Informe Doulas, el Consejo General de Enfermería

No quería participar en este circo que se ha montado de matronas contra doulas, pero ya que he hecho varios comentarios en blogs y redes sociales, voy a sintetizarlo todo aquí. Antes de continuar, quiero reproducir una frase de mi compañera Choni del Centro Hebamme que creo que resume todo muy bien: “ni todas las doulas son intrusas, ni todo el intrusismo proviene de las doulas“. Porque que no se nos olvide, el eje central de toda esta “batalla” es el intrusismo, pese a que los medios de comunicación se hayan centrado (incluso obviando todo lo demás) en el tema del canibalismo y las sectas.

Guste o no guste, ser doula no es una profesión en España. Y tal vez (seguro) si estuviera regulado sería más sencillo delimitar sus funciones e inhabilitarlas si realizan mala praxis, porque la realidad es que hay doulas cometiendo intrusismo, un delito penado hasta con la cárcel. Ha sido un error enfocar el informe hacia “las doulas” en lugar de hacia “las doulas que comenten intrusismo“, no podemos meter a todas en el mismo saco. Es cierto que en otros países están reguladas y tienen sus funciones, pero parece que la gente olvida revisar cuáles son esas funciones, tanto de la doula como del resto de profesionales relacionados con la maternidad. En otros países hay doulas capacitadas para funciones para las que aquí están capacitadas ya las matronas o las auxiliares, evidentemente si se regularizan, han de ser conscientes de que aquí no se van a restar competencias a ninguna de estas 2 figuras, por lo que tal vez su labor aquí no sea la misma que en esos países en los que tanto se fijan (una enfermera por ejemplo no tiene las mismas competencias aquí y en el Reino Unido, por poner un ejemplo). En esos países, una importante labor son las tareas del hogar, tareas que he visto que aquí pocas desean realizar, aunque alguna hay si eso es lo que la madre necesita en su puerperio. Por esa diversidad de intereses y esa falta de límites creo que sería positivo regularizar esta situación. Además del famoso “Dossier de prensa. La verdad sobre las doulas”, han publicado un “Informe sobre las competencias de matrona y tareas que realizan las doulas” que creo que es interesante leer.

Doulas: el informe del Consejo:

Vayamos con el dossier punto por punto. Efectivamente aclaran que las doulas no son profesionales sanitarios y hablan de temas fiscales. No me parece muy serio que una representante de doulas responda a la pregunta de si declaran o no sus ingresos “bueno, cada una sabrá lo que hace” o leer por las redes sociales que madre mía, parecemos Hacienda persiguiendo los delitos fiscales. Promover una economía sumergida, ya sean doulas o electricistas, me parece tirar piedras contra nuestro propio tejado. Es muy poco ético quejarse de que el sistema sanitario no es capaz de dar un servicio al 100% y por ello surge esta figura y por otro lado cobrar en negro. ¿Con qué se piensa esta gente que se financia el sistema sanitario, con dinero caído del cielo? y ojo, que reitero que incluyo aquí a todas las personas que cobran en negro, como si son matronas.

Cuando no estás regulada ni dada de alta en una actividad económica y no tienes seguro de responsabilidad civil… y encima te sales de tus competencias dando consejos sanitarios, las mujeres deben saber que si algo va mal, no podrán reclamar absolutamente nada (evidentemente un acompañamiento qué seguro requiere… pero no hablo de las doulas que conocen su función, hablo de quienes se extralimitan).

Imaginad que yo como enfermera organizo un cursillo sobre diabetes. Quien lea esto y sea diabético o tenga algún familiar cercano que lo sea, sabrá lo que pueden cambiar los hábitos desde el diagnóstico de la enfermedad. Puedo organizar varios módulos explicando pautas alimentarias adaptadas a la diabetes, ejercicios físicos, en qué consisten los tratamientos, posibles complicaciones, su prevención y su detección temprana… para que quien esté en casa con los diabéticos pueda mejorar un poco la calidad de vida de estos pacientes. Quienes vengan a estos cursos, no podrán pretender sustituir al personal sanitario para realizar una actividad profesional basándose en esos conocimientos, porque estarían engañando a los usuarios, es decir, puede que haya quien acuda a ese curso y comience a realizar labores de un endocrino. Esto es lo que ocurre cuando una persona que no conoce cuáles son los límites del acompañamiento acude a un curso donde se enseña cómo manejar una depresión postparto, cómo interpretar una analítica, cuántas ecografías han de realizarse o cuándo se debe hacer una cesárea (sí, lo sé, esto no se da en todos los cursos de doulas, pero como no hay regulación, cada uno imparte lo que le da la gana y todos los temas que nombro los he visto en temarios de formación de doulas).

¿Cobrar o no cobrar? vuelvo a lo de antes, mientras se declare, cada uno puede cobrar lo que le dé la gana. Ninguna ley dice que no se pueda cobrar por estos cursos 500, 2.000 o 20.000€, mientras se declare no hay problema. La ley actúa si tras estos cursos se comete intrusismo. Yo puedo saberme de 10 la teoría para realizar un fórceps, pero no puedo realizarlo porque cometería intrusismo (además de que al no estar capacitada, pondría en riesgo la salud de la madre y su hijo). ¿Que se hace negocio con estos cursos? pues sí, ¿qué autónomo no hace negocio en su día a día? no le veo nada negativo a que se quiera cobrar por una formación, esté reglada o no. ¿Que una doula cobra por acompañar?, ¿lo declara? porque si es así, ya pueden denunciarla por activa y por pasiva, que no comete delito alguno, repito que el delito es el intrusismo laboral en caso de que este se produzca o cometer fraude fiscal, no si alguien se lucra más o menos. No confundamos alegal con ilegal.

Recomendaciones de las doulas: vaya, resulta que han metido recomendaciones de una matrona del Centro Hebamme (parece que sólo las doulas hablan de violencia obstétrica y les ha debido despistar. Para quien sea nuevo en esto: se llama “violencia obstétrica” a la mala praxis en el ámbito de la obstetricia).

Webs analizadas para elaborar el informe: una vez más, webs de compañeras que son matronas y ni si quiera trabajan con doulas. Me parece un gran error que debería haberse subsanado en una revisión del informe. Por cierto, creo que había un par de juristas en el comité que elaboró el informe, pero no han tenido en cuenta que no pueden usarse imágenes o fragmentos de blogs o webs personales sin el permiso expreso del autor porque vulnera la ley de propiedad intelectual.

informe doulas

Riesgos vitales para la salud de madre e hijo: repito lo dicho, cuando una persona que no tiene capacidad para ello, se mete a dar consejos sanitarios, efectivamente pone en riesgo la salud de mamá y bebé. No hace falta más que pasarse por foros de maternidad (algunos están abiertos al público sin necesidad de registrarse) para leer tanto buenas experiencias con doulas, como malas. Me espanta leer que una doula recrimine a una mujer el querer hacerse una ecografía por mes (y sabéis que soy la primera que lo considera absolutamente innecesario, pero allá ella, ¿quién soy yo para recriminar nada? soy matrona, no policía) o que en el momento del parto intente convencer a la mujer para no ponerse la epidural porque era ese el plan que habían acordado en un principio. Negar esta realidad es tan absurdo como negar que existe la mala praxis en obstetricia (o lo que ahora se ha empezado a llamar “violencia obstétrica”, no es ni más ni menos que la mala praxis, sobre la que existen numerosas denuncias y condenas desde hace muuucho, mucho tiempo).

Quiero comentar uno de los puntos: “el bebé viene de nalgas”. Sí, también hay doulas que exploran a las mujeres de parto (y he de decir que también he leído alguna vez que alguna matrona de parto en casa ha enseñado a explorar al marido para poder ahorrarse el desplazo al domicilio antes de tiempo). Pensaréis que es algo sencillo y os voy a contar una anécdota. Estando hace años de guardia por la noche llegó una ambulancia con una mujer en expulsivo (dilatación completa). El médico de la ambulancia nos dijo al llegar que había explorado a la mujer, que estaba ya de 10 centímetros y la cabeza en un segundo plano. La cabeza resultó ser un culo. Un médico (no ginecólogo). Un culo. No diré más, creo que no es necesario… si un médico puede confundirse, ni os cuento una doula.

Otros riesgos: especial mención al tema de desconfianza hacia el personal sanitario. No me negaréis que la respuesta por parte de algunos sectores a este informe promueve esto… yo tengo una visión crítica del informe y así la expreso, me parece cruzar un límite muy peligroso subir fotos de chicas sujetándose las bragas haciendo alusión a un posible abuso sexual a manos del personal sanitario, me parece muy grave decir que con este informe se pretende conseguir mujeres desinformadas y doblegadas a un sistema patriarcal. Perdonadme que os diga, pero perseguir el intrusismo no busca esto, no le deis la vuelta a la tortilla buscando un beneficio propio. Es mi función informar a la mujer de todo, del proceso de su embarazo y parto, del por qué de sus emociones y sus cambios, de los derechos que debe exigir en todo momento… claro que las mujeres no son tontas, hay mujeres muy listas e informadas que no necesitan doulas “que les abran los ojos” frente a los maltratadores de los sanitarios. Una doula que se limita a acompañar jamás meterá miedo hacia los sanitarios, pero algunas lo hacen, tampoco podemos negar que algunas encuentran en las malas experiencias con sanitarios una vía de captación de clientas, “conmigo, vas a estar protegida”, ¿no será necesario exigir y buscar un equipo profesional decente? porque igual que se paga por una doula, vería lógico que una mujer pagara por un equipo profesional del que nadie tuviera que defenderla de nada (o simplemente exigir que se cumplan sus derechos en el sistema público, que lo pintan como si sólo trabajaran en él ogros).

Otra anécdota: mi única experiencia con una doula fue en un parto que asistí (el suyo), todo lo que sé de doulas lo sé por internet, en mi actividad laboral este ha sido el único contacto que he tenido con una. El primer niño no lo tuvo en un hospital, el segundo sí (por motivos que no vienen al caso). Llegó con una actitud de muchísima desconfianza, exigiendo en su plan de parto que no entrara ningún ginecólogo en su sala de dilatación bajo ningún concepto (cosa que, de haber estado bien informada, habría sabido que no es posible solicitar, puesto que el médico tiene potestad para actuar sin consentimiento si surge una complicación que pone en peligro su vida o la de su bebé), os aseguro que me costó muchísimo lograr que se relajara con esa actitud, parecía que todo lo que le decíamos iba enfocado a engañarla o hacerle daño, al menos esa fue la sensación que me dio. Parió sin vía, sentada en la silla de partos, rompió la bolsa de forma espontánea en uno de los pujos, ayudé a que saliera la cabeza protegiendo su periné (ni un punto se llevó), el resto del cuerpecito del bebé lo sacó ella acompañada en todo momento de su marido, que cortó el cordón cuando dejó de latir. Su marido estuvo toda la dilatación dando masajes a su mujer mientras ella escuchaba música. Mientras esperábamos pacientes a que saliera la placenta, sacó su réflex y comenzó a hacer fotos. Le propuse ponerse con su mujer y su hijo y hacerles fotos yo, así que mientras se desprendía la placenta hice muchísimas fotos preciosas de esos primeros momentos irrepetibles. No quiso oxitocina en el alumbramiento pese a ser lo que recomienda el Ministerio de Sanidad, por lo que no se le puso. Pidieron su placenta para enterrarla en el jardín y plantar un árbol encima y se la llevaron en un bote. Al irse del paritorio me dio las gracias y me dijo sorprendida que jamás hubiera imaginado que en el hospital fueran a tratarles tan bien. Me alegré mucho de haber logrado que viviera una buena experiencia, pero me preocupó enormemente que esto lo dijera una persona con 10 años de experiencia como doula (no tenía experiencia en acompañamientos hospitalarios), ¿qué clase de concepto sobre el hospital hablaba con las mujeres a las que acompañaba?

No soy ningún bicho raro, la mayoría de matronas respetamos la ley (y me refiero más concretamente a la ley de autonomía del paciente), por lo que aunque considero que es muy necesario denunciar los casos de mala praxis, es gravísimo generalizar y hacer creer a las mujeres que los sanitarios maltratamos, violamos, abusamos sexualmente, mutilamos, traumatizamos… porque quien hace eso, está manipulando la verdad y metiendo miedo a las mujeres en favor de su propio beneficio (económico). Me parece de una falta de ética inadmisible manipular a las mujeres por intereses propios. Está mal generalizar y decir que las doulas son intrusas y sectarias (porque no todas lo son, afortunadamente) igual que está mal generalizar a todos los sanitarios con esas malas prácticas (porque aunque se empeñen en negarlo, afortunadamente son minoría).

Privación al padre de sus derechos: hace bien poco se habló de un estudio que afirmaba que la presencia de la pareja aumentaba el dolor. Si leéis el original, veréis que el estudio se basaba en una muestra de sólo 39 mujeres y se desarrollaba en un contexto que nada tenía que ver con un parto, me sorprende ver cómo algunas doulas lo compartieron en sus redes sociales apelando a un acompañamiento por una doula para paliar este efecto negativo de la pareja. Recordemos que la mayoría de los hospitales sólo permiten que pase un acompañante, por lo que las mujeres han de escoger entre doula o pareja. Evidentemente en este caso existe un conflicto de intereses muy grande, porque hay dinero de por medio: si la mujer escoge al padre, ellas no cobran. Sólo pido que esa información que se les da a las mujeres sea objetiva. También invito a las doulas españolas a reproducir el famoso estudio que afirma que las doulas reducen un 50% las cesáreas, puesto que no es lo mismo ese estudio en un sistema sanitario u otro y recuerdo que para realizarlo, las muestras han de ser aleatorias, es decir, no vale que al grupo de mujeres sin doula sólo se incluyan mujeres que no desean doula y al grupo de mujeres con doula, quienes tengan una motivación de buscarlas. No lo estoy diciendo de manera irónica, de verdad creo que sería interesante conocer cuáles son los resultados en el sistema sanitario español de un parto acompañado por la pareja y un parto acompañado por una doula y ver si las diferencias son realmente significativas y las doulas reducen en nuestro sistema sanitario un 50% las cesáreas. Realizar esto me parece totalmente indispensable si buscan regularizar su situación en este país.

Relación de competencias de matronas invadidas por las doulas: aquí hay acciones que nada tienen que ver con el intrusismo, como por ejemplo “ayuda a decidir dónde parir”, una matrona puede hacerlo, también una madre, un primo, la vecina, una doula… yo he escrito varios post informando de cosas que se pueden tener en cuenta a la hora de escoger hospital. Está claro que como matrona puedo dar una información más completa sobre esto, pero mucho me temo que no es una competencia exclusiva de la matrona la de ayudar a escoger un sitio donde dar a luz. Estoy capacitada para dar masajes que alivien el dolor y enseñar a su pareja para que lo haga, ¿si lo hace su marido no es intrusismo, pero si lo hace una doula sí? ¿o la única pega es que cobra?. Traducir la jerga médica (bueno, yo no soy idiota, sé que tengo que adaptar mi lenguaje, no es lo mismo explicarle las cosas a una parturienta que es alergóloga que a otra que no está informada de nada. No sólo lo sé, sino que es mi obligación hacer que la mujer entienda todo, sin traductores de “jergas médicas”). Aseo y masaje infantil (si esto es intrusismo, madres, sois todas unas intrusas). Incluir estas y otras funciones de la matrona como usurpadas por las doulas resta credibilidad al informe.

Lo verdaderamente grave es que hay doulas dando preparación al parto, que hay doulas dando consejos sanitarios y orientando las decisiones de las mujeres y, lo más grave, hay doulas asistiendo partos. Me hace gracia (ya me río por no llorar) leer la demagogia de algunas personas apelando a su libertad para decidir con quién paren, si con una matrona o una doula, como si buscáramos coartar su libertad de algún modo. Otra vuelta a la tortilla para manipular a las mujeres, repito: esto no va de libertades de la mujer, esto va de intrusismo profesional. Por mucho que yo haya dado cursillos de masajes y me oferte como masajista, jamás podré realizar la labor de un fisioterapeuta, por mucho que Menganita crea que por ser una persona libre puede contratarme para que yo realice funciones de fisioterapia. Existe una ley que no sólo protege a los profesionales del intrusismo, sino a los usuarios de una atención sin una calidad y una garantía mínimas.

Por otro lado veo mucha desinformación, las matronas no tenemos colegio profesional (contra el que pretenden actuar algunos sectores, que digo yo, si el comunicado lo ha emitido el Consejo General de Enfermería, ¿qué narices tendría que ver el colegio de matronas?). Estamos colegiadas en colegios de enfermería, no de matronas. Desde aquí aprovecho para recordar que el intrusismo que nos hace daño proviene también de enfermeras. Imaginad qué situación para el colegio profesional, unas contra otras… Somos enfermeras especialistas en obstetricia y ginecología. Si el Estado está formando con dinero público a enfermeras especialistas (para que os hagáis una idea, 2 años de residentes a unos 1.000€ al mes) para que después esas enfermeras no ocupen los puestos que deberían ocupar, ¿qué sentido tiene la formación? La enfermera que mejor puede dar asistencia en una planta de ginecología es la matrona, la enfermera que puede dar mejor asistencia en una planta de maternidad, es la matrona, la enfermera que mejor puede llevar una consulta de embarazo y realizar las citologías es la matrona. ¿Por qué hay matronas trabajando como enfermeras generalistas y enfermeras generalistas trabajando en puestos de ginecología y obstetricia? ¿es esto dar la mejor asistencia posible a las mujeres? lo dudo enormemente.

Y saliéndonos de nuestro propio colectivo, tampoco entiendo lo de la preparación al parto, ¡cualquiera la puede dar! fisios, psicólogas, doulas, educadoras… ¿me pueden decir cuántos partos han asistido? no me explico cómo hablan de algo que desconocen o que sólo conocen basándose en su propia experiencia, como si todos los partos fueran iguales. Leyendo libros no se adquieren los conocimientos para ofrecer una preparación al parto de calidad, que creo que es la que merecen todas las mujeres. Están genial los equipos multidisciplinares que integran varios profesionales, pero es inadmisible que en una preparación al parto no haya una matrona. Resulta que hay fisios, psicólogas, educadoras, doulas (etc, etc) a los que les gusta mucho la maternidad y además desean aportar su granito de arena para lograr una atención inmejorable, me parece fantástico: estudiad 4 años de enfermería, preparad una dura oposición y formaos durante 2 años como especialistas. ¿Qué? ¿suena duro, imposible, radical? pues a mí me interesa mucho el tema emocional y por eso en lugar de hacer cursillos, me metí a estudiar la carrera de psicología (por cierto, durante nuestra formación como matronas damos asignaturas de psicología, así que dejad el discurso de que las matronas no sabemos acompañar, habrá quien no quiera hacerlo, pero porque no quiera, no porque no sepamos ni podamos). ¿Que es duro? sí, hay que dedicarle muchísimas horas de tu tiempo libre, pero es la mejor manera de prepararse para ofrecer una atención de calidad sin caer en intrusismos y con un claro objetivo: ofrecerle a la mujer siempre lo mejor. Muchos de vosotros, la mayoría, tendréis una profesión, ¿qué os parecería que personas sin formación o con otra formación realizara vuestras labores? ¿pensáis que estarían igual de capacitadas que vosotros sin esa formación y experiencia? Esta “lucha” no va en contra de ningún colectivo o no debería, sino en contra del intrusismo, provenga de quien provenga, respetando todos aquellos colectivos que no cometan intrusismo, estén reglados o no.

Por último y para nada menos importante, quiero recordar que existen muchas matronas autónomas en España. Pagamos nuestros impuestos, algunas también sus locales de trabajo, cobramos directamente a la mujer por sus servicios y ofrecemos una personalización que ninguna otra matrona puede ofrecer en cuanto a número y duración de las consultas, horarios, adaptación de temas de la preparación al parto, acompañamiento, asistencia, consulta de lactancia, fertilidad, anticoncepción y demás competencias que si me pongo a enumerarlas hago un post interminable. Además algunas de nosotras poseemos otras titulaciones que complementan a la de matrona: hay matronas fisioterapeutas, matronas psicólogas, matronas instructoras de yoga, matronas sexólogas (¡yo!), matronas pedagogas y un largo etcétera. Las mujeres que acuden a nosotras buscan esta flexibilidad que ofrecemos, buscan que nosotras seamos su profesional de referencia y no “el que les toca”, buscan una segunda opinión, buscan por el motivo que sea y nos eligen. A todas ellas, gracias por escogernos pese a la escasa visibilidad que tenemos.

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

48 comments

  1. Pepa says:

    Genial!!! Coincido contigo. También hay partos respetados en el hospital, lo sabemos todas las matronas. Tu experiencia en la atención a una doula sirve de muestra y referencia de toda nuestra labor, pese a la escasa visibilidad que tenemos. Unas reflexiones más que acertadas. Gracias.

    • Matronaonline says:

      Parece que sólo interesa airear lo negativo, venga! A ver quién mete más miedo a la mujer! Es intolerable. Un parto, sea donde sea y se acompañe de quien se acompañe, debe ser siempre respetado, basta ya de mentir a las mujeres, tanto de un bando como del otro. Odio la palabra “empoderar”, porque da la sensación de que venimos de serie sin poder ni autonomía, pero manipular queda muy muy lejos de empoderar. Una mujer merece la mejor asistencia sanitaria posible y numerosos estudios afirman que quien mejor puede prestarla es la matrona.

  2. Virginia A. C. says:

    Entiendo tu punto de vista. Y tienes razón en muchas cosas. Pero al final y sin querer se generalizan las cosas.
    Yo ni sabía que era una doula, y en unas jornadas de crianza hubo una charla sobre esto. Dejando bien claro sus competencias e insistiendo en lo que no son. Y las que conozco ahora, la verdad que más de lo mismo. Como en todas partes, cuecen habas, hay intrusismo, y malas personas. Pero el estudio me parece totalmente fuera de lugar. Sobre todo lo que se ha visto en los informativos… Espeluznante!!! Recetas de placenta!!! Amenazas como si fuese una caza de brujas… E incluso meteduras de pata confundiendo a algunas matronas con doulas.
    Creo que esto no hace ningún bien a nadie y dando esas informaciones no se consigue tampoco nada… Las cosas se hacen de otra forma…
    Y efectivamente seguro que hay algunas personas se aprovechan de las situaciones, y no es justo meter a todos en el mismo saco. Ni para unos ni para otros. He tenido suerte de conocer a matronas que se deviven por su profesión, que están actualizadas y que como tu, os dedicáis a dar información para que podamos tomar nuestras propias decisiones. Pero en esta vida una sola persona con un solo fallo cuenta más que muchas cosas buenas…
    Como lo veo desde fuera, las cosas están cambiando, y gracias a granitos de arena como el tuyo se que la cosa va a cambiar. Y que no podemos quejarmos de violencia obstétrica y maldecir y no actuar… Cuando pasen estas cosas hay que denunciar. Y que desde luego apoyo también a la figura de la doula tal y como yo la entiendo… Una contención y sostén para la mamá, sin dar perspectivas personales, y acompañando aunque no se esté de acuerdo. En el momento que se intente “convencer” de algo ya no es un acompañamiento, por lo tanto te estás extrapolando de tu función.
    Solución, lo que tu dices, legalizarlo.
    Un saludo!

    • Matronaonline says:

      Absolutamente de acuerdo!! Tendemos a generalizar demasiado y a quedarnos con lo negativo. Pero en esto y en otros aspectos de nuestra vida. Y sabes qué es lo peor de este informe tan mal hecho y esa respuesta de ataque de un sector minoritario? Que se hace mucho ruido, ruido que asusta a las mujeres, que les hace debatirse entre un grupo sectario y otro de maltratadores. Alguien, en algún momento, se ha parado a pensar en ellas??? Si se informara adecuadamente, si todas mis compañeras promovieran que las mujeres denunciaran, la situación mejoraría. Y cuando digo denuncia digo acudir a la comisaría de policía, que es donde hay que ir si alguien infringe la ley. Veo que demasiadas se estancan en Facebook, como si criticar ahí sirviera de algo!!! Ayer leí el comentario de una mujer criticando el Informe doulas diciendo que ya no se pensaba callar como había estado haciendo hasta ahora, con el mal trato que recibía de su matrona, que iba a poner una reclamación… vamos a ver… que ESO es lo que hay que hacer desde un principio! Una queja/denuncia no es un castigo a cambio de un informe que levanta ampollas, sino una forma de exigir nuestros derechos, haya informe o no, no crees?

  3. mamaenbulgaria says:

    Muy interesante leer el punto de vista de una matrona. Aportas sentido común a un tema que se está viralizando estos días, y del que a muchas nos hace falta algo de contexto. Yo hace poco no sabía ni que existen las doulas, así que me ha venido bien leerlo.

    • Matronaonline says:

      Me alegro de haber clarificado un poco la situación. Cuando se cae en los extremismos que está habiendo, lo único que se consigie es asustar y confundir a la población innecesariamente :(

  4. Julia says:

    Yo lo que alucino es con la escasa profesionalidad del susodicho informe. ¡Sus fuentes no son más que un puñado de páginas web particulares! Yo pensaba que a lo mejor iban a sacar algún caso donde una doula hubiera adquirido ilegalmente competencias de una matrona (a lo mejor algún caso de atención de parto domiciliario sin matrona, yo que sé) pero lo único que ponen son definiciones que no vienen al caso, obviedades como que las doulas no son personal sanitario … Sacan cuatro excentricidades que casi nadie hace, le llaman canibalismo y sacan un titular. Además sacan artículos firmados por matronas como si fueran los consejos de las doulas… ¡Es que ni se han mirado quien lo firmaba!. Luego sacan un listado de complicaciones de partos. ¡Pero si las doulas no atienden partos! (Y si alguna lo hace, sí, esa comete un grave intrusismo). Algunas de las páginas citadas no son españolas…

    No me creo que hayan tardado 3 años en redactar esa chapuza. Que pena que la organización colegial de enfermería pueda publicar un informe tan penoso.

    P.D. Un abrazo fuerte a todas las matronas que luchan cada día para que la mujeres y nuestros bebés tengan partos respetados.

    • Matronaonline says:

      Julia estamos igual, yo también esperaba encontrar muchos datos concretos, porque sé que se tienen un montón de nombres y apellidos de doulas que ofrecen preparación al parto, por ejemplo, yo que sé… 3 años de investigación creo que podrían haber dado para algo más documentado. El informe es muy sensacionalista y general, mete a todas en el mismo saco no sé muy bien para qué. Yo no tengo interés en que las mujeres piensen que las doulas son sectarias, yo tengo interés en que el Consejo vele por que no se cometa intrusismo en mi profesión, provenga de quien provenga, y porque de a conocer todas nuestras competencias. Bien, ya sabemos todos lo que hace una doula… acaso sabe la población todo lo que podemos hacer en materia de anticoncepción? fertilidad? climaterio? porque aún muchos creen que sólo estamos en paritorios y hay matronas que trabajan a diario y no pisan jamás un paritorio. Que se desconozca eso es muy triste!

  5. mamapuede says:

    Reconozco que el informe del que hablas lo desconozco he leído algo por ahí pero muy poquito como para tener una opinión sobre él.

    Ahora, te doy toda la razón en todos los puntos que has tratado. Habrá Doulas que se dediquen a acompañar a la embarazada y hagan un excelente trabajo, pero también lo hacen las matronas.

    Y las matronas si tenéis una titulación específica, tenéis un reconocimiento profesional y estos reguladas.
    Creo que el trabajo de las Doulas debería medirse y a partir de Ahí ya veríamos

    • Matronaonline says:

      Exacto, lo único que debe quedar muy claro con este informe (a pesar de que tiene numerosos errores) es que se va a perseguir y denunciar toda actividad que suponga intrusismo profesional. Queda claro que acompañar no supone intrusismo alguno, todas las parejas acompañan en el parto y evidentemente no son unos intrusos. Si una mujer quiere pagar a otra persona para que le haga compañía… como si contrata a alguien para que haga el pino puente! lo que jamás se debe permitir es que nadie, doula o no, ejerza funciones de matrona.

  6. planeandoserpadres says:

    Yo no recurriría a una doula, porque no me fío no de mi sombra y porque si su trabajo es dar apoyo a la parturienta para eso ya tengo a mi madre o a mi marido. El resto de cuestiones médicas que las lleve la matrona. En temas de salud creo que debería estar en una situación regularizada y no cobrar lo que les de la gana, ni ofrecer los servicios que quieran ni opinar sobre cuestiones médicas. A ver, yo he parido y no por eso soy experta en partos. Y tengo mucha empatía con la gente y no por eso voy a meterme en las salas de dilatación ajenas a aconsejar. No quisiera ser alarmista, pero el día en que se produzca una negligencia grave y haya una doula implicada creo que la cosa se pondrá muy fea. Entiendo que algunas serán más profesionales pero desde luego también las hay que se inmiscuyen en demasiados tecnicismos. Y si una mujer es lo suficientemente insegura como para recurrir a ellas puede dejarse influenciar por sus opiniones (que no dejan de ser opiniones personales y no profesionales) y meter la pata hasta el corvejón.

    • Matronaonline says:

      Yo he tratado con mujeres que estaban solas. Que o bien no tenían familia o la tenían muy lejos. Está claro que casos necesitados de compañía hay, pocos, pero hay. Y es eso lo que pueden ofrecer, compañía. Todo lo que salga de ahí es intrusismo.
      Hay una cosa muy curiosa y es que cuanto más aprendes, más conciencia tomas de tu falta de conocimientos. Esto quiere decir que pese a que la matrona sea el personal de referencia en salud SEXUAL, te aseguro que cuando estudié sexología me di cuenta de la cantidad de aspectos en esa materia que se me escapaban. Ahora con psicología me ocurre igual.
      Cuando una cree que por su propia experiencia y unos cursillos de 5 fines de semana tiene capacidad para asesorar e informar, no es consciente de la cantidad de conocimientos que no posee. Y lo peor, por este desconocimiento, se cometen muchas imprudencias. La ignorancia es muy atrevida! Sé que estudiar requiere tiempo y dinero (aunque si sacas dieces, te salen gratis los créditos universitarios, además existen las becas, yo misma he ahorrado miles de euros así). No se puede pretender cobrar y hacer como un profesional cuando no se es…

  7. Un Papá en Prácticas says:

    Wow, qué interesante leer tu punto de vista. Y ver un artículo más contextualizado. Aunque sigo pensando que no estoy de acuerdo con el informe, con su forma de generalizar y satanizar. Entiendo lo que tu planteas y me parece súper razonable, pero las formas no han sido las mejores. Ni de lejos.

    • Matronaonline says:

      El informe está tan mal enfocado que hasta ha perdido la finalodad que tenía: denunciar el intrusismo. Es una pena, porque se ha tenido la oportunidad de denunciarlo en los medios y al final, parece que lo único que ha tenido difusión es el rollo del canibalismo…

  8. lamamadealvaro says:

    Me ha encantado. De cabo a rabo. Acabo de comentar el post de “creciendo con mi cachorro” sobre las doulas y no me he sabido expresar. Dices todo lo que yo pienso y otras cosas que ni pensaba y que estoy totalmente de acuerdo.
    Enhorabuena por la entrada ;)

  9. diasde48horas says:

    Me ha resultado interesantísima la lectura de tu post. Realmente opino que esta profesión debería estar regulada, igual que lo están otras, para evitar posibles conflictos o problemas en el futuro.
    Me has recordado una anécdota que me pasó hace meses, cuando fui a una reunión que organiza periódicamente una organización de la zona. Aquí, una persona sin ningún tipo de formación médica ni sanitaria estuvo hablando de cesáreas, en qué casos se debía practicar y qué casos no, clampaje del cordón… pero no exponía la información, daba su opinión de una manera que nos quería hacer ver que era la única posible, la acertada… fue algo que no me gustó mucho, y además la cogí en un par de renuncios. No pude evitar pensar que igual alguien más influenciable o menos informado que yo (no quiero decir con esto que yo sea una eminencia en el tema ni mucho menos) pueda tomar como ciertas sus afirmaciones porque se supone que sabe de lo que está hablando y no indagar más en el tema… simplemente me parece que no se puede generalizar, que hay que analizar cada caso en concreto. No viene mucho a cuento esto ahora, pero me lo has recordado, perdona :)

    • Matronaonline says:

      Me encanta que hayas compartido esto, gracias! Hay personas (doulas o no) que comienzan a informarse sobre temas de maternidad tras una experiencia traumática en sus partos. Los traumas debe tratarlos un psicólogo, pero ocurre que algunas personas que se sienten incomprendidas por su entorno cercano encuentran en determinados grupos o colectivos la reafirmación que necesitan y se vuelven activistas del parto (recordemos, sin previo paso por un psicólogo, por lo que los efectos de ese trauma personal ahí siguen). Emprenden una lucha en la que la única verdad es la suya, con el objetivo de pretender que otras no sufran ese trauma y también con el objetivo de seguir autoafirmándose dentro de esa comunidad creada.
      Me encantan los partos naturales (asistirlos), son los que menos complicaciones suelen tener, pero he vivido situaciones que onjetivamente me pueden parecer perfectas, cuyas protagonistas han definido como absolutamebte traumáticas.
      Por poner un ejemplo, centrándonos en el tema: las doulas dicen reducir la necesidad de epidural (en España no se ha hecho ningún estudio al respecto), ¿acaso todas las embarazadas desean parir sin epidural? Cerca del 90-95% busca esa analgesia, ¿entonces sus partos serán peores o menos válidos? No lo creo… considerar que sólo hay una opción válida es tener una venda muy opaca en los ojos.

  10. María {La cajita de música} says:

    Creo que has explicado perfectamente todos los puntos del informe! Me quedo con el “NO AL INTRUSISMO”, así en mayúsculas, porque es el problema de muchas doulas y algo que también existe en otras carreras profesionales como la mía. Y duele mucho cuando una persona se ha partido el espinazo estudiando y formándose para ver como otra que no lo ha hecho hace su trabajo y se lleva los méritos…

    Ánimo a todas las matronas!

    Feliz día.

    • Matronaonline says:

      Sólo de pensar que alguien pudiera estar ejerciendo tu trabajo sin estar capacitado para ello, con la formación que tú tienes… (ya sabes que te tengo en un pedestal!!) Me parece lo peor. Y me parece aún peor que haya quien manipule a las mujeres diciéndolas que ellas son libres y deciden con quién parir. En eso no consiste la libertad! Algunas ya no saben qué decir con tal de conseguir unos euros. Espero y deseo que se aplique la ley sin miramientos en todos los casos de intrusismo que haya, en esta y en todas las profesiones.

  11. Noe del Barrio says:

    Lo dicho. Tienes alma de Doula. :)
    Las que yo conozco trabajan codo con codo con matronas, no asisten partos solo acompañan. Llevas razón en todo lo que pones, y ver un punto de vista tan coherente y profesional deja aun mas en evidencia el informe.
    Maravillosa jade como siempre. Un abrazo

    • Matronaonline says:

      Gracias Noe! Es que creo que no se nos puede ir la cabeza, ni a un bando ni al otro. Hay que buscar siempre el mayor beneficio de la mujer y su bebé y hacerlo siempre respetando la ley. Es mucho más sencillo de lo que lo están pintando!!

  12. ¡Y yo con estas barbas! says:

    ¡Qué fantástico post, Jade! He estado leyendo algunas cosas sobre doulas estos últimos días, y no sabía que el tema estaba tan candente. Por eso tu blog es tan bueno… por post como este. Te posicionas… pero con criterio. Y a mi modo de ver, el criterio bueno, claro está.

    Lo único que tengo más o menos claro, es que parece que la figura de la doula viene asomando fuerte y cada vez se habla más de esta gente. Supongo que “normalizar” su situación y fijar un marco de actuación claro de competencias, que la gente conozca y al que pueda acceder de manera sencilla, seguirá llevando su tiempo. Y no… informes como este que comentas, pues no parece que ayude mucho a nadie, ni a mejorar la situación.

    • Matronaonline says:

      Ay, si se dedicara el mismo tiempo y esfuerzo a promocionar la figura de la matrona… cuánto ganaríamos nosotras como profesionales y las mamás como usuarias!! Muchas veces las mujeres tienen necesidades que ignoran que podemos satisfacer las matronas, otras personas lo saben y aprovechan ese desconocimiento para ocupar esas funciones. Con una adecuada promoción, reduciríamos el intrusismo enormemente!

  13. Una lectora que también desea ser mamá says:

    Simplemente me encantó! Gracias por tu profesionalidad y por compartir tanta información valiosa con nosotr@s!! Un abrazo!!

  14. mama gardenia says:

    De acuerdo menos en una cosa y es importantísimo. Dices y cito textualmente “cosa que, de haber estado bien informada, habría sabido que no es posible solicitar, puesto que el médico tiene potestad para actuar sin consentimiento si surge una complicación que pone en peligro su vida o la de su bebé”. Artículo 2 de la Ley de Autonomía del Paciente apartados 2 y 3:

    “3. El paciente o usuario tiene derecho a decidir libremente, después de recibir la información adecuada, entre las opciones clínicas disponibles.

    4. Todo paciente o usuario tiene derecho a negarse al tratamiento, excepto en los casos determinados en la Ley. Su negativa al tratamiento constará por escrito.”

    Es decir, cualquiera tiene todo el derecho de negarse a un tratamiento o intervención.

    El artículo 9 de la misma ley nos habla de las excepciones en su apartado segundo:

    “2. Los facultativos podrán llevar a cabo las intervenciones clínicas indispensables en favor de la salud del paciente, sin necesidad de contar con su consentimiento, en los siguientes casos:

    a) Cuando existe riesgo para la salud pública a causa de razones sanitarias establecidas por la Ley. En todo caso, una vez adoptadas las medidas pertinentes, de conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 3/1986, se comunicarán a la autoridad judicial en el plazo máximo de 24 horas siempre que dispongan el internamiento obligatorio de personas.

    b) Cuando existe riesgo inmediato grave para la integridad física o psíquica del enfermo y no es posible conseguir su autorización, consultando, cuando las circunstancias lo permitan, a sus familiares o a las personas vinculadas de hecho a él.”

    Entiendo que te debes referir a este último apartado. Por otro lado me consta que a menudo se alega riesgo inmediato en casos en que después judicialmente se ha demostrado que no lo era. La línea es muy fina pero de entrada te digo que SÍ puede exigirlo porque es su derecho constitucional (a la integridad física y moral), que en el ámbito sanitario está regulado en esta ley citada arriba.

    Un abrazo.

    • Matronaonline says:

      Efectivamente, me refiero a ese punto. En obstetricia esa línea aún es más delgada, ya que no se trata únicamente de la mujer, sino también del bebé.
      Legalmente el único que puede (y debe) determinar ese riesgo, porque es el único que tiene capacidad para ello, es el ginecólogo. Y si él considera que el riesgo existe, su obligación es actuar, aunque sea en contra de los deseos de la mujer.
      También es cierto que hay casos en los que se alega un riesgo que después no era tal, pero si conoces la jurisprudencia en estos casos en concreto, sabrás que las sentencias condenatorias por omisión (es decir, cuando no se ha intervenido y se debería haber intervenido), son muchísimo más numerosas que las sentencias condenatorias por comisión (cuando se actúa y el riesgo no era tal).
      Hay que valorar ambas caras de la moneda, no sólo una. Errores o mala praxis se pueden cometer tanto interviniendo innecesariamente, como no haciéndolo (que es lo que hasta día de hoy, ha sido lo más frecuente).
      Saludos!

      • mama gardenia says:

        Sí, pero tú me hablas de casos en el que SOBREVENIDA una emergencia, se hace imposible recabar el consentimiento y entonces el personal médico competente toma la decisión tal y como la ley prevé.

        En cambio en el caso que relatas, la mujer ya ha manifestado su NO CONSENTIMIENTO a la intervención de un obstetra, por lo tanto, su voluntad ya está clara. Y con la ley en la mano en estos casos prevalece su libertad de elección.

        Es como por ejemplo un testamento vital, donde por adelantado puedes pedir que en caso de incidente X, no te reanimen.

        • Matronaonline says:

          Es que no es eso lo que ella solicitó en su plan de parto, en ningún sitio manifestó que no deseara intervenciones si sobrevenía una emergencia, evidentemente esas intervenciones no competen a una matrona, sino a un ginecólogo, así que en caso de haber necesitado intervención, por supuesto que habría actuado un ginecólogo.
          Ella solicitó que no fuera un ginecólogo quien valorara su dilatación si esta se desarrollaba sin incidencias. Quien asistió a esa mujer fui yo y sé interpretar correctamente un plan de parto, conozco la diferencia entre permitir intervenciones o no, con la ley en la mano, estás haciendo una interpretación equivocada de la situación.

          • mama gardenia says:

            Efectivamente no conozco toda la situación, tú la viviste.

            Si lo que dijo es que no quería que un gine valorara su dilatación, tampoco entiendo entonces el apartado en el post. Pero volvemos a lo de que tú eres la que conoce lo que pasó realmente y yo no.

            En cualquier caso la ley ampara que se pueda retirar el consentimiento en cualquier momento aunque éste se haya prestado anteriormente inclusive por escrito (el típico plan de parto en nuestro caso).

          • mama gardenia says:

            Y también discúlpame, releyendo el hilo de comentarios, dices que el ginecólogo tiene capacidad para intervenir EN CONTRA de los deseos de la mujer.

            Pues no. Tiene derecho a intervenir EN AUSENCIA de consentimiento de la mujer, porque no hay tiempo de recabarlo en caso de emergencia, pero no EN CONTRA.

          • Matronaonline says:

            El apartado del post viene a que es un post sobre doulas y cuento mi única experiencia con una doula, pero me vas a permitir incluir en mis post lo que yo considere, por eso esto es un blog personal.
            Me estás hablando de una situación extrema en la que afortunadamente jamás me he visto ni conozco a nadie que se haya visto y que, si se da, en caso de duda, existe un juez de guardia que es el que decide. Y no por la vida de la madre, sino por la vida del niño. Pero vamos, que no me compete a mí ni decidir en esos casos, ni resolver cuestiones legales, sino al ginecólogo y al juez, por mi parte no puedo decirte más.

  15. Maripepa says:

    Es una absoluta vergüenza el informe y el tratamiento que se le está dando al tema. Yo siempre he sido crítica con los extremismos de un sector de la maternidad que parecen siempre querer llevarnos a las madres al miedo a los hospitales. Lo que necesitan las doulas es una regularización, hay muchas pseudociencias en torno a este tema, como en todos. Puede haber sectas, s, pero como las hay en otros gremios. Siempre que una persona de consejos sanitarios sin ser sanitario y además, tenga creencias arraigadas sobre las medicinas y el mal trato en los paritorios (como en cualquier otro ámbito sanitario) existe un riesgo. Pero de ahí a la caza de brujas, acusaciones y generalizaciones, no estoy de acuerdo en absoluto. Qué decir que aparezcan matronas en ese informe… eso ya, es absurdo.
    Hay muchas cosas criticables, y si hay pruebas de que una doula ha incurrido en mala praxis, el afectado debe denunciarlo en comisaría, igual que debe denunciarse en comisaría la mala actuación de matronas, obstetras, etc….

    • Matronaonline says:

      Absolutamente de acuerdo. Se tiende a hacer mucha denuncia social en medios de comunicación, redes sociales, he llegado a leer relatos de mala praxis junto a un “estuve a punto hasta de denunciar al profesional que me atendió”… es que… debes hacerlo!!! Que no se nos olvide que quien nos trata mal, probablemente haya tratado mal a otras antes. Y si esas otras no han dicho ni mu, colaboran con que esa situación se siga repitiendo. Está en nuestra mano intentar que otras mujeres no pasen por las mismas malas experiencias. También está el “si es que una queja luego no vale de nada”. Desde luego si todos hacemos igual, somos cómplices de esa mala praxis. Siempre hay que reclamar por las vías pertinentes, a doulas, ginecólogos, matronas o quien sea. Si pertenecen al sector privado o al público, pagados con nuestros impuestos o con nuestras cuotas al seguro, todos han de ofrecer un servicio y una atención de la máxima calidad.

  16. Clara says:

    Muchas gracias por tu reflexión. Estoy embarazada de 33 semanas de mi primer bebé, encantada con la experiencia y encantada hasta el momento por la atención de mi matrona y de las residentes que hasta ahora me he cruzado por el camino. Como me interesa todo lo relacionado con la maternidad, me leí el famoso informe y hombre, la verdad es que generaliza mucho. Me pareces justa en tu forma de diseccionarlo y en tus reflexiones. No tengo experiencia con doulas pero he leído sobre ellas, no me parece mal que existan pero creo que necesitamos regularlo como país, sentarnos y hablar en lugar de ponernos en el “y tú más”. Si la función existe es porque hay una necesidad de ellas, pero siempre protegiendo a la mujer y, por supuesto, a todos los implicados, como los profesionales sanitarios que habéis trabajado muy duro hasta llegar donde estáis, y hasta a las mismas doulas, para que todos salgan ganando y todos tengan su lugar. Enhorabuena por el blog y sigue así de sensata. Besos!!!

    • Matronaonline says:

      Felicidades por tu embarazo, no te queda nada ya!! Muchas gracias por tus palabras, creo que el informe podría haberse reformulado mejor, siendo más concretos en lugar de generalizar tanto, no sólo se habría reducido el sensacionalismo innecesario, sino que habría quedado patente el objetivo común: el beneficio de la mujer. No creo que ningún profesional sanitario, ninguna doula que conozca y respete las competencias de la matrona ni ninguna mujer vean adecuado el intrusismo. Si es un delito tipificado es porque produce daños y quien lo defienda, sea lo que sea, no busca precisamente el beneficio de la mujer.
      Me da pena ver cómo desde ambos bandos se manipula la información del informe y se desprestigia al “contrario” (se me hace ridículo llamarlo así) para intentar convencer a las mujeres. En serio ese es el concepto de mujer consciente que tenemos? Miremos más a la mujer y menos nuestro ombligo…
      Mucha suerte en esta recta final!!!

  17. nosoyunadramamama says:

    plas, plas, plas!!! lo dejas bien clarito todo!!! coincido contigo en cada punto!!!! Y mira que soy de una profesión q está completamente llena de intrusos…pero no es lo mismo que en la tv o e un periódico haya un abogado que en cualquier profesión sanitaria!!!! Vamos, yo ya lo he dicho en mi blog mil veces, estoy absolutamente contenta con el trato de mis matronas. Las que asistieron mi último parto me dijeron q, con la dilatación que tenía y lo rápido q iba, podía dar a luz sin epidural. Yo la pedí, porque ya sabía loq era parir sin epidural y no quería repetir, y se me puso. Y cdo la placenta no salía, se llamó a la ginecóloga q estaba de guardia. Y todo salió perfecto! Alguien que no tiene determinada formación, no debe meterse en determinadas cuestiones…

    • Matronaonline says:

      Gracias Carmen! Sí, creo que tú sufres incluso más intrusismo en tu profesión que nosotras. Desde luego en temas sanitarios lo que está en juego es muy importante. Me está pareciendo increíble que haya gente que utilice este informe (que sí,tiene fallos) para manipular a las mujeres y tacharnos a las matronas de lo peor. Ya lo dije en otro post, si quieres ser respetada, respeta. No puede ser que a alguien le moleste cómo se generaliza con este informe y responda… generalizando! Pero claro,cuando hay intereses económicos de por medio es fácil perder la objetividad y llevarlo todo a tú terreno.
      También estoy echando en falta que importantes asociaciones relacionadas con la maternidad y el parto se unan a la denuncia contra el intrusismo, me entristece descubrir la cantidad de gente que mira más por sus propios intereses económicos que por el bienestar de las mujeres. Esto debería de ser una lucha común de todos,contra la mala praxis y contra el intrusismo. Yo desde luego si fuese doula lucharía contra quienes ennegrecen mi profesión (si realmente lo que me importara fuera la mujer y no el dinerito…)

  18. Irene says:

    He leído el tema entero y la mayoría de los comentarios. Chapeau… poco más puedo decir. Es lo más sensato que he leído/escuchado esta última semana.
    He de decir que soy fisioterapeuta y licenciada en medicina (acabo de hacer el MIR, así que me cuesta aún decir que soy médica, pero me incorporaré en menos de 3 meses a un hospital, si Dios quiere… jaja )
    En temas de fisioterapia, lo del intrusismo es algo que está al orden del día por desgracia desde hace muchos años (y no se hace NADA)
    Sin embargo, con esto quiero comentarte que incluso a estos niveles de personal sanitario se dicen cosas de oídas que muestran el recelo que existe a algunas cosas… Como estudiante de fisioterapia viví en un ambiente donde “todo lo que hacían los médicos estaba mal” Y te lo llegas a creer, ¿eh? Y es cierto que hay muchas cosas que podrían hacerse mejor y es cierto que “falta mucha fisioterapia” en el sistema sanitario público. Pero después de estudiar medicina… me di cuenta de que esas cosas que nos hacían creer que estaban mal, realmente no lo estaban ( o no lo estaban “tanto”) . Sólo que con esa formación no era capaz de entender otros aspectos que rodeaban a esa supuesta mala praxis.
    Coincido plenamente contigo en los aspectos que has señalado del informe. De los temas colaterales que se han ido hablando (secta, placenta, etc…) me importa poco lo que se diga. Simplemente es algo que vende en los medios de comunicación y punto.

    En cuanto a comentarios anteriores con respeto al tema de la autonomía del paciente, creo que lo has expresado de forma adecuada. Y sobre todo quiero resaltar una cosa que siempre resalto cuando sale un tema de estos: no es sólo una mujer. Ahí hay dos personas de ahí que la obstetricia tenga ciertas peculiaridades que hacen que no siga exactamente “las mismas normas” que en otros casos (de igual modo que si se trata de menores o incapaces. Aunque en estos casos, hasta donde sé, hay que recurrir a un juez y no creo que sea frecuente en obstetricia)

    Por supuesto que hay profesionales que son para echarlos a comer aparte. Pero también considero que no son la norma. Creo que infundir miedo no hace otra cosa que generar conductas “a la defensiva” innecesarias por parte de pacientes y profesionales.

    Un abrazo, y enhorabuena por esta entrada.

    • Matronaonline says:

      Hola Irene, muchísimas gracias por tu comentario. Sabes en lo que pensaba según te leía? me ocurre una cosa que viendo tu trayectoria, seguro que también te ha ocurrido a ti: cuanto más aprendes, más descubres tus carencias de conocimientos. Esto es algo muy positivo, porque es todo un motor motivacional (yo me creía muy preparada en materia sexual como matrona y cuando estudié sexología… se me descolocaron todos los esquemas!! ahora me ocurre con temas de psicología mientras hago el grado). Pero también tiene un lado negativo muy peligroso, que es que cuanto menos sabes, más te crees que ya lo sabes todo. Quienes no son conscientes de esto son quienes acaban cruzando esa línea del intrusismo. He llegado a leer en un grupo de doulas de Facebook a una doula recomendando a una embarazada que se negara a que le realizaran una cesárea porque el niño “venía grande”, así, sin conocimientos médicos, sin saber nada del historial de esa mujer y su bebé. La ignorancia es muy osada.
      La pena es que en lugar de promover nuestras competencias y denunciar con nombres y apellidos a las doulas que cometen intrusismo, han orientado el informe de una manera muy sensacionalista que ha terminado con debates del tipo “sectarias o no”, “matronas o doulas”, etcétera, en los que frecuentemente leo que la figura de la doula se justifica por una falta de tiempo de las matronas o una carencia de matronas en el servicio público de salud, con lo que confirman que cubren esa labor de las matronas que no se está realizando como se debería (para cuándo las mujeres reclamarán más matronas??). Esto puede dar lugar a ese concepto erróneo de que la doula tenga competencias en la parcela de la matrona, además, algunas dicen que no sólo acompañan, sino que informan. Informan de qué? realmente sabe la mujer que esa información tiene la misma fiabilidad que la que le dé cualquier otra persona? porque puede parecer que están capacitadas para informar sobre temas de salud y… vuelvo a donde había empezado. Si con 7 años de formación eres consciente de que necesitas actualización continua para ofrecer la mejor información posible, no se puede hacer creer a una mujer que esa misma calidad informativa la va a obtener de alguien que ha realizado un curso de 6 fines de semana. Acompañamiento, sí, cobrado o sin cobrar, lo que ambas decidan, pero dejemos la información sanitaria a los profesionales sanitarios.
      Que te toca una matrona borde, que no te explica nada, que incluso te trata mal? Primero, denuncia, por ética, por evitar que a otra le hagan lo que a ti. Después, buscar otra matrona, si es necesario, privada, que va a cobrar lo mismo o menos que una doula!!

      Muchísima suerte con la residencia, es muy dura, pero muy, muy gratificante :)

  19. Irene says:

    Gracias por responder. Pienso exactamente igual que tú y no sería capaz de expresarlo mejor.
    Estoy completamente de acuerdo en lo de los conocimientos. Cuanto más aprendo, más ignorante me siento, porque más me doy cuenta de lo que me queda por aprender. Y creo que ese es uno de los puntos en los que algunas doulas pueden cometer graves errores.

    Te comento, porque quizás te resulte gracioso (no pensaba ponerlo en el anterior comentario, pero creo que merece la pena que lo sepas). He llegado a tu blog “antiguo” hoy, mientras intentaba buscar bibliografía o estudios que hubieran valorado si existía riesgo por realizar un pinzamiento precoz del cordón umbilical. (De los beneficios del pinzamiento tardío ya había buscado algo a raíz de unas prácticas en neonatología) Estaba intentando documentarme más sobre el tema porque una amiga me pidió si podía usar su blog para hablar de la donación de SCU. Es una historia un poco larga, pero todo empezó a raíz de un comentario de una doula en su blog.

    La cuestión, es que desgraciadamente hace unos meses di a parar con una entrada en una página o blog de una doula hablando sobre el tema, usando cierto tono de “coacción” para que no se donase SCU. He leído tus entradas que me parecen completísimas y opino exactamente igual. Es algo que cada familia debe meditar conociendo los beneficios/riesgos de una cosa y valorando la utilidad/no utilidad de otra. Pero con conocimiento real. Entre las palabras que escribía decía la frase siguiente: “Lo que es seguro es que al 100% el bebé necesita la sangre del cordón para él y es bastante improbable que otra persona la necesite”
    No pude menos que responder diciendo que se notaba que no había pasado ni una sola mañana en una planta de hematología o de oncohematología pediátrica. Dio a entender claramente que era inútil la donación. Ahí me di cuenta de lo “influyente” que puede ser la información. Y como cierta información sí que la puede dar tu vecino de al lado, el fontanero que viene a arreglarte el grifo, una matrona, una ginecóloga o una doula… y cierta información con toda probabilidad le pertenezca al profesional sanitario oportuno. Era una desinformación absoluta sobre un tema que sobrepasa la obstetricia y ginecología y se mete en el campo de la utilidad de la SCU. Es desinformación en el campo de la hematología, inmunología, pediatría… En fin, reconozco que me marcó un poco y que no he generalizado en ningún momento ni lo voy a hacer porque mi contacto directo con cualquier doula ha sido cero. Y todo lo que he conocido ha sido por blogs, facebook, etc.
    Cualquier persona que lea eso, probablemente no se plantee los conocimientos de la persona que le informa.

    Muchas gracias por tu respuesta. Y gracias por el deseo de suerte.. jaja por una parte estoy disfrutando del descanso, que ya tocaba… y por otra tengo ciertas ganillas de empezar.

    Te sigo =)

    • Matronaonline says:

      Oooye!! Hice hace 3 años una revisión bibliográfica en PubMed sobre el pinzamiento del cordón, lo tengo en un power point que hice para una sesión clínica, si lo quieres escríbeme a info@matronaonline.net y te lo envío.

      Me parece bien que una doula hable de eso en un blog, como si lo habla una mamá cualquiera que ha decidido donar o no y explica por qué lo hace. El problema es que las mujeres leerán a esa mamá cómo cuenta una opinión subjetiva y a la doula como algo científico y objetivo. Mientras las mujeres sean al 100% conscientes de que la doula no es la persona de referencia para esas informaciones (sino que aportan una opinión personal), no hay problema. Lo que pasa es que… muchas sí creen que son un referente.

      Saludos!!

  20. Paula says:

    Hola! Me gustaría tener el cuenta tu opinión para un trabajo que estoy haciendo (es para la Universidad). Si te pones en contacto conmigo te cuento con más detalle.

    Por cierto, muy interesante tu blog.

    Saludos :)

No te vayas sin comentar :)