciar a su sueldo y estar con sus hijos (y si pueden permitírselo, lo hacen) a estar 6, 8, 10 horas, las que sean, en el trabajo mientras sus hijos pasan ese mismo número de horas en una guardería. ¿Para cuándo el fomento de plazas de guardería en el lugar de trabajo? entiendo que en pequeñas empresas no sería rentable, pero no comprendo cómo las grandes empresas no cuentan todas ellas con un servicio de guardería. Facilitaría mucho las cosas, ¿no creéis?

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

22 comments

  1. nosoyunadramamama says:

    Después de lo de Apple y facebook, da gusto leer otras noticias en las que se apuesta por ayudar a las madres, aunque como bien dices es insuficiente. Sobre las modas, a mí me parece que lo que ahora se hace es poner nombre a cosas que se hacían antes pero sin unas normas. Quiero decir, ahora lo llaman colecho cuando toda la vida fue meterse al crío en la cama. Y como en todos sitios, habría familias que durmiesen en un mismo espacio y las habría que no, que antes la gente tenía 8 hijos seguidos!!!!!!
    Cada una que haga lo que quiera con su bebé. No se es mejor madre por dormir menos horas ni por dar el pecho hasta los dos años. Una madre tiene que ser feliz con lo que hace, y si para eso, necesita tener su espacio en la cama o dar biberones, entonces perfecto. Y si a la madre le va bien dormir con el niño porque descansa mejor teniéndolo con ella, pues también perfecto. Ningún niño tiene porqué tener traumas por dormir con sus padres ni por hacerlo en su propia habitación. La felicidad de un niño depende de la de su madre.

    • Matronaonline says:

      Es cierto, ahora etiquetamos varias situaciones bajo el término “crianza con apego” y parece que hablamos de algo novedoso…
      Más medidas de conciliación! Queda muchísimo camino por recorrer en esta dirección, en mi opinión, décadas y décadas de medidas políticas aún…

  2. diasde48horas says:

    La verdad es que no sabía que existía el transtorno de negación del embarazo, pero ahora se me aclaran muchas cosas. A una chica que estudió conmigo le pasó dos veces. Es cierto que ambos embarazos fueron no deseados, pero aún así, me cuesta creer que se expusiera a si misma y a sus hijos a dos embarazos sin ningún tipo de control médico si realmente ella fuera consciente de que estaba embarazada…
    Muy interesantes las noticias, como siempre :)

    • Matronaonline says:

      Este trastorno es bastante poco frecuente, son muchos los casos en los que se sabe del embarazo pero se oculta… aunque existir, existe como trastorno psiquiátrico. Esta semana había poquitas noticias, pero interesantes! ;)

  3. Pasuco a Pasuco says:

    Noticias más que interesantes, como siempre. Estoy de acuerdo con que lo que ahora se denomina “crianza con apego” es lo que el sentido común lleva siglos indicando a las madres cómo criar a sus hijos, sólo que ahora, parece que debamos poner nombre a todo. Respeto tanto a quienes dan pecho como biberón, a quien portea como a quien usa carrito, colecho o habitación propia… Lo que no respeto es a los intolerantes que opinan sobre la forma en que una familia tiene de educar a sus hijos, cada uno que haga lo que crea que le viene mejor, siempre y cuando, el menor esté feliz, sano y atendido. Mucho se preocupan ahora algunos de criticar el porteo o el colecho pero giran la cara y callan cuando ven cómo niños reciben bofetadas, gritos o desatención. ¡Qué pena!

    • Matronaonline says:

      Efectivamente, hay muchas maneras de criar y hay mucas situaciones personales diferentes y preferencias individuales. Todos debemos aceptar que lo que mejor se adapte a nuestro estilo de vida no tiene por qué ser la norma para los demás, ninguna mujer debería recibir críticas por cómo decide transportar o alimentar a sus hijos, por ejemplo, es ridículo!

  4. ¡Y yo con estas barbas! says:

    EL tema de las modas… de si “estás en esto” o “estás en aquello”, no es un problema de la “moda de turno” en sí mismo, creo. A mi entender es algo más básico, si cabe: es simplemente una cuestión de tolerancia (o prejuicios, si hablamos en negativo) y educación. O de sentido común.

    Quiero decir… Vas por la calle y ves a una mujer dándole el pecho a un crío ya… mayorcete (por así decirlo). Antes de juzgar nada, podrías pararte a pensar en que:
    A) Esa persona no hace daño a nadie.
    B) Sus motivos, ideología, intereses, situación personal o lo que sea, tendrá para hacerlo.
    C) Tú no eres la persona más adecuada para juzgar ni decidir qué es lo mejor para esa madre o ese crío, ni si hace o no hace bien.
    D) Habrá, seguramente, mil cuestiones de esa escena, que se te escapan. Sé consciente de eso, y humilde, y piensa que igual puede haber algo simplemente QUE NO SABES. Y seguramente, no tienes por qué saber.
    E) Esa madre no querrá menos a su crío que tú al tuyo, porque sus hábitos de crianza no coincidan con lo que tú tienes establecido en la mente que es lo más adecuado. A ellos puede funcionarles lo que a ti no te funciona.

    Y podría seguir… En fin. Mañana volverá a ponerse de moda otra cosa; alguien descubrirá alguna otra historieta y la discusión seguirá por otros derroteros. Y seguiremos teniendo críos y criándolos como sepamos, y dándoles amor, atenciones y cariño en la medida en que sepamos y podamos, igualmente.

  5. pequeboom says:

    Es que juzgar y criticar es deporte nacional en nuestro país, yo sinceramente no sigo nada a raja tabla, lo hago a mí manera y así deberíamos hacer, sobretodo no sentir miedo a expresarnos que a veces la gente debe sentirlo ante tanta defensa a ultranza de una u otra cosa, porque al final eso de los extremos no mola nada ;-)
    Y muy fuerte el trastorno de la negación del embarazo, increíble, y lamentablemente cierto.

    • Matronaonline says:

      Pues sí, nos falta mucho respeto y tolerancia. Eso que dices es cierto, se ve sobre todo en la blogosfera maternal, no comprendo ese afán por definirse dentro de uno u otro grupo en función del modo de crianza, como si sólo hubiera 2 maneras de hacer las cosas y sólo una de ellas fuera válida!

  6. Irene says:

    Yo conozco un caso cercano de una chica que no sabía de su embarazo hasta que se puso de parto, me parece increíble. Se pegaba unas paliza tremendas en el gimnasio porque estaba engordando un poco y se casaba en unos meses… El caso es que la niña nació sana y, lo más curioso, una vez que nació por sorpresa la madre lo aceptó y ahora es una bebé muy querida por toda la familia (pero mejor así, claro).

    Sobre lo que se está hablando en los comentarios, pues de acuerdo con todo. Cada uno cría a sus hijos como mejor puede y sabe, y nadie debería criticar o imponer determinados estilos de crianza, siempre que los niños estén bien atendidos y reciban amor.

    • Matronaonline says:

      Qué curioso Irene! Me alegro de que la niña naciera sana y ahora sea tan querida :)
      Añado más: cada uno cría a sus hijos como mejor puede, sabe… y quiere! Hay cosas que no se hacen no por no saber y no poder, sino porque no se quiere. Y todo es igual de válido y respetable si, como muy bien dices, esos niños reciben la atención adecuada y todo el amor.

  7. planeandoserpadres says:

    ¡Que nos vamos a Inglaterra Pepe! Mira qué buena idea han tenido por esas tierras. Yo me vi forzada a dejar mi trabajo por la imposibilidad para conciliar. Ahora la bichilla sigue siendo pequeña pero en unos años seguro que querré hacer algo más que sentarme a esperar a que vuelva del colegio y no veo yo que la cosa en España vaya a ser tan sencilla.

  8. sradiaz says:

    De recién nacida se me ocurrió decir en una reunión familiar que la peque había dormido tan agusto una siesta en mi cama… ¡y la que se montó! Desde aplastamientos, a malas costumbres… Será moda o no, pero nosotras vamos haciendo lo que nos hace sentir más cómodas.

    • Matronaonline says:

      Bueno!! Pues desde luego es lo que se ha hecho toda la vida. A quien no le parezca bien, que no lo haga. Tampoco creo que tú juzgues a quien meta a su niña en una cuna para la siesta, hay que respetar todas las opciones!

    • Matronaonline says:

      Ya, y fíjate que hay un montón de sitios donde trabajan cientos de madres… ¿cómo no se les ocurrirá hacerlo? Y ya no digo que las pongan gratis, que encima pueden hasta hacer negocio dando un buen servicio. Pocos visionarios hay! Jeje

No te vayas sin comentar :)