El enema en el parto

La entrada de hoy va de temas escatológicos… ¿Qué es y para qué sirve? el enema es un laxante que se administra por vía rectal. Se introduce el líquido por el recto, tumbada de lado en la cama. En pocos minutos hace efecto, limpiando el colon.

Se empezó a usar de forma rutinaria en el parto hace años por 2 motivos:
- se pensaba que los movimientos intestinales propiciaban las contracciones. En algunas mujeres es así, pero tras numerosos estudios, se ha descubierto que las diferencias en la duración del parto entre mujeres con enema y mujeres sin enema, no son significativas.
- se creía que, dada la proximidad del recto con la vagina, si se producía defecación en el parto, podía ocurrir una infección, tanto en el bebé como en la madre. Al igual que el punto anterior, tras diversos estudios, se ha visto que en ningún caso se aumenta el riesgo de infección.

1

Descartados estos principales motivos que imponían su uso rutinario, ¿qué utilidad tiene hoy en día un enema? Vamos a pensar un poco en anatomía, al otro lado de la pared vaginal está el recto. En el expulsivo (la salida del bebé), la cabecita va empujando a través de la pared vaginal el contenido del colon y los pujos facilitan de igual manera su vaciado. Esto quiere decir que la mayoría de las mujeres en el parto… se hacen caca. Puede sonar poco glamuroso… pero es que el parto no es glamuroso, es un proceso natural y, a veces, conlleva situaciones como esta. Ya hemos visto que esto no interfiere en absoluto, la higiene se mantiene en todo momento y el bebé no se manchará, porque la matrona estará pendiente y no lo permitirá. Para el personal sanitario no se produce en absoluto un momento embarazoso, puesto que es la costumbre del día a día y forma parte del proceso fisiológico de cada parto.

Claro que, el que el personal esté 100% acostumbrado, no exime de pudor a la mujer. Para ella puede suponer un mal trago pasar por esa situación delante no sólo de su pareja, sino de la matrona, la auxiliar y en ocasiones más personal. La verdad es que la mayoría mencionan “me estoy haciendo caca”, pero dada la situación, no le dan mayor importancia. Sin embargo sí hay algunas (en excepcionales ocasiones) que sienten tanto pudor, que luchan contra las ganas de empujar, sumidas en la vergüenza, lo cual al final es contraproducente para el parto.

142188

Con esto no quiero defender el uso de enemas, hay que valorar que pueden producir cierta irritación. Sólo quiero hacer ver los “entresijos” del parto, lo que no cuentan en revistas en las que todo es maravilloso e irreal. Lo natural, es aceptarlo. Ocurre así y toda la vida ha ocurrido así, conviene llegar al parto sabiéndolo, para que no pille por sorpresa y se pase un mal rato. Hay quien ha probado un parto con enema y está encantadísima y quien lo ha tenido sin enema, y opina lo mismo. Por eso, la OMS y el Ministerio de Sanidad recomiendan no usar enema de forma rutinaria en el parto, sino a demanda. Esto es, a quien lo desee.

feliznavidad

Hay casos especiales. Hay quien tiene excesivo pudor con estos temas, quiere evitar esa situación en el parto, pero también le es desagradable que una  persona desconocida le ponga un enema. En estos casos puede pedirse al ingreso un microenema para usarlo una misma, o incluso aplicarlo antes de acudir al hospital. No son tan efectivos como los enemas aplicados en el hospital.
Otra situación especial es el caso de que la mujer tenga tal grado de estreñimiento que se palpen, a través de las paredes vaginales, heces acumuladas en el recto que dificulten la bajada de la cabecita del bebé. En estos casos, que también son excepcionales, la matrona puede sugerir administrar un enema para solucionar el problema.

Cuando el parto va rápido, a veces no da tiempo a evacuar todo antes y no se obtiene el resultado que se esperaba del enema… En muchos hospitales ni si quiera preguntan si se desea enema, puesto que sanitariamente no es necesario. Ni ponerlo, ni no ponerlo, es la panacea. No es más que una decisión personal.

Tus dudas resueltas, en matronaonline

30 comments

  1. 1vin says:

    No se si por ser más cotidiano (la deposición); pero a mi en los pocos partos que tuve la ocasión de ver (como espectador) casi me impactó más la placenta que cualquier deposición de la madre! El enema pre-parto sin duda evita que más de una se sonroje en un momento tan señalado.

    • matronaonline says:

      Sí que impresiona muchísimo a algunas personas la placenta. Efectivamente una deposición es algo cotidiano para todos, pero no delante de tanta gente… Si se asume con naturalidad que forma parte de un proceso fisiológico como es el parto, el enema es innecesario. Si va a suponer un problema ese exceso de pudor, es algo útil. Queda a la elección de cada una ;)

  2. planeandoserpadres says:

    Yo ya conté en su momento que como no tengo vergüenza, iba más que dispuesta a hacerme caca en la sala de partos si era menester, Pero mi matrona me insistió en lo de ponerme el enema y la verdad ¡que me gustó y todo! Eso sí, me dejó bien limpita por dentro porque no volví a tener ganas de ir al baño hasta 4 días después.

  3. Futura Mamá says:

    Yo estaba ya concienciada en este aspecto porque he tocado tema sanitario en mi vida. Yo creo que optaría por el enema, básicamente porque soy bastante extreñida. Otra cosa será lo que ocurra en el parto en sí, claro está. Pero yo no tendría problemas para usarlo, aunque tampoco me daría pudor hacerme caca…

    Es como dices, un proceso natural. No tiene nada de vergonzoso.

    • matronaonline says:

      Lo que pasa es que se ha creado un proceso tan artificial en lo referente al parto… que no hay cacas que valgan! no “pegan” con ese momento idealizado de traer a tu hijo al mundo.
      Aunque, como casi todo… aquí lo que cuenta, es la decisión de cada mami ;)

      • Futura Mamá says:

        Jajaja, me encanta tu descripción. Es bueno que hables de estas cosas, a mí me está ayudando mucho para despreocuparme sobre temas que son tan naturales.

        Que sé que son naturales, pero oye… que la cabeza va por su propio libre albedrío en sus pensamientos.

        • matronaonline says:

          También es natural la regla y en los anuncios nos la venden como un fantástico líquido azul, que además huele a nubes… entiendo que no quieran usa sangre real (te imaginas?), pero… ni un líquido rojo tan siquiera???

  4. Amparo says:

    Hola, gracias de antemano por su respuesta. Soy muy estreñida y me gustaría saber si usar un micralax en las últimas semanas del embarazo es perjudicial Para el bebé, estoy ya de 39 semanas, y había pensado aplicarlo puesto que llevo unos días malísimos. Un saludo.

    • matronaonline says:

      Hola Amparo! es compatible con el embarazo, pero úsalo me manera puntual, si persiste el estreñimiento consulta otras formas de solucionarlo con tu matrona o ginecólogo.

  5. Irene says:

    Hola! Ante todo te felicito por el blog, lo acabo de descubrir y me parece súper interesante y muy, muy útil.
    Entiendo que en la postura “típica” para dar a luz, el hecho de hacerse caca no interfiere a la hora de provocar infecciones, porque el bebe está “por encima”. La cosa es que a mi, en principio, me gustaría dar a luz en una postura distinta, o de pie o a cuatro patas, pues he leído que favorece el nacimiento de bebé. Mi pregunta tonta es si, en ese caso, se recomendaría realizar el enema para que no “interfiera”… No sé si me explico…
    Además, estoy pensando que, aunque a mi me gustaría un parto lo más natural posible, sí es cierto que soy muy vergonzosa con estos temas (de hecho me cuesta ir al baño si no es en mi casa…). En este caso, ¿me recomendarías que me pusieran el enema para evitar que empuje “mal”?
    Muchas gracias por todo!

    • Matronaonline says:

      Hola Irene, bienvenida!!
      La postura típica que dices se llama litotomía y es la postura que más interfiere en el proceso fisiológico del expulsivo, así que te felicito por haber decidido dar a luz en una postura diferente.
      En ningún momento hay riesgo de infección alguno si salen heces durante el expulsivo, sea la postura que sea. El uso del enema es más por comodidad de la mujer que así lo prefiera, porque para algunas resulta más incómodo el ponérselo y sentir la urgencia de ir al baño inmediatamente después. Por eso no puedo recomendarte nada, ninguna opción es mejor que otra, cualquiera de las 2 es buena si es la que mejor se adapta a tí.
      De todas formas si deseas un parto lo más natural posible y eso incluye no ponerse epidural, vas a empujar sin la más mínima dificultad, no te quepa duda!

    • Matronaonline says:

      Hola Paula! pues depende, puede que ingreses ya de parto (con 3 centímetros) directamente en paritorio y te lo pongan allí. Si ingresas primero en planta (porque hayas roto la bolsa antes de ponerte de parto, vayan a inducírtelo o cualquier otra situación), generalmente se pone en la habitación y, cuando ha hecho efecto (unos 20 minutos como mucho), se pasa a la sala de dilatación. De todas formas cada hospital tiene sus formas de trabajar, lo mejor que puedes hacer es preguntar directamente en el que vayas a ir ;)

  6. Clara says:

    Hola! Me ha parecido muy útil el artículo, yo pienso pedirlo de cabeza. Desde luego despues de 3 semanas de entrenamiento con el Epi-no me doy cuenta que tener algo que te presiona y que intenta salir de entre tus piernas te da ganas de hacer caca y no acabo de estar cómoda con esta sensación. Yo prefiero concentrarme en los pujos sin ninguna otra preocupación y claro esta, de paso ahorrarle el mal rato a mi pareja, y a todo el personal sanitario jeje! (Sin mencionar el posible bautizo de mi bebita). Pero cada uno que decida libremente, la decisión es mas por mi misma yaque se que en los hospitales estan acostumbradísimos.

    • Matronaonline says:

      Desde luego si no usarlo va a hacerte sentir incómoda… pídelo!! a veces en un parto no todo es como planeábamos, pero desde luego esto está en la mano de cada una, es un recurso muy útil. Por el “bautizo” jeje no te preocupes, he asistido muchos partos con heces de por medio y jamás de los jamases han entrado en contacto con el bebé, ambos orificios están suficientemente alejados como para que eso ocurra.
      Por cierto, haces masaje perineal? porque si tienes intención de prevenir los desgarros es lo más efectivo que hay, realmente los únicos estudios que avalan el epi-no son los de su casa comercial, no hay ni un sólo estudio externo que avale sus resultados. Te dejo un enlace a la que, en mi opinión, es la mejor guía de masaje perineal. Al final tienes un link con un listado de todos los estudios que lo avalan (in english, eso sí): http://www.federacion-matronas.org/documentos/profesionales/i/16942/124/el-masaje-perineal
      Mucha suerte en tu parto!!! :)

  7. eve says:

    Hola estoy de 37+3 de embarazo y he pensado que cuando me ponga de parto ponerme el enema en casa antes de ir al hospital. Me lo aconsejas? Si es así q tipo de enema meaconsejas comprar?

    • Matronaonline says:

      Hola Eve! no te aconsejo ponerlo antes de ir al hospital, si deseas el enema, debería ponerse cuando ya estés de parto (con 3 centímetros). En casa no vas a saber si estás aún o no de parto, muchas veces se comienza con contracciones, se acude a urgencias y… el parto aún no ha comenzado. El inconveniente de ponerlo antes de tiempo es que en cualquier momento esas contracciones pueden cesar, tú en casa vas a seguir comiendo y de cara al parto, probablemente haya de nuevo heces en el recto que podrán salir cuando empujes (e imagino que es lo que deseas evitar). La idea de ponerse varios enemas (por si te pones uno, no estás de parto, te mandan para casa, ceden las contracciones y al día siguiente se reinician… y te pones otro) no es lo más recomendable, porque puedes exponerte a perder demasiado líquido.
      Los enemas que se utilizan en los partos tienen 250ml, si nunca te has puesto uno tal vez te sea complicado (en el hospital lo pone una auxiliar de enfermería). Estos chiquitines que anuncian en la tele para casos de estreñimiento no sólo no son eficaces de cara al parto, sino que pueden hacer que se reblandezcan tus heces y vayan saliendo con frecuencia a lo largo de todo el parto. Con los de 250ml no ocurre, lo pones y te entran ganas muy rápido de ir al baño. En una media hora ya tienes todo el intestino grueso limpio.
      Espero haberte sido de ayuda!

    • Matronaonline says:

      Hola! Pues hay de todo Ladyespejo… algunas mujeres dicen que es verdaderamente incómodo porque produce retortijones y otras que se quedan muy a gustito tras ponérselo! Piensa en su funcionamiento, realmente incrementa mucho la movilidad intestinal para echar fuera todo su contenido (es decir, produce retortijones), pero no todas las mujeres los describen como dolorosos.

  8. María Eugenia says:

    Hola! El martes van a inducir mi parto, puesto que estoy de 41 semanas y aún no he tenido dilatación. En ese caso, en el que el parto es programado, es factible hacerse el enema en casa unas horas antes de acudir al hospital a la hora estipulada? Yo sufro de colon irritable y las heces muchas veces pueden palparse desde afuera porque evacuó muy de a poco y espaciado en el día. Muchas gracias.

    • Matronaonline says:

      Hola María Eugenia, ya serás mamá! el enema hace efecto se ponga donde se ponga, sea en casa o en el hospital, pero hay que tener en cuenta 2 cosas: la primera es que un microenema tipo micralax no sirve de nada de cara al parto, hay que usar un enema más voluminoso si se desea dejar totalmente limpio el colon. La segunda es que una inducción es muy larga, si usan prostaglandinas antes de la oxitocina, pueden pasar más de 24 horas desde que ingreses hasta que des a luz. Durante ese tiempo ingieres alimentos, ese contenido pasa al intestino, así que si pones el enema antes, para esos alimentos no sirve. Suele ofrecerse el enema a la hora de pasar a paritorio (antes de eso, puedes estar en planta muchas horas con prostaglandinas para que el cuello de tu útero se ablande).

  9. Blanche says:

    Recomiendo totalmente su uso. Yo antes del parto llevaba varios días sin ir al baño y me encontraba muy hinchada e incómoda. Pedí el enema y al cabo de 15 minutos me encontraba ligera y relajada. Si a las contracciones le sumas la hinchazón y la incomodidad de no ir al baño creo que se sufre mucho más. Para mi fue una liberación y afronte el parto mucho más relajada.

  10. Yeyi says:

    Hola yo quisiera saber si me puedo colocar un enema tengo 32 semanas y hace 2 semanas q no puedo ir al baño por el estreñimiento me siento muy mal y e probado tdo lo natural para poder ir al baño xfavor ayudenme

    • Matronaonline says:

      Hola Yeyi! el estreñimiento al final del embarazo a veces es terrible… el enema requiere prescripción médica, consúltale a tu ginecólogo o médico de cabecera si ya has agotado todas las opciones naturales. Ten en cuenta que deberás mantener igualmente el consumo de fibra, la suficiente ingesta de agua y el ejercicio físico, porque un enema sirve para ir al baño una vez, no previene ni resuelve el estreñimiento…

No te vayas sin comentar :)