Las copas menstruales (Parte 1)

Antes de hacerme matrona jamás había oído hablar de las copas menstruales. Empecé a verlas en anuncios de publicidad de Facebook y pensé que era un nuevo invento, una nueva moda como tantas. Poco a poco fui informándome más y acabé descubriendo que el invento es, nada más y nada menos… ¡de los años 30! Vamos, que el objeto “de moda” cuando nos queramos dar cuenta cumple los 100 años. Ahí es nada. La primera era de látex y la creó la actriz estadounidense Leona Chalmers.

chalbok1

Habrá quien piense que si no está hoy en día extendido su uso sea porque no tenga tantos beneficios como vende, pero no hay que olvidar un detalle enormemente poderoso. El señor don dinero. Una mujer usará a lo largo de su vida entre 10.000 y 14.000 tampones y/o compresas. Hay marcas más caras y marcas más baratas, pero… por muy económicas que se escojan, el gasto es importante, superando los 2.000€ a lo largo de toda la etapa fértil. Según la web del Instituto Nacional de Estadística, en España a finales de octubre de 2012 había 23 millones y medio de mujeres. ¿Montaríais un negocio que os asegurara 2.000€ de cada una de ellas? Sí, ¿verdad? A partir de 15€ se puede conseguir una copa menstrual que dura 10 años. Una mujer necesitaría una media de 4 copas a lo largo de su vida fértil (60€). Entenderéis ahora por qué no ha interesado en estos casi 100 años promocionar esto… ¿no?

dinero

Ya hemos visto una de sus principales ventajas, pero tiene muchas más. Ya no se fabrican de látex, sino de silicona médica en su mayoría. Las hay de colores, pero son todos a base de colorantes aprobados incluso para su uso alimentario, por lo que no suponen ningún riesgo químico.

Son habituales en algunas mujeres episodios de picor relacionados con el uso de ciertas marcas de compresas, ya que su composición incluye varios compuestos que, en ocasiones, producen irritación. El algodón de los tampones está sometido a pesticidas y productos blanqueantes. Los controles son muy minuciosos, pero aún así hay una parte de la población a la que le produce cierta irritación su uso.

cotton

La silicona médica es extrañísimo que produzca una reacción indeseada. No sólo no da alergias, sino que gana por goleada a los tampones en cuanto al mantenimiento de la lubricación vaginal. Los tampones absorben toda la humedad que haya en la vagina, llevándose por delante el flujo que nos protege frente a las infecciones. Además, si se retira un tampón parcialmente seco, se producen microerosiones en la mucosa vaginal, favorecidas por este estado de excesiva sequedad.

menstrual-cups

La copa menstrual no es absorbente, sino que se limita a recoger el contenido menstrual en su interior. Cada cierto tiempo (unas 12 horas, frente a las 8 de los tampones) se vacía, se aclara con agua o se limpia con una toallita y se vuelve a colocar. Una de las grandes preocupaciones es cómo hacerlo si hay que cambiarla en un baño público o en el baño del trabajo, donde no haya un lavabo para aclararla. No es necesario hacerlo. Se puede vaciar y volver a colocar sin ningún problema. Si se quiere limpiar, se puede hacer con una toallita húmeda. Ojo, que no vale cualquiera, debe ser respetuosa con el material para que no se deteriore antes de tiempo. Pero ya os digo que se puede tener puesta hasta 12 horas, así que lo habitual será poder vaciarla en casa cómodamente.

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

64 comments

    • matronaonline says:

      Tienen entre 25 y 45 ml de capacidad más o menos para que te hagas una idea. Plegadas (se introducen enrolladas a lo largo) ocupan como un tampón. El material es super blandito.
      No sé si venderán en todas las farmacias, en algunas sí, en herbolarios también… pero sobre todo por internet. Os estoy preparando un cuadro comparativo de materiales, precios y características de las diferentes marcas que se comercializan en España ;)

  1. portakanguritos says:

    Estoy deseando probarlas!! pero aún no me ha vuelto la regla jeje.
    Es uno de los productos de mi tienda online ;)
    Hay de dos tamaños: para las que no han tenido un parto vaginal y para las que sí. Aunque también hay otros factores para elegir un tamaño u otro: flujo, anatomia, edad, virginidad, embarazo, deportes activos…

  2. 1vin says:

    Pregunta (de examen)creo que consecuente, y poniéndome en la piel de una mujer; ” si se introduce enrollado, y se va rellenando a medida que se tiene el periodo, en ese momento de extracción (aunque sean pocos ml) no va tener que ser apretado para que pase y por consiguiente su contenido se desparramará un poco?” creo que he conseguido trasladar mi cuestión.

    • matronaonline says:

      jaja sí, te entiendo. El volumen de sangrado a lo largo de toda la menstruación es de, máximo, 100ml. Las copas acumulan unos 30ml y se cambian cada 12 horas, así que es complicado que se llenen.
      Las primeras veces puede que una se manche las manos al quitarla, pero ya veremos que para sacarla, se presiona un poco el borde para despegarla y se saca. No tiene por qué entrar en contacto la mano con la parte interna de la copa y, por consiguiente, con su contenido.
      Sale sin necesidad de estrujarla o enrollarla, el material es suave y el diámetro es suficiente como para que no rebose el contenido, pero no muy grande como para que no salga sin forzar ;)

  3. Giuli says:

    Son GENIALES la copas menstruales!
    A principio cuesta un poco ponerla…por falta de practica creo, pero después…vaya!!! …hasta te olvidas que llevas una dentro de ti!
    Sin hablar de los olores causados por las compresas que simplemente desaparecen! ME ENCANTA!!!

  4. tuspatucosymistacones says:

    Las conozco por una amiga, pero yo sigo sin animarme a usarlas, me dan mucho asquito… Con lo fácil que es un tampón: quitas uno, te poner el otro, y listo. Sé que tiene muchas ventajas, pero uff… me cuesta, me cuesta…

      • Futura Mamá says:

        Totalmente, dicen de todo: “Puagh, es que veo mi sangre”; “Puagh, usar la misma copa en el cambio”, “Puagh, tener la sangre ahí tiene que ser malo”.

        Y no piensan: “Puagh, que con el tampón puedo morir sin darme cuenta en un segundo”, “Puagh, que me estoy metiendo lejía ahí”, “Puagh, que mi flora vaginal se destruye”.

      • Futura Mamá says:

        Pero si es lo mismo… pero no tienes posibilidades de morir. Jajajaja. Lo bueno es que aguanta más tiempo y si te encuentras en un centro comercial, ¡te esperas hasta llegar a casa que aguanta mucha más horas! :P

        La decisión siempre será tuya y la respetaré, bonita :)

  5. sonia says:

    Pues.mira q sln ventajas si, yo ahora mismo me.olvido de regla.x.unos felices meses jaja hasta agosto, si dios quiere, y luego voy a teer q exarle cara y probarlas tb, q ruina de compresas!!!

    Otra duda, para dormir tb se usa???? no se sale nada??? En fin habra q probalo ysi va bien, bye bye compresas!

    • matronaonline says:

      Tú ahora no las necesitas ;)
      Por la noche también, dura 12 horas, así que con vaciarla por la mañana y por la noche es suficiente. No se debe salir, si se sale es casi siempre porque no se ha elegido la talla adecuada. Desde luego si la comparamos a las compresas en términos económicos… las desbancan! unos 20€ de inversión que te duran hasta 10 años!

  6. Eva says:

    Las conocí, hace un tiempo, por Internet y estuve informándome, aunque aún no me he animado a probar. Cada mes, que me viene a visitar, mi querida amiga, me lo estoy planteando enserio, ya que desde que tuve a mi hijo, noto, que tanto los tapones cómo las compresas me irritan.
    Esperare tu segunda parte, ya que me das mucha confianza
    Mil besos

  7. seta says:

    Yo la descubri 5 meses antes de quedarme embarazada (desde Abril 2013 hasta Sept) y fue el mejor descubrimiento que he hecho en mi vida. Para dormir, para estar el día por ahi, incluso me fui a la playa con ella. A mi no me vuelven a pillar con una compresa o tampon. Existe una pequeña curva de aprendizaje para ponerla y quitarla, pero yo reconozco que lo pille rápida y tras la primera regla usándola, después como la seda, no me mancho ni nada por el estilo. Eso si tengo la fortuna que el baño que uso en el trabajo tiene un pequeño lavado al lado y la puedo lavar cada vez que la cambio! Creo que no hay mujer a mi alrededor a la que no se la haya recomendado.
    Lo mejor fue el lugar donde la compre: Una tienda de alta montaña. Parece ser que es bastante popular donde vivo (Suiza) para la gente que hace montañismo en serio y puede pasar varios días por ahi y como me dijo el chico que me la vendió, es lo mas comodo y ecológico!!
    No puedo mas que recomendarla!!!

  8. planeandoserpadres says:

    En un post de Futura mamá creo que leí sobre este tema, que me sonaba pero sobre el que no me había informado a fondo. Yo soy de las que piensan que es un asquete lo de acumular la sangre, pero justo antes de quedarme embarazada tuve infecciones de orina muy frecuentemente y empiezo a sospechar que los tampones tenían algo que ver, porque desde que no los uso no he vuelto a tener ninguna(y eso que dicen que las embarazadas somos propensas a cogerlas). Tras el parto aún no me ha vuelto la regla pero quizás después de todo me anime a probarla.

  9. Mukali says:

    Pues en espera estoy de tu segundo post. Me llaman la atención por lo naturales que son. Yo soy de tampones y es cierto, muy cierto que resecan. Lo del asco de las copas, tambien da asquito sacar un tampón. Yo lo veo más cuestión de probar.
    ;-)

  10. Mer says:

    Te juro que si este post no fuera tuyo ni siquiera lo habría leído… Y ahora consigues que reconsidere mis reticencias hacia la copa menstrual. Me lo pensaré cuando me vuelva la regla… ¡y espero que tarde mucho, porque entre embarazo y lactancia…!

  11. Punts Vius says:

    Llevo un par de días leyendo tu blog desde el principio y me está encantando! Miraré si ya trataste un tema que me preocupa y sino luego te escribo…
    Sobre el tema de las copas menstruales, hace tiempo que vengo leyendo sobre ellas y que quien la prueba queda encantada. Hasta ahora no me lo había planteado porque siempre he sido de reglas cortas y de poco sangrado, así que apenas usaba compresa uno o dos días y luego seguía con salvaslip. Pero tras dos abortos diferidos mi cuerpo se ha vuelto loco y ahora tengo las mismas reglas de mi familia materna: dolorosas, cuantiosas y largas… así que o me arruino cambiando compresas cada 2-3 horas o cambio a la copa… Aunque por ahora puede que me haya despedido de ella por unos meses…
    Lo que sí me echa un poco para atrás es el estar removiendo por ahí abajo, pero creo que es cuestión de probar y acostumbrarse. ¡Los beneficios lo valen!

    • Matronaonline says:

      Es acostumbrarse! es cierto que puede resultar algo engorroso vaciarla fuera de casa, pero como puedes dejarla dentro 12 horas, es fácil organizarse para hacerlo en casa cómodamente. Es barato, cómodo, higiénico… lo tiene todo!

  12. Mery says:

    Hola, estoy empezando a usar la copa y me cuesta saber o notar cuando se ha abierto y si tiene el vacio bien hecho. Me puedes dar algun consejo porfa.

    • Matronaonline says:

      Hola Mery! lo normal, por su forma, es que la copa quede abierta, si no queda así, al momento te manchas. Cuando se nota algo es cuando queda demasiado afuera, que puede molestar.

No te vayas sin comentar :)