¿Dónde dar a luz? Inducción por gestación prolongada

Un embarazo a término es aquel que finaliza entre las semanas 37 y 42. Cuando un bebé nace antes de la semana 37, se considera pretérmino o prematuro. Cuando nace tras la 42, postérmino o postmaduro.

 Si nace antes de tiempo, es aún inmaduro (más, cuanto más se adelante) y a veces por ello requiere cuidados especiales tras el parto. El principal inconveniente si son muy prematuros es su inmadurez pulmonar. Cuando se pasa de las 42 semanas, el principal inconveniente es el envejecimiento de la placenta, que puede volverse insuficiente para cubrir las necesidades del feto.

preterm-birth

Por esto, se evita que una mujer de a luz antes de la semana 37 y se inducen (provocan) los partos para que no sobrepasen la semana 42. Un parto inducido no es tan “efectivo” como uno espontáneo. Son partos más largos, más dolorosos, con más riesgos (por conllevar medicación que tiene efectos secundarios, como toda medicación) y con más probabilidad de acabar en cesárea que un parto espontáneo.

Las inducciones pueden programarse porque haya un problema de salud que requiera finalizar la gestación, como una preeclampsia, una diabetes gestacional que no se puede controlar, una ecografía doppler que demuestre un flujo sanguíneo placentario insuficiente, una bolsa rota sin que se inicie el parto espontáneamente tras determinadas horas… o por un embarazo cronológicamente prolongado, que no es más que un embarazo que va camino de pasar ese intervalo de “embarazo a término”.

eco_doppler_tercer_trim

Lo curioso es que aunque la OMS y el Ministerio de Sanidad definen el embarazo a término como aquel entre las 37 y 42 semanas, algunos centros deciden inducir el día 41+6, otros el 41, otros el 38+6… ¿a qué se debe esta arbitrariedad? no tengo ni idea, pero si os dais cuenta, entre un hospital que induce en la semana 38 y otro que induce en la 41+6 hay casi un mes de diferencia. ¿A cuántas mujeres se les priva de tener un parto espontáneo en esas 4 semanas? alguna de ellas puede que llegue a las 42, pero casi la totalidad de ellas, por pura estadística, se pondrían de parto solas sin necesidad de medicación en ese tiempo.

Por pura estadística también, un hospital que induzca antes que otro, probablemente tenga también mayor tasa de cesáreas. En esta última etapa del embarazo, la placenta permite el paso al niño de un montón de anticuerpos, valiosísimos sobre todo en los 6 primeros meses que su sistema inmune es aún muy inmaduro. Esto, sumado a los riesgos de una inducción, hace que lo recomendable sea, si no se inicia antes el parto de manera espontánea y no hay motivo médico para finalizar el embarazo, esperar al final del periodo de embarazo a término antes de provocar el parto.

happy-pregnant-woman

El hospital que respeta estos tiempos permite que se desencadenen los partos de manera espontánea, siendo así más rápidos, más respetuosos con la fisiología, menos dolorosos y con menos complicaciones. Si se elige un hospital cuyo protocolo de inducción por gestación prolongada es respetuoso con estos plazos, las inducciones “antes de tiempo” se limitan a los casos estrictamente necesarios, por lo que la asistencia es mucho más personalizada. Si ocurre algún imprevisto, van a inducirlo igual en un hospital u otro, pero si todo está bien, mucho mejor dejar que la naturaleza siga su curso, más beneficios para la mamá y el bebé.

Tus dudas resueltas, en matronaonline

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE:

 

 

 

 

 

 

 

30 comments

  1. Mer says:

    ¿Y las futuras mamás podemos contribuir en algo a que el bebé se anime a salir antes de que llegue la temida semana 42? Me han dicho que la pelota suiza puede ayudar a que el niño se vaya colocando. ¿Qué consejos me das sobre esto? ¡No me apetece nada el famoso gotero de oxitocina!

    • admin says:

      Aaaay la eterna pregunta… pues hay muchas teorías, la actividad física (caminar, nadar, pelota) pueden ayudar mucho a que el bebé se encaje. A nivel emocional es importante estar bien preparada. El estrés, el miedo, todo lo que ocupe en exceso la mente, es enemigo tanto del inicio del parto como de su desarrollo. Hay quien usa naturopatía y quien no cree en ella, experiencias miles!

  2. María (La cajita de música) says:

    A mí no me gustaría nada que me indujesen el parto! Me has dejado un poco alucinada con eso de que en la semana 38 en algunos hospitales lo hacen… Yo pensaba que siempre era a partir de la 41. ¿Se supone que esta información también la tienen que facilitar? Desde luego es otro dato a tener en cuenta para elegir hospital…

    • admin says:

      Sí, yo creo que si llamas a un hospital y no saben decírtelo, pides que te pasen con paritorio y cualquiera va a saber decírtelo. Como ves, el tener o no tener habitación individual, que el hospital esté cerca de casa o no… al final son los factores más irrelevantes para elegir hospital ;)

  3. Claudia de Tremenda Aventura Ser Madre says:

    ¿Y a esta información puede acceder cualquiera poniendose en contacto con el hospital? Es que últimamente en los hospitales que he visitado han estado un poquito bordes…
    Siento que hay mucha desinformación al respecto y estos datos son muy importantes a la hora de decidir entre un hospital u otro.

    • admin says:

      No sé exactamente dónde darán esta información, intentaría informarme en el médico de cabecera, matrona, ginecólogo (quien siga el embarazo), llamar directamente al hospital y pedir que pasen con el paritorio y si no, cuando una va a monitores, al final del embarazo ya…

  4. El rincón de Mixka says:

    Yo tengo la experiencia anterior muy grabada… Semana 39, fisura en la bolsa. Parto totalmente inducido. Oxitocina, prostaglandina, contracciones que de repente se paran. Contracciones muy seguidas y muy potentes… Vamos, 24 horas de infierno. Postrada en la cama, sin beber agua, sin poder moverme.

    Este que venga cuando quiera. ¡A las 37 o a la 42, pero que sea espontáneo y rapidito! Aunque con el tema de la DG… Ya me han dicho que como no me ponga de parto y el niño siga creciendo… ¡Inducción al canto!

    • admin says:

      Sí, tanto la fisura como la diabetes pueden acabar en inducción. No tiene nada que ver un parto espontáneo con uno inducido, así que crucemos los dedos por que tus glucemias no hagan de las suyas!

  5. planeandoserpadres says:

    Yo soy del grupo de las de parto inducido en la semana 41+6 pero sin necesidad de cesárea. La bichilla se resistía a venir y me lo puso difícil con las contracciones tan dolorosas de la oxitocina. Y claro, como yo ni siquiera había tenido una contracción dolorosa previa al ingreso ¡el cambio en cuestión de minutos fue brutal! Pues aún así, lo recuerdo todo como bastante soportable (y eso que la epidural no me hizo efecto hasta que estuve dilatada de 9 centímetros) con lo cual un parto natural debe ser fácil, fácil.

    • admin says:

      Vaya, aguantar una dilatación de una inducción no es tarea fácil, aunque el umbral del dolor es algo muy personal, pero desde luego la oxitocina sintética es muy cañera. Si en tu hospital inducen en la 41+6, muchas mamás se pondrán de parto de manera espontánea esos últimos días, que es com debería ser ;)

  6. BuggyMama says:

    Comentas en el post, que se debe inducir el parto tras unas horas después de romperse la bolsa y si no se desencadena de manera natural. ¿Podrías ampliar la información al respecto? Es decir, ¿cuántas horas se puede esperar antes de iniciar la inducción?¿Hay alguna alternativa posible?

    Un post estupendo!

    Un beso!

    • admin says:

      Muchas gracias! pues no entré en muchos detalles porque hay mucha diferencia entre un hospital u otro. Los protocolos casi siempre recomiendan comenzar la inducción del parto a las 24 horas de la rotura prematura de membranas si no se ha iniciado espontáneamente. Sin embargo en algunos países europeos se permite la evolución hasta 72 horas. Aquí casi siempre es a las 24, pero no sólo depende del hospital (siempre hablo ante la ausencia de complicaciones que requieran adelantar la inducción), sino también de quien asista, de la hora que sea (lo habitual es que no se comience una inducción a las 3 de la mañana, por ejemplo).

  7. tuspatucosymistacones says:

    Leyendo el post me ha venido a la cabeza un tema del que se habló en un foro. En el hospital en el que quiero dar a luz, si estás de parto (inducido o no) y desde que ingresas no rompes aguas en las siguientes 12 horas, te las rompen ellos. He oído de todo, que es bueno para agilizar el parto, que es antinatural… ¿Tu qué opinas?

    • admin says:

      Para romper la bolsa hay que valorar cada parto de manera individualizada. Los protocolos unifican las prácticas y facilitan el trabajo, pero se despersonaliza la asistencia. Un parto inducido conlleva rotura de bolsa. Si el parto no se inicia espontáneamente, hay que hacer intervenciones para que avance, entre ellas la amniorrexis (rotura de membranas). Cuando no es inducido, hay que valorar, si el parto está progresando, aunque lento, y todo va bien, no hay ningún motivo para romper la bolsa. Si deja de progresar lo ideal sería probar antes otras opciones y, si no funcionan, romper la bolsa. Si algo va mal en un parto espontáneo y quieren acelerar la dilatación para finalizarlo cuanto antes, también puede que decidan hacer una amniorrexis.
      De todas formas por estas cosas es tan importante saber cuándo ir al hospital cuando se está de parto, porque ir antes de tiempo pone en marcha ese reloj de los protocolos que juega en contra de la fisiología de los partos y puede hacer que se requieran más intervenciones que se se acude en el momento óptimo:
      http://matronaonline.net/estoy-de-parto-cuando-voy-al-hospital/

  8. Marta says:

    Interesante, había cosas que desconocía. Yo estoy contenta con el hospital al que fuí en ambas ocasiones, la primera vez, la matrona fue una compañera de promoción de mi marido la que estuvo en todo momento conmigo, y la que me aconsejó en cada momento. Y con la petite, apenas dio tiempo a nada.

  9. newlymami says:

    A tu pregunta¿A cuántas mujeres se les priva de tener un parto espontáneo en esas 4 semanas? yo fui una de ellas me indujeron sin haber ningún riesgo obstétrico pero yo creo que si hubieran esperado el piratilla hubiera salido por su propio medio natural. Esperemos que con el segundo parto las cosas sean diferentes. Un abrazo!!

    • Matronaonline says:

      Jolin, ya lo siento… si un embarazo a término es de la semana 37 a la 42, no sé por qué una mujer depende de los protocolos de un hospital u otro, si realmente lo mejor fuera inducir en la semana 40, no habría hospitales que inducen en la 41+6 permitiendo que el bebé tenga mayores oportunidades de llegar cuando quiera…

  10. Eugenia Olechnowicz says:

    Hola…Te saludo desde México. Soy doula y educadora perinatal. Algún médico me dijo hace tiempo que acostumbra inducir (Hamilton u otra forma) a partir de la semana 40 porque según él, aumenta la probabilidad de que la placenta ya no funcione como debiera y la posibilidad de complicaciones…Otro me dijo que esto sucede a partir de la semana 41…. ¿Qué opinas al respecto? Yo siempre he sido de la idea que mientras que todo se vea bien, ¿para qué correr?…. Y felicidades por este blog que está estupendo!

    • Matronaonline says:

      Hola Eugenia! mucas gracias!
      Opino que… “según él” no me vale como evicencia científica! las intervenciones deben ir guiadas y basadas por estudios científicos de calidad, no por opiniones subjetivas.
      Desde luego no suele ser igual una placenta en la semana 42 que en la 37 (y el embarazo es a término de la 37 a la 42). A partir de la 42 (y esto no sale de mi opinion, sino que es lo que dice la OMS) se puede considerar que la placenta comienza a tener cierto grado de insuficiencia, por lo que es más ventajosa la inducción que continuar con la gestación.
      Ahora bien… ¿son todas las placentas iguales? no. A algunas mujeres en la ecografía del tercer trimestre (más o menos sobre la semana 32) se les detecta una placenta más “envejecida”, por llamarla de alguna forma. Deberán hacerle más controles ecográficos para ir valorando cuándo será necesario finalizar la gestación, pues puede que su placenta en la semana 38 ya no funcione correctamente. Sin embargo hay también mujeres con placentas de 41 semanas en mucho mejor estado que otras de 39. No se puede generalizar, las ecografías están para individualizar la atención.
      Siempre comparo esto con los coches. La placenta sería el motor que los hace funcionar. Evidentemente no será igual un motor de 15 años que uno de 2, pero si al coche le hacemos las revisiones pertinentes, puede que el motor cumpla muchos años en perfecto estado. Pero… siempre será mejor hacer las revisiones rutinarias e ir valorando coche por coche, que decir “a los 8 años usted tiene que cambiar de coche” sin ni si quiera mirar el motor! ;)

      • Eugenia Olechnowicz says:

        Muy buena la analogía con respecto a los motores de los coches. Me queda claro que no se puede generalizar.. Es difícil tratar con médicos que son pro parto mecanizado e inclusive cesáreas; México es uno de los países con más altas cifras de cesáreas y más bajas en lactancia….Las inducciones por cualquier motivo son muy frecuentes. Me gusta mucho más trabajaar con médicos (pocos aquí) que son pro parto natural y humanizado. Gracias por la respuesta y muchas felicidades por tu blog.

  11. Ana says:

    Pues yo tuve que hacer un ejercicio de resistencia ante un montón de ginecólogos (con ayuda de la matrona del centro de salud y la del hospital, que después de los monitores se venía con nosotros a la consulta) para que no me indujeran en la 41+3. Al final conseguí retrasar la inducción a la 42 (ya ves tú, tanta lucha por cuatro días), oyéndome cosas como que “yo sabría lo que quería” y comentarios muy desagradables, y en la 41+5 nació mi hija con un parto espontáneo y todo fue perfecto. Pesó 3,720 y no tenía ningún signo de posmadurez. Lo único que reprocho al parto es que cuando me llevaron de la habitación (ingresé por la mañana con la bolsa fisurada y estaba de parto “claro” unas 12 horas después, con 6cm de dilatación) al paritorio la ginecóloga me desconcentró contándome no sé qué, perdí el control del dolor y acabé pidiendo la epidural… Y nadie me ayudó a intentar resistir (sabiendo que era lo que quería). Supongo que si las matronas tienen que atender varios partos a la vez, no pueden ayudarte igual. Ahora estoy de 33 semanas y espero no tener que regresar a las barricadas… ¡Que nazca antes de la 41, por favor!
    Yo tampoco entiendo por qué te dicen que el parto normal sobreviene entre la semana 38 y la 42 y luego se enfadan si no quieres inducción antes de esa semana. Y más sabiendo que en las ecografías siempre pone la edad fetal “+- 1 semana”, o sea, que la ciencia del cálculo de las semanas no es, ni mucho menos, precisa. Si todo está bien, ¿por qué tantas prisas?

    • Matronaonline says:

      Me da vergüenza ajena leer que pasaras por aquello… te dicen que tu sabrás, como si fuera algo negativo, ¡ojalá todas las mujeres tuvieran claro lo que quieren! eso no es un defecto, ¡es una virtud! No sé por qué tantas prisas, imagino que será por reducir ecografías en muchos casos en la pública (cuanto más “justita” se fuera quedando la placenta, más frecuentes deberían ser las ecografías, eso es un consumo de recursos que en la pública no abunda…) y aumentar la tasa de inducciones y así el de cesáreas en la privada (que dan más dinero que los partos y no olvidemos que un hospital privado es un negocio, no una ong). Por supuesto hablo de los casos en los que se induce por protocolo antes de tiempo, no en los que evidentemente haya alguna indicación.
      Y lo de la epidural que cuentas… es realmente difícil. No tiene nada que ver con que las matronas atiendan a varias mujeres, tiene que ver con la ley de autonomía del paciente. Si tú dices que quieres la epidural, aunque hayas estado horas diciendo que deseas parir sin ella, se debe poner. Es tu voluntad. Nos extralimitaríamos si intentamos convencer a las mujeres, no es nuestra función decidir qué mujeres en el fondo no la desean y prefieren que alguien las convenza de lo contrario y quiénes realmente han cambiado de idea. De hecho conozco muy malas experiencias de mujeres que han pedido la epidural y han recibido respuestas del tipo “a estas alturas vas a tirarlo todo por la borda?” (imagina el sentimiento de frustración que crea esto en ese momento) o a quienes se les ha dado largas para no ponérsela, porque realmente la deseaban. Es decir, yo como matrona no puedo interpretar si quieres la epidural o no, si la pides, se pone. Tan malo es convencer a alguien de que se ponga una epidural que no desea que convencer de que se pase sin ella. Por ejemplo si llevaras un plan de parto escrito indicando que deseas parir sin epidural… y en el transcurso de la dilatación la pidieras verbalmente, se pone. La ley ampara vuestra decisión en todo momento, independientemente de lo que decidierais con anterioridad.
      Ahora bien… cuando hay una matrona por mujer, cuando el hospital cuenta con métodos de analgesia alternativos a la epidural, cuando se permite a la mujer concentrarse en su parto… se disponen de muchas más herramientas para aliviar el dolor, por lo que se solicitan menos epidurales. Pero aún en esos casos si la mujer la pide… se debe poner.

      • Ana says:

        Sí, estoy de acuerdo con lo que dices de la epidural; me refería más a que quizá, si hubiera tenido alguien más “pendiente” de mí, y no sólo a mi marido, que no sabía como ayudarme (claro, tan novato él como yo), quizá no la hubiera pedido. O igual sí, no lo sé. Pero sí que me quedé con esa sensación de que estaba aguantando el dolor en la habitación y en la bajada al paritorio la cosa se descontroló. Probablemente es en ese momento (no cuando ya pedí la epidural) en el que me hubiera ayudado tener un apoyo profesional continuo.
        La epidural me alivió, claro, pero me quedé con la sensación de vivir el parto como desde fuera, pues no sentí sensación de pujo en ningún momento. Y para mí fue una pena…

        • Matronaonline says:

          Por supuesto! de hecho hay suficientes estudios que avalan los beneficios de la atención 1 matrona – 1 mujer como para que la OMS recomiende ese ratio en la asistencia al parto, pero… se lo pasan por el forro. Y lo realmente importante no es el hecho de ponerse menos epidurales (que ya lo es, si es lo que la mujer prefiere), sino toda la cascada de intervenciones que de ello deriva: con epidural es más probable la necesidad de oxitocina, de episiotomía, de parto instrumental…

No te vayas sin comentar :)