El plan de parto (parte 1)

El plan de parto es un documento redactado por la mujer en el que expresa sus preferencias a la hora de ser atendida durante el parto. El nombre puede llevar a equivocaciones, en ningún momento se puede pretender planificar un parto, puesto que es algo espontáneo y fisiológico, no se puede planificar “quiero un parto en la semana 39, rápido, sin dolor y sin complicaciones”. El plan de parto se centra en las preferencias en la atención sanitaria.

Mucha gente se asombra de que exista la opción del plan de parto, pero sin embargo vemos con total normalidad que a alguien con una lesión de rodilla el traumatólogo, tras explicarle cada una de las opciones, le pregunte si prefiere operarse o seguir un tratamiento de rehabilitación, por ejemplo, ¿no? Pues durante el parto ocurre igual, muchos procedimientos puede (y debe) elegirlos la mujer. Esto está respaldado por la Ley 41/2002, de 14 de Noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. BOE 274 (15 de Noviembre de 2002), por si alguien quiere estudiarla más a fondo.

derechos-embarazada-e1369658126218

¿Por qué se ha desarrollado un plan de parto?

Cada hospital es un mundo, hay protocolos sumamente diferentes en unos y otros. Además de eso, cada matrona también tiene unas formas diferentes de trabajar. Por eso, aunque os hayáis informado de que el hospital en el que daréis a luz es muy famoso por respetar la fisiología de los partos e intervenir únicamente en los casos estrictamente necesarios… o el caso opuesto, que tiene un elevado índice de cesáreas porque intervienen en exceso, conviene darse cuenta de que no te atiende “un hospital”, sino una matrona en concreto (que actuará, evidentemente, en función de los protocolos).

1275772909724embarazodn

En el caso de la rodilla, la decisión es simple: “me opero o hago rehabilitación”. En un parto, sin embargo, se dan múltiples situaciones en las que hay que decidir. Por este motivo, me parece muy importante desarrollar un plan de parto, lo presentéis o no. Hay muchas plantillas para redactarlo, podéis coger una y empezar a marcar casillas, pero ese no es el objetivo. El objetivo es que os informéis de cada aspecto. Que leáis una pregunta con varias opciones y conozcáis el por qué de cada una, sus ventajas, sus inconvenientes, que ajustéis cada situación a vuestras preferencias personales, que os deis cuenta de que, en el paritorio, no sois una pieza más en una cadena de montaje, sois las protagonistas.

Como os he dicho, podéis realizar un plan de parto en casa y no presentarlo. Porque no queráis, porque ingreséis y no lo llevéis encima, por el motivo que sea. Esto no significa que no vayan a respetarse vuestras voluntades. Tiene el mismo valor la palabra escrita que la verbalizada. Es decir, vuestra negativa ante un enema, por poner un ejemplo, tiene el mismo peso si la entregáis por escrito al ingreso o si se lo decís a la matrona cuando os lo proponga. No vale más el plan de parto por el hecho de ir escrito.

650_1000_6829351053_c7b122feea_z

¿Cuál es entonces su ventaja? pues tiene 2, la primera es que os guiará a la hora de informaros sobre cada aspecto de la asistencia en el parto. Si os atiende una matrona a favor de los enemas rutinarios a todas las mujeres, os explicará más beneficios del enema que inconvenientes, no porque os engañe, sino porque ella lo ve así. El haber escrito en casa, tranquilamente, un plan de parto, os ayudará a tener vuestro propio criterio. Por supuesto pueden surgir dudas, y el embarazo es el mejor momento para despejarlas. La segunda ventaja es práctica. Entregas la hoja cuando llegas al paritorio y tu matrona planifica todas las actividades de manera personalizada. A ella le facilitas el trabajo y tú evitas tener que estar constantemente durante toda la dilatación “no, esto no lo quiero, no, esto lo quiero así”, sobre todo porque el parto no es un momento en el que debas tener la cabeza en preocupaciones como “cuando nazca, que no se me olvide decir que quiero que corten el cordón cuando deje de latir”. Preocupaciones fuera.

 

Tus dudas resueltas, en matronaonline

26 comments

  1. My Crazy Little Things says:

    La verdad es que había oido pocas veces hablar del plan de parto y me parece que es muy importante. Sobretodo saber pros y contras de los distintos procedimientos y tener claro que quieres que se haga en ese momento. Ya que por nervios no creo que justo cuando estas pariendo sea el momento de preguntar o ponerte a pensar. Deseando leer la segunda parte.

    • matronaonline says:

      Pues sí, tener que estar en esos momentos pensando en los pros y los contras no es la mejor manera de tener la mente despejada y estar centrada únicamente en el parto… Por eso es bueno, aunque no se presente una hoja escrita, hablarlo muy a fondo con la pareja, para que, en el momento que haya que decidir algo, la decisión esté tomada ya tiempo atrás.

  2. Mukali says:

    Yo tampoco había oído hablar del plan de parto, pero sin duda la mayor ventaja es la que tu señalas, el simple hecho de que te sientes a informarte de todos los aspectos a elegir llegado el momento y formar tu propio criterio. Está muy bien saber todo esto…pero yo me pregunto ¿en los hospitales públicos se paran a leer tu plan de parto?¿estan obligados?

    Gracias por informarnos.

    • matronaonline says:

      Por ley sí están obligados a leerlo y respetarlo, siempre y cuando tus peticiones no vayan en contra de tu bienestar y el de tu bebé. Legalmente sólo pueden “saltárselo” en esos casos. Da igual que el hospital sea público o privado, la ley afecta al paciente, no al centro sanitario.
      Sea en uno u otro, nunca está de más informarse de los protocolos con los que trabajan en el parto, para ver hasta qué punto se alejan de las decisiones que se hayan tomado y poder decidir mejor dónde ir a dar a luz porque se ajuste más a las preferencias personales.

  3. Mer says:

    Por lo que veo, vas a hacer una serie. ¡Me encanta! Porque hay muchos aspectos del plan de parto en los que sí tengo claro qué me gustaría, pero otros en los que tendré que investigar…

    ¿Cómo puedes informarte de los protocolos de cada hospital, para saber escoger uno que se acerque a lo que tú quieres?

    • matronaonline says:

      Sí! es que… hay tanto de que hablar de este tema!
      Pues mira, yo creo que la mejor forma de enterarte de cómo funciona el hospital es preguntarle a tu matrona cuando haga la preparación al parto, porque no sólo tiene la información “oficial” de cómo se trabaja, sino que ve a las mamás en el postparto y cuentan muchas cosas de su paso por el hospital muy interesantes de primera mano.
      Otra forma es ponerse en contacto con el hospital, en muchos hay acceso a sus protocolos. Otros parece que guardan un gran secreto… con alguno me he puesto en contacto para informarme de algunos detalles de cara a dar la preparación al parto de manera más exacta y… ¿se han puesto en contacto contigo? pues conmigo tampoco!

  4. sonia says:

    Que bien me viene este post, contigo aprendemos un monton! Estoy deseando leer la segunda parte… Me tocara por agosto dar a luz, e ire al mismo hospital que fui para mi niño, pero ahora ire mas informada, siendo primeriza aquella vez se te escapan tantas cosas… Menos mal que me trataron genial, y todo fue muy natural, aunque al final mecesite oxitocina, pero por.lo demas todo.genial.

    • matronaonline says:

      Me alegro mucho de que os sirva de ayuda! Tengo 3 partes sobre el plan de parto, pero da para muchas más… es muy importante estar bien informada para poder decidir lo mejor.
      En este embarazo ya vas a ser toda una experta!

  5. planeandoserpadres says:

    Yo tenía mi plan de parto completito y se lo entregué a la matrona en cuanto me ingresaron, pero al ser un parto inducido ya me dijo que de ahí no se podría respetar casi nada. Así es que me quedé sin bañera de dilatación, con control constante de la reactividad fetal, acabé pidiendo la epidural por los dolores de la oxitocina… vamos, nada que ver con lo que había planeado, pero aún así quedé muy contenta con el proceso y con el resultado.

    • matronaonline says:

      Claro, un parto inducido, por definición, siempre conlleva intervenciones. Pero cuando una va informada y comprende el por qué de cada cosa, la experiencia siempre es más satisfactoria ;)

  6. María (La cajita de música) says:

    Claro, yo creo que es muy interesante! En la cartilla del embarazo que me dieron cuando fui a la matrona por primera vez hay un apartado sobre el plan de parto. Aún me quedan muchas cosas por decidir (creo que todas) pero me parece muy útil tener la posibilidad de reflexionar todo en casa junto con mi pareja! Espero poder hablar de todos los puntos con mi matrón detenidamente en unos meses…

    • matronaonline says:

      Eso está fenomenal. Cada vez más cartillas incluyen un esquema para hacer un plan de parto. Eso ayuda a que en los hospitales se vayan habituando a individualizar cada caso y presten una atención personalizada.

  7. Elena says:

    Hola! Yo no llevé plan de parto ya que pensé, “lo que hagan, bien hecho está”. Pero….
    En una charla que nos había dado una matrona en el propio hospital unos meses antes, nos dieron un papel que había que llevar firmado para donar la sangre del cordón. Nosotros decidimos hacerlo y llevamos el papelito firmado. Pero cuando fuimos a dárselo a la matrona nos dijo, “luego me lo dais”. Se lo repetimos en varias ocasiones y sabéis qué? Qué hicieron el cambio de turno mientras estaba dilatando y la primera no se lo dijo a la nueva matrona, así que nos quedamos sin donar la sangre. Con el subidón del momento de tener a mi niña en brazos ni me acordé, y cuando me di cuenta ya era demasiado tarde, menudo enfado nos cogimos.

    • matronaonline says:

      Elena eso lo he visto tantas veces… :( es lo malo de los cambios de turno, se pierde mucha información comentada con la matrona a veces. Aunque el fallo fue no coger el consentimiento de la donación desde un principio, imagino que no había necesidad de esperar a nada. Una pena que pasara así.

  8. nosoyunadramamama says:

    En mi primer parto en 2010 no tenía un papel en la cartilla en el que explicase mi plan de parto… Sin embargo, con el segundo, en 2012 ya aparecía en mi cartilla de embarazo una hoja con varias cuestiones sobre lo que deseaba para mi parto… Y yo sólo quería dos cosas, nada de episiotomía y, por supuesto, epidural… Pero claro, si llegas al hospital de 8 cm (sin obviamente saber que estaba en ese punto de dilatación) pues lo lógico es que ya no llegues a tiempo de epidural…

    Como bien dices, cuenta más lo que tú pidas al personal sanitario que el papel (en mi caso no dio tiempo ni a mirarlo) y yo insistí mucho en que no me cortasen..y no hizo falta, aunque yo llevaba los deberes hechos de casa (masaje perineal desde dos meses antes de dar a luz). Al final, cada parto es un mundo y los médicos hacen lo que creen que es mejor.

  9. Pingback: matronaonline

No te vayas sin comentar :)