La placenta

Hay mucho desconocimiento sobre la placenta. Muchos papás tras el parto preguntan “¿el bebé estaba ahí metido?” pero no, la placenta es una cosa y la bolsa amniótica, que es donde está el bebe metido, otra.

La bolsa amniótica es como un globo. Recubre completamente al feto y ocupa todo el interior del útero. Dentro, está llena de líquido amniótico. La placenta es un órgano en forma de disco grueso adherido a la cavidad uterina y a la bolsa amniótica. En la imagen, es la parte roja oscura que aparece tras el feto.

999566_290195361122397_328140410_n

La placenta mide unos 3 cm de grosor, 15-20 de diámetro y pesa medio kilo. Tiene diversas funciones. Se encarga de producir hormonas necesarias para el embarazo como la progesterona y la gonadotropina coriónica humana (esta es la que detectan los test de embarazo) y se encarga del intercambio gaseoso, de nutrientes y de sustancias de desecho entre la madre y el bebé.

637px-Placenta.svg

Imaginad 2 “filtros”, los alveolos de los pulmones de la mamá y la placenta. Cuando la mamá respira, el oxígeno del aire pasa ese primer filtro y entra a la circulación sanguínea. No entra “aire” a la sangre, sólo pasan las moléculas de oxígeno. Éste, se une a los nutrientes de la sangre materna, que gracias al sistema circulatorio, llegan hasta el útero y la placenta.

Allí, la sangre materna nunca entra en contacto con la fetal. A un lado de ese “filtro”, que es la placenta, está la sangre materna y al otro, la sangre del bebé y únicamente pasan al feto el oxígeno y los nutrientes.

respiración-yoga-para-embarazadas1

Estos 2 filtros, también funcionan en sentido contrario. Al igual que la mamá expulsa el dióxido de carbono de su sangre por los alveolos para eliminarlo con la respiración, el bebé manda a través del cordón umbilical tanto su dióxido de carbono, como sus sustancias de desecho del metabolismo de los nutrientes, que pasan a la circulación materna.

El cordón umbilical conecta la placenta con el feto. Tanto la placenta, como la bolsa amniótica y el cordón, se llaman “anejos”.

placenta

La naturaleza es muy sabia, pero la placenta no es una máquina infalible que impide la entrada a cualquier sustancia indeseada. Este es el motivo por el que muchos medicamentos no pueden usarse durante el embarazo, porque atraviesan la placenta y llegan al bebé. Y esto no sólo ocurre con medicamentos, sino que también hay virus que pueden pasar esta barrera y, por supuesto, tóxicos. Las drogas consumidas en el embarazo, aunque sea de manera esporádica, le llegan al bebé.

En siguientes entradas veremos problemas con la placenta; el acretismo, la placenta de inserción baja, el desprendimiento prematuro y… ¿cómo es una placenta de una madre fumadora?, ¿pensáis que es diferente de quien no fuma en el embarazo?

Tus dudas resueltas, en matronaonline

25 comments

  1. 1vin says:

    Matronaonline lo has hecho adrede!? Jajaaja mira que te hice un comentario sobre la placenta y zasca! Jjejeje
    Bromas aparte me ha gustado la entrada y es increíble los cambios fisiológicos y metabólicos que se producen; el cuerpo humano no dejará de sorprenderme.

  2. Mer says:

    Me ha parecido muy interesante, sabía muy poco sobre la placenta. ¡Pero lo que más me ha impresionado es la foto, parece digna de Alien! Jajajaja.

    • matronaonline says:

      Mer me costó encontrar una poco “sangrienta”… pero me parece interesante que todos sepáis antes del parto cómo es, porque en ese momento causa muchísima impresión, muchos sólo piensan que salen las membranas y ya y cuando ven salir eso… se quedan ojipláticos!

      • Mer says:

        No, ¡si te lo agradezco un montón! Cuando me hablaban de placenta, no me imaginaba semejante bicho… Ahora, por lo menos, estoy más preparada.

  3. planeandoserpadres says:

    Yo soy una de esas que ha parido y aún estaba confundiendo la placenta con la bolsa amniótica. En mi parto, el papá de la bichilla quiso tocar todo esto cuando lo expulsé pero la matrona se negó a dejarle hacer esas “porquerías”. Supongo que después de saber que Tom Cruise se comió parte de la placenta de su mujer ¡las matronas tienen miedo a los papás!

    • matronaonline says:

      Jajaja es la gran desconocida en los partos. A mi me han comentado un par de parejas que querían comérsela, pero el protocolo del hospital prohibía sacarla del centro, así que como no fuera cruda e in situ… recuerdo una pareja que se la llevó, en otro hospital, para enterrarla en el jardín de casa y plantar un naranjo encima, al lado de otro que ya tenían, plantado sobre la placenta de su otro hijo.
      Yo no tengo ningún problema en que toqueteen, es más, si quieren, que corten el cordón ellos! Algunos se ponen como locos de contentos al proponérselo. Otros ponen cara de susto y dicen “nonono yo no… nonono”

  4. sonia says:

    Que interesante yo no sabia mucho sobre la olacenta, ni ke imaginaba q fuese asi, cuando tuve a mi niño una vez me lo pusoeron emcima deje de atender todo lo demas, no vi ni placenta ni nada de nada… Nose si esta vez me volvera a pasar lo mismo o no, pero asi al menos se que es jeje

  5. Maria Pia Ramos says:

    Hola, tengo 8 semanas de embarazo y ayer ocurrio un accidente en mi hogar con el gas el tema es que yo estaba durmiendo y cuando me desperte senti un fuerte olor, la cocina quedo pasando gas no se cuanto ni que cantidad de esto respire pero estoy muy preocupada me gustaria saber que riesgos corre mi bebe

    • matronaonline says:

      Hola María. El gas butano es tóxico, no sé si respirarías ese tipo de gas u otro. El mayor problema de inhalar gas es que impide que respiremos el oxígeno correctamente.
      Ante cualquier duda, con sólo 8 semanas, lo mejor que puedes hacer es ir al médico para que te hagan una eco y quedarte más tranquila ;)

  6. Mapo Vázquez says:

    Buenos días, después de leer el comentario sobre el gas butano me ha surgido una duda: yo trabajo en una oficina y tenemos una estufa de gas butano que está encendida las ocho horas de trabajo. Estoy embarazada de 14 semanas y quería saber si ésto podría ser perjudicial para el bebé, si podría tener alguna secuela. La estufa es nueva y creemos que la combustión es buena. No huele a gas, ni tiene escapes pero aún así me he quedado preocupada, no vaya a ser que esté dañando al bebé. Muchas gracias

    • Matronaonline says:

      Hola Mapo, esas estufas, si cumplen con las recomendaciones legales, no suponen ningún riesgo, puesto que, como bien dices, no deben tener ninguna fuga. Ante una fuga de gas butano, correría peligro la salud de cualquier persona expuesta a él, por lo que las medidas de seguridad de los productos reglamentarios son bastante estrictas ;)

  7. Inés Boned Ruiz says:

    Buenas tardes Matrona, me gustaria llevar mi placenta, o parte de ella despues del parto para hacer capsulas ya que es un nutriente extraordianrio para la recuperacion e incluso hasta para el momento de mi menopausia, se que lo puedo pedir en el plan de parto pero tambien se que normalmente no me la darán abiertamente sino que en ocasiones si la matrona de turno acepta me dara un trocito pero siempre a escondidas, me han llegado voces de que existen comunidades autonomas que la puedes pedir presentando un cdocumento oficial,¿sabes si es verdad? y si es asi ¿seria posible conseguir ese documento oficial? yo estoy en Baleares pero creo que es hora de que empecemos a beneficiarnos de este organo de manera totalmente legal y oficial en todo el pais, muchas gracias, Sandra.

    • Matronaonline says:

      Jamás he oído nada sobre un documento oficial para eso… pídelo en el plan de parto, pero adelántate, llama al hospital, que te pasen con el paritorio y se lo preguntas a la matrona que te atienda. Es muy poco común que se pidan las placentas y por lo que sé, en cada hospital hacen una cosa… allí te van a orientar mejor que cualquier cosa que te pueda decir yo. Suerte!

No te vayas sin comentar :)