El preservativo masculino

Los preservativos masculinos y femeninos son los únicos métodos anticonceptivos que protegen frente a las infecciones de transmisión genital.

El preservativo masculino es una funda, generalmente de látex, que se coloca sobre el pene en erección justo antes de la penetración. Los venden con y sin lubricante y con y sin espermicida. Para alérgicos al látex, hay preservativos de otros materiales, algo más caros y menos finos que los de látex.

preservativos_1302959-240

En el extremo tiene un pequeño reservorio cuya función es albergar el semen tras la eyaculación. Es importante, al colocarlo, dejar este espacio vacio, de lo contrario, podría romperse en la eyaculación (se coloca el preservativo enrollado en la punta del pene, se pellizca con las yemas de los dedos la punta con una mano, se desenrolla con la otra hasta la base del pene y se suelta la punta del preservativo).

uso-del-preservativo-masculino-002

Al retirar el pene de la vagina, siempre hay que sujetar el preservativo por su base para evitar que se deslice.

Es también un método de barrera, pero los preservativos, a diferencia del diafragma, son de un sólo uso. Hay que colocarlo siempre antes de la penetración y retirarlo nada más eyacular, pues cuando baja un poco la erección, se corre el riesgo de que se salga.

La-Historia-de-El-condón-o-preservativo

Noy hay que descuidar su conservación, siempre debe conservarse en el envoltorio en un medio seco y a temperantura ambiente, de lo contrario, podría deteriorarse y romperse. No es un buen sitio para guardarlo la cartera, el bolsillo del pantalón o la guantera del coche. Es importante vigilar que no se usan después de la fecha de caducidad y la forma de abrir el envoltorio, nunca con los dientes o tijeras, porque podríamos romperlo. Algunas personas prefieren usar 2 preservativos a la vez, uno sobre otro, para aumentar su eficacia. Esto es un grave error, pues la fricción que se produce entre el látex de ambos potencia al máximo el riesgo de que se rompan.

Si se rompe, hay que sacar con los dedos de la vagina los restos que hubieran podido quedar del preservativo.

preservativos

Tiene una eficacia de un 86-97%

 

ventajas

- es la única forma de protegerse de las infecciones de transmisión genital al practicar sexo oral a un hombre.

- no requiere ningún tipo de control médico.

- su uso es relativamente sencillo.

- son los más fáciles de conseguir, los venden en todas las farmacias, supermercados, gasolineras y máquinas de distintos establecimientos.

- existen preservativos con sustancias retardantes de la eyaculación, que pueden ayudar en problemas de eyaculación precoz.

- es compatible con la lactancia.

 

inconvenientes

- pese a ser el método anticonceptivo que más infecciones de transmisión sexual evita, no protege al 100% del VPH del que hablamos en la prevención del cáncer de cuello de útero, pues recordemos que las lesiones pueden extenderse más allá del pene (testículos, ingles…) y al contacto con estas zonas puede haber riesgo de contagio.

- el mal uso dispara el riesgo de embarazo. Es raro que un preservativo se rompa, pero cuando lo hace, la sequedad vaginal siempre suele estar presente. Si esto ocurre, se deben usar lubricantes, siempre que sean de base acuosa.

- su colocación puede interrumpir el juego preliminar.

- si durante el coito disminuye la erección antes de eyacular, el preservativo puede salirse.

- algunas personas afirman que el preservativo disminuye la sensación durante el coito. Para ello se han creado preservativos cada vez más finos y con superficie rugosa.

 

Tus dudas resueltas, en matronaonline.